Recargar acuí­fe­ros hoy pa­ra afron­tar la se­quía de ma­ña­na

Ex­per­tos re­cla­man que se re­gu­le la re­car­ga ar­ti­fi­cial de agua sub­te­rrá­nea cuan­do hay su­pe­rá­vit de llu­vias pa­ra afron­tar pe­rio­dos fu­tu­ros

ABC - - SOCIEDAD - ARACELI ACOS­TA MA­DRID

Los tem­po­ra­les de los úl­ti­mos me­ses ha con­tri­bui­do a ele­var las re­ser­vas de los em­bal­ses. Tan­to es así, que ha si­do ne­ce­sa­rio des­em­bal­sar en previsión de la lle­ga­da de nue­vos fren­tes o del ini­cio del des­hie­lo con la fluc­tua­ción pri­ma­ve­ral de las tem­pe­ra­tu­ras. Sin du­da, pue­de re­sul­tar pa­ra­dó­ji­co y lla­ma­ti­vo asis­tir a des­em­bal­ses de agua o a las inun­da­cio­nes que es­tos días ve­mos en la cuen­ca del Ebro cuan­do aún en zo­nas de Es­pa­ña hay que ha­blar de se­quía. Y sin te­ner cer­te­zas de có­mo va a com­por­tar­se el res­to de la primavera ni de cuán­do vol­ve­re­mos a vi­vir de nue­vo una en­tra­da de gran­des tem­po­ra­les atlán­ti­cos co­mo la de es­te in­vierno, que no se pro­du­cía des­de 2010.

La so­lu­ción pa­ra al­gu­nos es pro­yec­tar y cons­truir nue­vas pre­sas, aun­que hay que te­ner en cuenta que Es­pa­ña es el país de Eu­ro­pa y el quin­to del mun­do con ma­yor nú­me­ro de em­bal­ses, y el pri­me­ro a ni­vel mun­dial en cuan­to a em­bal­ses por mi­llón de ha­bi­tan­tes, ex­pli­ca Ju­lio Ba­rea, res­pon­sa­ble de la cam­pa­ña de agua de Green­pea­ce. «En nues­tros ríos no ca­be ya ni un em­bal­se ni un re­cre­ci­mien­to más sin pro­vo­car un im­pac­to am­bien­tal bru­tal», di­ce ro­tun­do.

En la actualidad, el nú­me­ro de gran­des pre­sas su­pera las 1.200. Su ca­pa­ci­dad to­tal apro­xi­ma­da es de 56.000 hec­tó­me­tros cú­bi­cos y la lon­gi­tud de sus ori­llas es, en con­jun­to, cin­co ve­ces más gran­de que la de la cos­ta es­pa­ño­la, se­gún da­tos del Ins­ti­tu­to Geo­grá­fi­co Na­cio­nal. De és­tas, unas 450 son an­te­rio­res a 1960 y más de 100 ya exis­tían en el año 1915. Lo cier­to es que, si no exis­tie­ran las pre­sas, la re­gu­la­ción na­tu­ral de los ríos es­pa­ño­les se­ría me­nor del 10%, mien­tras que con es­tos 1.200 em­bal­ses se al­can­za el 57%.

La so­lu­ción po­dría pa­sar por al­ma­ce­nar agua tam­bién en el sub­sue­lo. «Los acuí­fe­ros de nues­tro país pue­den al­ma­ce­nar has­ta 5 o 6 ve­ces más agua de la que hay en su­per­fi­cie –di­ce Ba­rea–, pe­ro en lu­gar de usar­los co­mo lo que son, re­ser­vas es­tra­té­gi­cas de agua pa­ra el fu­tu­ro, en Es­pa­ña los he­mos so­bre­ex­plo­ta­do y con­ta­mi­na­do».

En es­te sen­ti­do, re­cien­te­men­te ex­per­tos hi­dro­geó­lo­gos se reunie­ron en Ma­drid pa­ra reivin­di­car una re­gu­la­ción efi­cien­te de las aguas sub­te­rrá­neas, su ex­plo­ta­ción y que se re­gu­le tam­bién la re­car­ga in­du­ci­da de acuí­fe­ros. Y es que en nues­tro país su re­car­ga «só­lo se fía a me­ca­nis­mos de res­tau­ra­ción na­tu­ral», ex­pli­ca Fernando López Ve­ra, pre­si­den­te de Fun­da­ción Fo­men­to y Ges­tión del Agua.

Pe­ro la re­car­ga de acuí­fe­ros pue­de ser tam­bién in­du­ci­da o ar­ti­fi­cial, y pue­de ha­cer­se de ma­ne­ra su­per­fi­cial o pro­fun­da. En el pri­me­ro de los ca­sos se tra­ta de ge­ne­rar las con­di­cio­nes pa­ra que se apro­ve­che el agua de llu­via o to­da la es­co­rren­tía su­per­fi­cial, por ejem­plo, de­ri­van­do el agua de otra fuen­te en su­per­fi­cie (río, de­pu­ra­do­ra, cap­tu­ra de tor­men­tas…) pa­ra que se in­fil­tre e in­cre­men­tar así la re­cu­pe­ra­ción del acuí­fe­ro.

Re­car­ga pro­fun­da en Ma­drid

Y tam­bién es­tá la re­car­ga pro­fun­da, que con­sis­te en co­ger el agua de una fuen­te su­per­fi­cial en los mo­men­tos que hay ex­ce­den­tes o su­pe­rá­vit e in­yec­tar­la en pro­fun­di­dad, di­rec­ta­men­te al acuí­fe­ro, co­mo si de una hu­cha se tra­ta­ra, pa­ra su ex­trac­ción cuan­do sea pre­ci­so me­dian­te po­zos o son­deos.

El Ca­nal de Isa­bel II, en Ma­drid, que abas­te­ce a 6,5 mi­llo­nes de per­so­nas, tie­ne una es­ta­ción ex­pe­ri­men­tal que uti­li­za re­car­ga pro­fun­da, con tres po­zos pi­lo­to dua­les que sir­ven pa­ra recargar el gran acuí­fe­ro de Ma­drid, un gi­gan­tes­co de­pó­si­to na­tu­ral de 130 km de lon­gi­tud por 40 km de an­cho. El vo­lu­men to­tal re­car­ga­do en es­tas prue­bas ha si­do so­lo de 1,8 hec­tó­me­tros cú­bi­cos, pe­ro Be­lén Be­ni­to, di­rec­to­ra de Ope­ra­cio­nes, ex­pli­ca que el 60% de los 80 po­zos que ges­tio­nan son sus­cep­ti­bles de ser uti­li­za­dos en re­car­ga y que ser­vi­rían pa­ra ha­cer frente a los pe­rio­dos de se­quía o es­ca­sez.

En nues­tro país hay una vein­te­na de dis­po­si­ti­vos de re­car­ga ar­ti­fi­cial, aun­que ex­pe­ri­men­ta­les o de es­ca­sa mag­ni­tud. «El vo­lu­men de agua re­car­ga­da de mo­do ar­ti­fi­cial es unas 10 ve­ces in­fe­rior al de otros paí­ses cen­troeu­ro­peos», apun­ta Enrique Fer­nán­dez Es­ca­lan­te, es­pe­cia­lis­ta en Trag­sa I+D+i,

gru­po que ha lle­va­do a ca­bo al­gu­nos de es­tos pro­yec­tos, co­mo el de la re­cu­pe­ra­ción del acuí­fe­ro de los Are­na­les (Castilla y León) y el del Acuí­fe­ro 23, en la Man­cha hú­me­da.

«Sa­bien­do que te­ne­mos un país con dos ter­ce­ras par­tes en ries­go de de­ser­ti­fi­ca­ción y que las se­quías van a ser ca­da vez más fre­cuen­tes, más in­ten­sas y de ca­rác­ter plu­ri­anual, la re­car­ga de acuí­fe­ros es un re­cur­so de amor­ti­gua­ción fun­da­men­tal pa­ra la re­si­lien­cia frente a otras se­quías», apun­ta Gon­za­lo De­la­cá­ma­ra, director aca­dé­mi­co del Fo­ro de la Eco­no­mía del Agua, siem­pre que es­té bien re­gu­la­da y con­tro­la­da, ma­ti­za el ex­per­to, por­que «no po­de­mos co­rrer el ries­go de que pa­ra so­lu­cio­nar un pro­ble­ma de can­ti­dad, se ge­ne­re uno de ca­li­dad».

Pac­to Na­cio­nal del Agua

En es­te sen­ti­do, los ex­per­tos re­cla­man una re­gu­la­ción del al­ma­ce­na­mien­to de agua sub­te­rrá­nea y su re­car­ga ar­ti­fi­cial cuan­do las con­di­cio­nes lo per­mi­tan, en la que se in­clu­ya eva­lua­ción de ries­gos y me­ca­nis­mos de con­trol pa­ra ga­ran­ti­zar la sa­lud hu­ma­na y el me­dio am­bien­te.

Ade­más, con­si­de­ran ne­ce­sa­rio que en las pro­pues­tas de re­vi­sión del Pac­to Na­cio­nal del Agua, se con­tem­ple la re­gu­la­ción de los acuí­fe­ros co­mo un ins­tru­men­to prio­ri­ta­rio en la uti­li­za­ción del agua sub­te­rrá­nea a fin de cons­ti­tuir un ele­men­to cen­tral de ga­ran­tía de su­mi­nis­tro.

Mi­li­ta­res de la Uni­dad Militar de Emer­gen­cias (UME) re­fuer­zan una mo­ta en el tra­mo del río Ebro a su pa­so por la lo­ca­li­dad za­ra­go­za­na de Pi­na de EbroEFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.