Una re­la­ción ca­da vez más ten­sa

La al­cal­de­sa ha pe­di­do en pú­bli­co a la edil que de­di­que «más tiem­po» y «cordialidad» a sus ve­ci­nos

ABC - - MADRID - T. G. R. MA­DRID

Rommy Ar­ce fue lla­ma­da al or­den por la al­cal­de­sa de Ma­drid, Ma­nue­la Car­me­na, la se­ma­na pa­sa­da en un en­cuen­tro ve­ci­nal que tu­vo lu­gar en Use­ra. La re­gi­do­ra la abron­có: «Te pi­do con cordialidad, pe­ro con in­sis­ten­cia, que te reúnas y que les de­di­ques más tiem­po. Te lo es­tán pi­dien­do los ve­ci­nos y te lo es­toy pi­dien­do yo. Si ellos te di­cen que hay que ha­cer más reunio­nes hay que ha­cer­las, si nos lo pi­den lo te­ne­mos que ha­cer». La ten­sión entre al­cal­de­sa y con­ce­ja­la fue a más cuan­do Car­me­na le in­sis­tió con en­tre­gar­se al tra­ba­jo con «de­di­ca­ción». «Así es», con­tes­tó, vi­si­ble­men­te mo­les­ta, Ar­ce. «Pues es­tu­pen­do», re­pli­có Car­me­na.

Mi­nu­tos an­tes, co­mo in­for­mó Ep, la ex­juez ase­gu­ró an­te la con­ce­ja­la Ar­ce que no la ce­sa­ría. De­fen­dió que hay que pe­dir dis­cul­pas cuan­do se ha­ce al­go mal y rec­ti­fi­car: «No voy a ce­sar a Rommy. Ella ha­ce su tra­ba­jo y to­dos, ella, yo y el de más allá, a ve­ces las co­sas no se ha­cen bien, me he de­ja­do lle­var por la fal­ta de equi­li­brio y hay que rec­ti­fi­car».

Las que­jas de los ve­ci­nos de es­te dis­tri­to pu­sie­ron en ja­que a la edil de Ga­ne­mos Ma­drid el pa­sa­do mes de no­viem­bre, cuan­do la opo­si­ción, de for­ma uná­ni­me y a pe­ti­ción del PSOE, la re­pro­bó en la Cá­ma­ra ma­dri­le­ña. Los so­cia­lis­tas, alia­dos de Go­bierno, exi­gie­ron a la al­cal­de­sa que re­ti­ra­ra a Ar­ce las com­pe­ten­cias en los dis­tri­tos que pre­si­de.

Sin con­tun­den­cia so­cia­lis­ta

«Us­te­des se tie­nen que acla­rar si quieren es­tar en el Go­bierno o en la opo­si­ción por­que es­ta ac­ti­tud con­tra­dic­to­ria que tie­nen de que un día se ha­cen la foto inau­gu­ran­do unos mu­ros co­mo si fue­ran Go­bierno y al día si­guien­te pi­den el ce­se de una concejal de go­bierno,... eso se lla­ma des­leal­tad y jue­go su­cio», lan­zó con tono se­ve­ro Ar­ce a la ban­ca­da so­cia­lis­ta.

La ini­cia­ti­va ame­na­zan­te del PSOE se ha di­fu­mi­na­do en es­te tiem­po. Un ti­tu­lar ca­du­ca­do. Su por­ta­voz, Pu­ri­fi­ca­ción Cau­sa­pié, ase­gu­ró que ac­tua­rían con «con­tun­den­cia» si Aho­ra Ma­drid no cum­plía con la de­ci­sión ple­na­ria. To­da­vía se es­tá es­pe­ran­do.

Un po­co más de aten­ción

Los ciu­da­da­nos de Use­ra no la que­rían. Al­re­de­dor de 250 ve­ci­nos se lo de­ja­ron cla­ro en un pleno de la Jun­ta del Dis­tri­to con pan­car­tas pi­dien­do su di­mi­sión. Las pa­la­bras de inac­ción, au­to­ri­ta­ris­mo, ra­di­ca­lis­mo y fal­ta de res­pe­to de­fi­nían, en su bo­ca, a su re­pre­sen­tan­te po­lí­ti­ca.

Fé­lix López Rey, que cons­ti­tu­yó la Aso­cia­ción de Ve­ci­nos de Or­ca­si­tas en los años 70 en su la cha­bo­la, co­men­ta que «al­go» ha me­jo­ra­do la si­tua­ción. «Nos han in­cor­po­ra­do la pre­sen­cia de una nue­va ge­ren­te y lo ha co­gi­do con mu­chas ga­nas, pe­ro con no­so­tros la concejal lle­ga tar­de», ex­pre­sa.

López Rey, que fue concejal por IU des­de 1987 has­ta 1999 en el Ayun­ta­mien­to de Ma­drid, cuenta que Ar­ce se dig­nó a vi­si­tar a la aso­cia­ción el pa­sa­do 13 de fe­bre­ro, más de dos años y me­dio des­pués de to­mar po­se­sión de su ac­ta co­mo edil.

El ma­les­tar con la concejal no se ha afin­ca­do só­lo entre los ve­ci­nos. Den­tro de Aho­ra Ma­drid no gus­ta su ac­ti­tud. «No se pue­de go­ber­nar con con­ce­ja­les así. Ma­nue­la es to­do lo con­tra­rio. Re­pre­sen­ta el diá­lo­go. No ha ve­ni­do a te­ner bron­cas y en­fren­ta­mien­tos», se­ña­lan des­de den­tro de la for­ma­ción. El pro­pio Javier Barbero ha tras­la­da­do su enojo a Ar­ce por la fal­ta de apo­yo que re­ci­bió con los dis­tur­bios de La­va­piés.

En cla­ve po­lí­ti­ca con vis­tas a las elec­cio­nes de 2019 es pre­vi­si­ble que al­gu­nos de los con­ce­ja­les que ac­tual­men­te re­pre­sen­tan el vo­to de los ma­dri­le­ños en Aho­ra Ma­drid no re­pi­ta. Po­de­mos as­pi­ra a te­ner un ma­yor pe­so en las lis­tas y es pre­vi­si­ble, se­gún fuen­tes mu­ni­ci­pa­les, que ha­ya un des­em­bar­co a Ci­be­les del sector que re­pre­sen­ta Es­pi­nar en la Co­mu­ni­dad de Ma­drid. La in­cor­po­ra­ción del ex-Je­mad Ju­lio Ro­drí­guez es­tá ase­gu­ra­da en las lis­tas. To­do va a de­pen­der de Ma­nue­la Car­me­na. En su en­torno dan por he­cho que re­pi­te.

Car­me­na a Ar­ce «Si te pi­den que hay que ha­cer más reunio­nes, hay que ha­cer­las. Si nos lo pi­den, lo te­ne­mos que ha­cer»

Los ve­ci­nos «Te­ne­mos una nue­va ge­ren­te que lo ha co­gi­do con ga­nas, pe­ro la concejal lle­ga tar­de»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.