Rommy Ar­ce, impu­tada por in­ju­rias y ca­lum­nias a la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal

∑La edil ten­drá que de­cla­rar con le­tra­do el 4 de ma­yo por sus ata­ques al Cuer­po tras los in­ci­den­tes de La­va­piés

ABC - - MADRID - TA­TIA­NA G. RIVAS MA­DRID

La Justicia va a in­ves­ti­gar fi­nal­men­te si la concejal Rommy Ar­ce (Aho­ra Ma­drid) co­me­tió un po­si­ble de­li­to de in­ju­rias y ca­lum­nias con­tra la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal con las ex­pre­sio­nes que ver­tió en Twit­ter tras la muer­te del «man­te­ro» a cau­sa de un in­far­to en La­va­piés. De las tres que­re­llas pre­sen­ta­das por los sin­di­ca­tos po­li­cia­les con­tra la po­lé­mi­ca edil só­lo va a pros­pe­rar una, la de la Aso­cia­ción de Po­li­cía Mu­ni­ci­pal Uni­fi­ca­da (APMU), que ade­más del de­li­to de in­ci­ta­ción al odio in­cluía el impu­tado a Ar­ce. Las otras dos, la del Co­lec­ti­vo Pro­fe­sio­nal de la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal de Ma­drid (CPPM) y la de Unión de Po­li­cía Mu­ni­ci­pal (UPM) se que­dan por el ca­mino por tra­tar de atri­buir­le úni­ca­men­te un de­li­to de odio re­ser­va­do, se­gún el ar­tícu­lo 510 del Có­di­go Pe­nal, a mi­no­rías o gru­pos vul­ne­ra­bles.

La concejal de Use­ra y Ar­gan­zue­la ten­drá que de­cla­rar en pre­sen­cia de su abo­ga­do en se­de ju­di­cial el pró­xi­mo 4 de ma­yo (a las 10.30 ho­ras) por ha­ber in­cu­rri­do pre­sun­ta­men­te, se­gún la acu­sa­ción de APMU, en in­ju­rias y ca­lum­nias con pu­bli­ci­dad (en Twit­ter) con­tra el Cuer­po. Ma­ría Do­lo­res Bae­za Tru­ji­llo, juez ti­tu­lar del Juz­ga­do de Ins­truc­ción nú­me­ro 12 de Ma­drid, ad­mi­tió a trá­mi­te el pa­sa­do 13 de abril la que­re­lla de APMU, que tam­bién acu­sa­ba al ex­di­ri­gen­te de Po­de­mos, Juan Car­los Mo­ne­de­ro; al por­ta­voz del Sin­di­ca­to de Man­te­ros y La­te­ros de Ma­drid, Ma­lick Gue­ye; al Par­ti­do Co­mu­nis­ta; a Iz­quier­da Uni­da, y otras dos per­so­nas des­co­no­ci­das que se iden­ti­fi­ca­ban en Twit­ter co­mo @Fon­siLoai­za y @jman­gues y en Facebook co­mo «Iván Cor­tés Vi­lla­lon» y «Sweet & Dandy».

Exi­me a Mo­ne­de­ro

La ma­gis­tra­da en­tien­de que la que­re­lla cri­mi­nal so­lo es impu­table a Ar­ce y Gue­ye por es­tar iden­ti­fi­ca­dos y a los per­fi­les de las re­des ci­ta­dos. Exi­me a Mo­ne­de­ro y a las for­ma­cio­nes del PC e IU «al no re­ves­tir ca­rác­ter pe­nal las afir­ma­cio­nes por los mis­mos rea­li­za­das».

El pa­sa­do 27 de mar­zo tras­cen­dió que el Juz­ga­do de Ins­truc­ción nú­me­ro 9 ad­mi­tía a trá­mi­te la que­re­lla cri­mi­nal de CPPM con­tra Ar­ce por in­ci­ta­ción al odio. Di­rec­ta­men­te la ci­ta­ba a de­cla­rar co­mo in­ves­ti­ga­da el 25 de abril. Pe­ro di­cho juz­ga­do se ha in­hi­bi­do en fa­vor del nú­me­ro 12, que fue el pri­me­ro que re­ci­bió una de las tres que­re­llas, la de UPM, y que aho­ra en­tien­de que no se pue­de impu­tar di­cho de­li­to.

«El bien ju­rí­di­co pro­te­gi­do es el de­re­cho fun­da­men­tal

a la igual­dad y a la pro­tec­ción de mi­no­rías vul­ne­ra­bles frente a acu­sa­cio­nes idó­neas de dis­cri­mi­na­ción y de hos­ti­li­dad con­tra aque­llas. Entre es­tas mi­no­rías no ca­be en­cua­drar a la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal de Ma­drid, por lo que di­cho cuer­po no pue­de ser su­je­to pa­si­vo del de­li­to [de odio]», ar­gu­men­ta la juez.

Re­cur­so an­te la Au­dien­cia

Des­de CPPM, su se­cre­ta­rio ge­ne­ral Fran­cis­co To­rres, in­for­mó a ABC ayer de que aún no ha­bían re­ci­bi­do tras­la­do del Juz­ga­do so­bre el so­bre­sei­mien­to de su que­re­lla. Ase­gu­ró que re­cu­rri­rían an­te la Au­dien­cia Pro­vin­cial su cau­sa. UPM es­tá con­for­me.

Des­de Ga­ne­mos Ma­drid, es­ci­sión del par­ti­do de Ma­nue­la Car­me­na que re­pre­sen­ta a los con­ce­ja­les más crí­ti­cos –y pro­ble­má­ti­cos del Pa­la­cio de Ci­be­les–, Ar­ce, Mon­tse­rrat Gal­ce­rán y Pa­blo Car­mo­na, se pro­nun­cia­ron ayer so­bre el au­to ju­di­cial en las re­des so­cia­les. «La impu­tación de la con­ce­ja­la Rommy Ar­ce y el por­ta­voz del sin­di­ca­to de man­te­ros por un pre­sun­to de­li­to de in­ju­rias y ca­lum­nias (unos tuits que se­ña­lan el racismo ins­ti­tu­cio­nal) es un des­pro­pó­si­to que des­pro­te­ge a la ciu­da­da­nía por la fal­ta de li­ber­tad de ex­pre­sión», pu­bli­ca­ron en Twit­ter.

El por­ta­voz del Gru­po Po­pu­lar en el Ayun­ta­mien­to de Ma­drid, Jo­sé Luis Mar­tí­nez-Al­mei­da, vol­vió a pe­dir a la al­cal­de­sa el ce­se de su concejal, pa­ra la que to­da la opo­si­ción vo­tó en el Pleno de no­viem­bre re­ti­rar­le las com­pe­ten­cias de los dis­tri­tos por su ac­ti­tud e inac­ción po­lí­ti­ca. La re­gi­do­ra la ha man­te­ni­do to­do es­te tiem­po pe­se a su es­ca­la­da de des­cré­di­to al frente de su es­ca­ño. «Di­mi­sión por qué, si na­die ha te­ni­do nin­gu­na ac­ti­tud que ge­ne­re nin­gún ti­po de reproche», ma­ni­fes­tó Car­me­na tras re­cor­dar­le las pa­la­bras de Ar­ce de «xe­no­fo­bia ins­ti­tu­cio­nal» pa­ra re­fe­rir­se a lo ocu­rri­do en La­va­piés.

Des­pués de que el Ayun­ta­mien­to ha­ya ne­ga­do la me­da­lla de ho­nor a la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal por su in­ter­ven­ción con el se­ne­ga­lés fa­lle­ci­do a cau­sa de un in­far­to, Mar­tí­nez-Al­mei­da ani­mó a la al­cal­de­sa a ce­sar a la edil impu­tada «co­mo el me­jor re­co­no­ci­mien­to que pue­de ha­cer a la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal».

GUI­LLER­MO NAVARRO

Ar­ce, en un ac­to de Aho­ra Ma­drid en el cen­tro cul­tu­ral Al­mi­ran­te Chu­rru­ca; arri­ba, sus po­lé­mi­cos tuits

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.