CA­SA EMO­CIO­NAL

AD (Spain) - - Enero - REA­LI­ZA­CIÓN EN­RIC PAS­TOR TEX­TO IT­ZIAR NA­RRO FO­TOS PABLO ZAMORA

El re­fu­gio ma­dri­le­ño de Al­ber­to Lá­za­ro es­tá lleno de ce­rá­mi­ca, ar­te de sus ami­gos, co­lo­res y mu­cho hu­mor.

EMO­CIO­NAL

Tra­ba­ja en una em­pre­sa es­pa­ño­la de mo­da des­de ha­ce más de diez años: di­rec­ción de ima­gen, ca­tá­lo­gos, es­ca­pa­ra­tes, es­té­ti­ca... Es lo su­yo. Es­tu­dió Be­llas Ar­tes, se lla­ma Al­ber­to Lá­za­ro y en Ins­ta­gram sus más de 7.800 se­gui­do­res le co­no­cen como @la­za­roal­cua­dra­do , el que fo­to­gra­fía geo­me­trías en mu­ros, fa­cha­das, ven­ta­nas y has­ta som­bras. En los ra­tos li­bres ha­ce gan­chi­llo, se pa­tea El Ras­tro (“aho­ra es­toy más con­te­ni­do pa­ra no dar­le can­cha al Dió­ge­nes que lle­vo den­tro”) y pier­de (o ga­na) ho­ras en los por­ta­les in­mo­bi­lia­rios de In­ter­net. Le en­can­ta re­mo­de­lar men­tal­men­te los pi­sos que ve, y les bus­ca ca­sa a los ami­gos. Así en­con­tró es­te apar­ta­men­to en el zarzuelero La­va­piés. Es un edi­fi­cio de 1900, con una de esas fa­cha­das re­co­no­ci­bles por los ha­bi­tua­les del ba­rrio. De en­tra­da, nun­ca me­jor di­cho, le gus­tó el gran por­ta­lón de ma­de­ra y el des­can­si­llo pin­ta­do con co­lo­res ca­si kitsch . Ya en el in­te­rior, ti­ró ta­bi­ques, abrió al­gu­nas puer­tas, ce­rró otras, y con­si­guió lo que so­ña­ba: “Un sa­lón gran­de, abier­to, y con bal­co­nes. Es la pri­me­ra vez que los ten­go en Ma­drid”, di­ce. An­tes vi­vía en un es­pa­cio cua­dra­do, con un re­co­rri­do ce­rra­do, al­go claus­tro­fó­bi­co. Ne­ce­si­ta­ba cam­biar. El sa­lón es el cen­tro de la vi­vien­da de 75 m , don­de pa­sa las ho­ras; el res­to es

2 fun­cio­nal. Con­ser­vó las ven­ta­nas de ma­de­ra y las pa­re­des des­con­cha­das, con ara­ña­zos y ru­go­si­da­des, y cam­bió el sue­lo por un par­quet nue­vo pe­ro irre­gu­lar, “que cru­jie­ra”. “Mi ca­sa es emo­cio­nal. Ten­go los ob­je­tos y mue­bles que he ido acu­mu­lan­do a lo lar­go de mi vida y que me­re­cía la pe­na con­ser­var. To­dos cuen­tan una his­to­ria y hay mu­chos re­cuer­dos de­trás. Es un es­pa­cio muy mío”, re­ma­ta. Pin­tu­ras y di­bu­jos que hi­zo du­ran­te la ca­rre­ra apa­re­cen col­ga­dos en las pa­re­des, como tam­bién obras de ami­gos y com­pa­ñe­ros de uni­ver­si­dad: bor­da­dos de Yo­lan­da An­drés y pin­tu­ras de Che­ma Alon­so, Joa­quín Se­call, En­ri­que Rincón, Moi­sés Zamora o Est­her Martínez. Su fa­mi­lia es­tá muy pre­sen­te: un apa­ra­dor de la abue­la, co­ji­nes co­si­dos por su ma­dre, o lám­pa­ras com­pra­das en cha­ta­rre­ros jun­to a su pa­dre, de­mues­tran los la­zos de Al­ber­to con su pa­sa­do en Ávila. La ce­rá­mi­ca, que em­pe­zó a com­prar en mer­ca­di­llos ca­lle­je­ros cuan­do tra­ba­ja­ba en Bru­se­las, es una de las cons­tan­tes, como los ob­je­tos fi­cha­dos en con­te­ne­do­res, el sen­ti­do del hu­mor, la mo­da (una fo­to­gra­fía de Or­mond Gi­gli ta­pi­za su ves­ti­dor), la acu­mu­la­ción, los co­lo­res y la mez­cla. Su pa­sión por la geo­me­tría la lle­va ta­tua­da, li­te­ral­men­te, en el bra­zo, don­de las bal­do­sas hi­dráu­li­cas del sue­lo de su ba­ño y co­ci­na, com­par­ten cen­tí­me­tros con su piel. @la­za­roal­cua­dra­do , en es­ta­do pu­ro.

n EL VES­TI­DOR, CON AR­MA­RIO DE IKEA CUS­TO­MI­ZA­DO CON UN MON­TA­JE INS­PI­RA­DO EN LA FO­TO­GRA­FÍA GIRLS IN THE WIN­DOWS DE OR­MOND GI­GLI. ARRI­BA, AL­BER­TO LÁ­ZA­RO CON SU RE­TRA­TO BOR­DA­DO POR YO­LAN­DA AN­DRÉS. EN LA OTRA PÁ­GI­NA: EN EL DOR­MI­TO­RIO, EL CA­BE­CE­RO ES EL PAR­QUET DEL SUE­LO PRO­LON­GA­DO. RE­TRA­TO DE PE­PE SAN MAR­TÍN Y LÁM­PA­RAS FA­SE DE UN CHA­TA­RRE­RO. MAN­TA DE GAN­CHI­LLO TE­JI­DA POR AL­BER­TO Y CO­JI­NES HE­CHOS POR SU MA­DRE CON TE­LAS DE GAS­TÓN Y DA­NIE­LA , ZA­RA HO­ME Y OCOTT . (ver car­net de direcciones)

“LA CA­SA ES MUY MÍA, TEN­GO LOS OB­JE­TOS Y MUE­BLES QUE HE IDO

ACU­MU­LAN­DO. CA­DA UNO TIE­NE SU HIS­TO­RIA ”. AL­BER­TO LÁ­ZA­RO

SI­LLAS Y ME­SA DE LOS 60, EN LA BRO­CAN­TE­RIE , Y LÁM­PA­RA DISA DE CO­DERCH, EN BA­ZAR DE­LIC . EN LA ES­TAN­TE­RÍA, COLECCIÓN DE CE­RÁ­MI­CA VIN­TA­GE .ENLA OTRA PÁ­GI­NA: SO­BRE UN BAN­CO DE TA­LLER, FO­TO DE BÈ­LA AD­LER & SAL­VA­DOR FRES­NE­DA LÁM­PA­RA AÑOS 70, LA­BIOS, EN OB­JE­TO

EN EL SA­LÓN, DES­DE LA IZ­DA., CA­BE­ZA ES­CUL­PI­DA POR EL DUE­ÑO, BU­TA­CA DEL RAS­TRO CON TA­PI­CE­RÍA DE GAS­TÓN Y DA­NIE­LA , COMO LA DEL SO­FÁ. SO­BRE LA SI­LLA BER­TOIA ORI­GI­NAL DE LOS 50 , CO­JÍN CON TE­LA DE STIG LIND­BERG. LÁM­PA­RAS COU­PE DE JOE COLOMBO PA­RA OLU­CE ,EN Ú

BU­TA­CA DE CUE­RO, EN BA­ZAR DE­LIC , CON CO­JÍN CO­SI­DO POR SU MA­DRE. SO­BRE LA ME­SI­TA DEL RAS­TRO CON TI­RA­DO­RES DE ANTH­RO­PO­LO­GIE , RE­TRA­TO BOR­DA­DO POR YO­LAN­DA AN­DRÉS Y FO­TO DE EN­RI­QUE RINCÓN. EN LA OTRA PÁ­GI­NA: EN EL SA­LÓN, APA­RA­DOR DE LA ABUE­LA DEL DUE­ÑO. EN­CI

EN LA CO­CI­NA DE IKEA , SUE­LO HI­DRÁU­LI­CO, IGUAL QUE EL DEL BA­ÑO, CAR­TEL FRAN­CÉS DE LOS 70 Y LÁM­PA­RA, AM­BOS EN EL RAS­TRO. DCHA. ARRI­BA, RE­TRA­TO PIN­TA­DO POR AL­BER­TO, SI­LLA DE TRON­COS DE LOS 80. EN EL BA­ÑO, LA­VA­BO, EN AZU­LE­JOS PE­ÑA , GRI­FO, EN GUN­NI & TREN­TIN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.