Me­no­res en las cos­tas an­da­lu­zas

ABC - XL Semanal - - MAGAZINE CARTAS - CO­RREO ELEC­TRÓ­NI­CO AGNESE DOTTO, GÉ­NO­VA (ITA­LIA)

Tras la lle­ga­da del bu­que de res­ca­te Open Arms a las cos­tas an­da­lu­zas, las crí­ti­cas de la Jun­ta de An­da­lu­cía ha­cia Pe­dro Sán­chez y su ges­tión del pro­ble­ma de la in­mi­gra­ción se han en­du­re­ci­do. La cues­tión prin­ci­pal re­cri­mi­na­da por el equi­po de Su­sa­na Díaz se cen­tra en la pre­sen­cia de me­no­res no acom­pa­ña­dos, cu­yo por­cen­ta­je pa­re­ce au­men­tar ca­da día que pa­sa y en la fal­ta de to­ma de res­pon­sa­bi­li­da­des de las de­más co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas. Sin em­bar­go, pe­se a la com­pren­sión ha­cia el pro­ble­ma que su­fre An­da­lu­cía, el Go­bierno es­tá me­ti­do aho­ra en el res­ta­ble­ci­mien­to de un nue­vo sis­te­ma, que, por los sie­te años de Go­bierno del Par­ti­do Po­pu­lar, aún no se ha­bía pues­to al día. La pre­gun­ta que hoy se plan­tea es:

¿es co­rrec­to que An­da­lu­cía, por ser la co­mu­ni­dad au­tó­no­ma con el ma­yor ín­di­ce de lle­ga­das de me­no­res, se en­fren­te so­la a di­cha ava­lan­cha dia­ria? Ex­tra­ña bas­tan­te que el nue­vo Go­bierno es­pa­ñol, en­ca­be­za­do por un hom­bre del PSOE, to­da­vía no ha­ya pues­to en mar­cha me­di­das que per­mi­tan la re­par­ti­ción de los me­no­res en­tre las co­mu­ni­da­des, sin de­jar que An­da­lu­cía pa­gue el pa­to ella so­la por un pro­ble­ma que de­be­ría des­per­tar la so­li­da­ri­dad de to­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.