Un fár­ma­co es­pa­ñol, la úl­ti­ma es­pe­ran­za con­tra la dia­be­tes ti­po 1

Ha­llan una nue­va vía que fre­na la muer­te de las cé­lu­las del pán­creas en ra­to­nes

ABC - - SOCIEDAD - GON­ZA­LO LÓPEZ SÁN­CHEZ MA­DRID

Un estudio en­ca­be­za­do por in­ves­ti­ga­do­res del Cen­tro An­da­luz de Bio­lo­gía Mo­le­cu­lar y Me­di­ci­na Re­ge­ne­ra­ti­va (Ca­bi­mer) ha iden­ti­fi­ca­do una mo­lé­cu­la ca­paz de re­ver­tir los sín­to­mas de la dia­be­tes ti­po 1 en ra­to­nes de la­bo­ra­to­rio. El lo­gro, pu­bli­ca­do ayer en «Na­tu­re Com­mu­ni­ca­tions», es un pri­mer pa­so pa­ra desa­rro­llar una nue­va y pro­me­te­do­ra lí­nea de fár­ma­cos cu­yo ob­je­ti­vo fi­nal es cu­rar la en­fer­me­dad con una sim­ple pas­ti­lla.

«He­mos iden­ti­fi­ca­do una puer­ta y sa­be­mos cuál es la ce­rra­du­ra. El si­guien­te pa­so es di­se­ñar po­si­bles lla­ves», ex­pli­có Ber­nat So­ria , director del Ca­bi­mer y ex­mi­nis­tro de Sa­ni­dad.

La dia­be­tes ti­po 1 es una en­fer­me­dad cró­ni­ca que se ca­rac­te­ri­za por la pre­sen­cia de ni­ve­les de azú­car muy al­tos en san­gre (hi­per­glu­ce­mia). La cau­sa es­tá en la muer­te de las cé­lu­las be­ta del pán­creas, que son las pro­duc­to­ras de la in­su­li­na, una mo­lé­cu­la cu­ya fun­ción es in­tro­du­cir el azú­car en las cé­lu­las del or­ga­nis­mo. La muer­te de di­chas cé­lu­las ocu­rre por un pro­ce­so de in­fla­ma­ción des­con­tro­la­do en el que el sis­te­ma in­mu­ne las ata­ca por error.

A tra­vés de in­ves­ti­ga­cio­nes con ra­to­nes trans­gé­ni­cos y cul­ti­vos de cé­lu­las, en los que han par­ti­ci­pa­do 31 au­to­res de va­rios paí­ses, los cien­tí­fi­cos han iden­ti­fi­ca­do una pro­teí­na pre­sen­te en la su­per­fi­cie de las cé­lu­las be­ta, lla­ma­da «LRH-1», cu­ya ac­ti­va­ción, por par­te de una mo­lé­cu­la ex­pe­ri­men­tal lla­ma­da «BL001» y su­mi­nis­tra­da a tra­vés de in­yec­cio­nes a los ra­to­nes, fre­na la muer­te de las cé­lu­las del pán­creas. Su gran ven­ta­ja es que tie­ne un efec­to do­ble so­bre ellas: ac­ti­va su re­ge­ne­ra­ción y blo­quea su muer­te.

«Lo más im­por­tan­te de es­te estudio es que he­mos des­cu­bier­to que ac­ti­var LRH-1 con una pe­que­ña mo­lé­cu­la fa­vo­re­ce un me­dio an­ti­in­fla­ma­to­rio y pro­mue­ve la re­ge­ne­ra­ción de las cé­lu­las be­ta», de­ta­lló Be­noit Gaut­hier, je­fe del la­bo­ra­to­rio y coau­tor del estudio. Has­ta aho­ra, LRH-1 era una pro­teí­na «huér­fa­na», sin fun­ción co­no­ci­da. Pe­ro aho­ra que se sa­be que es una dia­na muy pro­me­te­do­ra pa­ra la dia­be­tes ti­po 1. Por eso, el pró­xi­mo pa­so es bus­car nue­vas mo­lé­cu­las que la ac­ti­ven y que pue­dan con­ver­tir­se en un me­di­ca­men­to. «Hay que ser muy pru­den­te. Abrir una nue­va puer­ta es al­go que lle­va años. Lo po­si­ti­vo es te­ner una nue­va es­tra­te­gia», di­jo So­ria. «Cu­rar en ra­to­nes no es igual que cu­rar en hu­ma­nos», re­cuer­da. Por de­lan­te hay un lar­go ca­mino en el que se de­be­rán di­se­ñar mo­lé­cu­las que se pue­dan su­mi­nis­trar oral­men­te, que sean se­gu­ras, so­lu­bles en agua y que no se de­gra­den muy rá­pi­do. La fi­nan­cia­ción se­rá fun­da­men­tal, es­pe­cial­men­te en la in­ves­ti­ga­ción clí­ni­ca. Unos 200.000 es­pa­ño­les aque­ja­dos de dia­be­tes ti­po 1 po­drían be­ne­fi­ciar­se de ello. Más ade­lan­te, es­ta vía po­dría ayu­dar en la dia­be­tes ti­po 2, que en Es­pa­ña afec­ta a ca­si cua­tro mi­llo­nes de per­so­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.