TOP TEN

Ex­pe­rien­cia re­li­gio­sa

AD (Spain) - - Enero - POR RO­CÍO LEY & AL­BER­TO GAR­CÍA

Se­gui­mos los pa­sos de Le Cor­bu­sier, Prou­vé o Pe­rriand y apos­ta­mos por diez ca­sas mí­ni­mas. Son las ca­ba­ñas del si­glo XXI.

Caí­da del cie­lo

Es una ca­sa mó­vil. El es­tu­dio es­pa­ñol Ába­ton se in­ven­tó la ÁPH80 : ro­bus­ta, sen­ci­lla, ca­si au­to­su­fi­cien­te y trans­por­ta­ble por ca­rre­te­ra. Re­quie­re dos me­ses pa­ra fa­bri­car­se y se mon­ta en un so­lo día. El año pa­sa­do re­ci­bió dos pre­mios Ar­chi­ti­zer A+ y sus 27 m pue­den ser tu­yos

2 por 21.900€. Aho­ra se ex­po­ne en Ma­ta­de­ro Ma­drid. www.aba­ton.es

2

Ojo de pez

Ya en los años 50 Le Cor­bu­sier con su ‘Le Ca­ba­non’, Prou­vé o Pe­rriand pro­pu­sie­ron cons­truc­cio­nes ex­pe­ri­men­ta­les mí­ni­mas. Aho­ra ar­qui­tec­tos y ar­tis­tas re­to­man las vi­vien­das-re­fu­gio con mar­ca­do tin­te eco.

El di­se­ña­dor es­to­nio Jaa­nus Or­gu­saar la pro­yec­tó pa­ra ve­ra­near con su fa­mi­lia en sus bos­ques na­ta­les. Noa es un ha­bi­tácu­lo de 21 m 2 sos­te­ni­ble y geo­mé­tri­co. Con for­ma de do­de­cae­dro róm­bi­co, es­tá ins­pi­ra­do en las es­truc­tu­ras de los mi­ne­ra­les y los ni­dos de abe­ja. De ma­de­ra, se pue­de am­pliar aña­dién­do­le mó­du­los. Lo pre­fa­bri­ca Ka­tus . www.jaa­nu­sor­gu­saar.com

El 12 de oc­tu­bre de 2014 en Jos­hua Tree (Ca­li­for­nia), el ar­tis­ta ame­ri­cano Phi­llip K. Smith III pre­sen­tó la mi­ni­ma­lis­ta Lu­cid Stead , una ins­ta­la­ción con­ce­bi­da pa­ra in­ter­ac­tuar con el mo­vi­mien­to del sol. Fan de los efec­tos óp­ti­cos y la luz, Smith ha ex­pues­to en Art Ba­sel Mia­mi y en el fes­ti­val de Coa­che­lla. Aquí in­ter­vino una ca­si­ta de los años 70 de ma­de­ra con es­pe­jos, ilu­mi­na­ción LED y mu­cha tec­no­lo­gía. Es una cons­truc­ción de­li­ran­te, por­que re­fle­ja y re­frac­ta el de­sier­to cir­cun­dan­te y, de­pen­dien­do del án­gu­lo, ca­si des­apa­re­ce de la vis­ta, pa­ra que el que la vea se pre­gun­te si se tra­ta de un es­pe­jis­mo. www.pks3.com

Re­fu­gio na­tu­ral

Le­van­ta­do por Ol­son Kun­dig Ar­chi­tects pa­ra un afi­cio­na­do a la pes­ca, Sol Duc Ca­bin es ca­si in­des­truc­ti­ble. Son 32 m

2 de ace­ro y con te­ja­do vo­la­di­zo. Su cru­do as­pec­to se in­te­gra con el en­torno, y su ele­va­ción so­bre pos­tes evi­ta las inun­da­cio­nes de un río pró­xi­mo en la pe­nín­su­la Olím­pi­ca de Was­hing­ton. www.ol­son­kun­di­gar­chi­tects.com

Bue­nas cur­vas

El es­can­di­na­vo Tors­ten Ot­tes­jö tra­tó de re­pro­du­cir la be­lle­za de la na­tu­ra­le­za en Hus-1 , por eso la hi­zo cur­va­da y con te­jas de ma­de­ra bio­de­gra­da­ble. Le ins­pi­ró la ar­qui­tec­tu­ra “más op­ti­mi­za­da, es­pe­cí­fi­ca y li­bre” de avio­nes, puen­tes o bar­cos. Ase­gu­ra que vi­vi­mos en ca­sas de­ma­sia­do gran­des, así que adap­tó su ta­ma­ño al del ser hu­mano: 25 m . www.ot­tes­jo.se

2

Al­ber­gues ma­ri­nos

Los mi­ni­ho­te­les del ar­qui­tec­to Ma­nuel Ai­res Ma­teus son una oda a la sen­ci­llez de las cons­truc­cio­nes lo­ca­les. Ca­ba­nas no Rio : dos an­ti­guas cho­zas de pes­ca­do­res de 14 m ca­da una; y Ca­sas Na Areia (abajo

2 dcha., con so­fás Ghost de Ger­va­so­ni ): cua­tro ca­si­tas de ma­de­ra, ca­ña y pa­ja don­de la are­na se cue­la den­tro. A una ho­ra al sur de Lis­boa, en Com­por­ta, en la re­ser­va na­tu­ral del río Sa­do y jun­to a las blan­cas pla­yas y los arro­za­les. www.ca­ba­nas­no­rio.com ; www.ca­sas­naa­reia.com

Son mi­cro­vi­vien­das ar­qui­tec­tó­ni­ca­men­te IN­NO­VA­DO­RAS , con una es­té­ti­ca

RÚS­TI­CA o mo­der­na, que in­ten­tan DAR SO­LU­CIO­NES

ha­bi­ta­cio­na­les reales.

Ca­sa-es­cul­tu­ra

Shel­ter BYGG es obra de la ar­tis­ta por­tu­gue­sa Ga­brie­la Go­mes, que que­ría “lle­var un ob­je­to es­cul­tó­ri­co al es­pa­cio pú­bli­co”. Se tra­ta de una ha­bi­ta­ción con ba­ño den­tro de una es­pe­cie de ca­pu­llo ro­jo

con un en­fo­que sos­te­ni­ble: ma­te­ria­les

no con­ta­mi­nan­tes como cor­cho re­ci­cla­ble y pa­ne­les so­la­res pa­ra pro­veer de ener­gía.

www.shel­terbygg.com

Pie­dra ne­gra

En un lu­gar re­mo­to de la Re­pú­bli­ca Che­ca, Fo­rest Re­treat de Uh­lik Ar­chi­tek­ti des­can­sa so­bre una ro­ca. Cons­trui­do en 2013 por ar­te­sa­nos lo­ca­les con ma­de­ra car­bo­ni­za­da de un bos­que cer­cano, es un vo­lu­men ne­gro, ce­rra­do y com­pac­to con un in­te­rior fo­rra­do de triply . La pla­ta­for­ma pla­na de la en­tra­da da pa­so a un es­pa­cio acris­ta­la­do en otra al­tu­ra fren­te a las co­pas de los ár­bo­les. www.uh­li­kar­chi­tek­ti.cz

Re­ti­ro ar­tís­ti­co Pa­ra re­ju­ve­ne­cer la is­la Fogo (Ca­na­dá) con ar­te y cul­tu­ra, Todd Saun­ders re­ci­bió el en­car­go de di­se­ñar seis re­si­den­cias de ar­tis­tas. Es­ta, de 30 m , se lla­ma

2 Bridge Stu­dio y es­tá en una la­de­ra con vis­tas a un es­tan­que. Es un no pa­rar de crear. www.saun­ders.no

Ha­bi­ta­ción so­li­da­ria En 2008 los ar­qui­tec­tos TYIN via­ja­ron a Noh Bo, un pue­blo en la fron­te­ra en­tre Tai­lan­dia y Bir­ma­nia, pa­ra am­pliar un or­fa­na­to ya exis­ten­te de ni­ños re­fu­gia­dos. Como que­rían que ca­da uno tu­vie­ra su pro­pio es­pa­cio, hi­cie­ron las Soe Ker Tie Hou­ses te­jien­do bam­bú de la zo­na, ele­ván­do­las pa­ra evi­tar la hu­me­dad y con te­chos que re­co­gen el agua de la llu­via. www.tyi­nar­chi­tects.com

n

De ma­de­ra , ace­ro, o bam­bú,

COR­CHO

la ca­ba­ña DEL XXI po­ne en primer las so­lu­cio­nes eco­ló­gi­cas PLANO pa­ra vi­vir de ma­ne­ra

ME­NOS

con el me­dioam­bien­te.

AGRE­SI­VA

En la ca­ba­ña Lu­cid Stead por el día las ven­ta­nas y la puer­ta son es­pe­jos; por la no­che, pro­yec­tan lu­ces LED de co­lo­res. “La obra es­tá en un cons­tan­te es­ta­do de cam­bio de­pen­dien­do del sol y de la ho­ra”, di­ce su au­tor, el ar­tis­ta Phi­llip K. Smith III.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.