SU VI­VO RE­TRA­TO

AD (Spain) - - Enero - YLLE­RA MA­NO­LO FO­TOS KETELSEN PA­TRI­CIA REA­LI­ZA­CIÓN

Ro­dea­do de cua­dros con per­so­na­jes del XIX y ac­tua­les vi­ve en Nue­va York el an­ti­cua­rio Fe­de­ri­co de Ve­ra.

an­ti­cua­rio­fe­de­ri­co con­tem­plan. le el

Si­glos Nuevayork,

con­tem­po­rá­neos. de fi­nan­cie­ro y an­ti­guos dis­tri­to

eu­ro­peos el En y ame­ri­ca­nos re­tra­tos y XIX del pie­zas de ro­dea­do vi­ve deve­ra

E xis­te un abis­mo es­té­ti­co en­tre el ba­rrio en el que vi­ve el an­ti­cua­rio Fe­de­ri­co de Ve­ra y su apar­ta­men­to. Si­tua­do en una an­ti­gua ofi­ci­na del dis­tri­to fi­nan­cie­ro de Man­hat­tan, ro­dea­do de mo­der­ní­si­mos edi­fi­cios fun­cio­na­les y mo­nó­cro­mos, de Ve­ra y su amor por el XIX es aquí una ra­ra avis. De ori­gen fi­li­pino, emi­gró a San Francisco pa­ra mon­tar su pri­me­ra tien­da de an­ti­güe­da­des, un tem­plo re­ple­to de ob­je­tos ad­qui­ri­dos en to­dos los rin­co­nes del pla­ne­ta: jo­yas, ce­rá­mi­cas, es­cul­tu­ras, ta­llas, cris­ta­les, re­li­quias, mue­bles o cu­rio­si­da­des. Cual­quier co­sa que por un mo­ti­vo u otro le to­ca­se el co­ra­zón. Más tar­de se mu­dó a Nue­va York, don­de aho­ra es el due­ño de dos ga­le­rías. Una en el Up­per East Si­de, la se­gun­da, en Crosby Street, en pleno Soho, es su oji­to de­re­cho. “Allí vas a per­der­te, a ol­vi­dar­te del re­loj –ex­pli­ca–. In­ten­to con­tar una his­to­ria a tra­vés de las mez­clas y com­po­si­cio­nes que or­ga­ni­zo. De­jo ha­blar a las pie­zas en­tre sí o les mon­to un es­ce­na­rio”. Con es­te dis­cur­so con­ven­ció a Ste­ve Jobs, Karl La­ger­feld, Gior­gio Ar­ma­ni y otros aman­tes de la be­lle­za, to­dos clien­tes su­yos en al­gún mo­men­to. Su pi­so res­pi­ra es­ta fi­lo­so­fía. Cuan­do lo ad­qui­rió no cam­bió na­da. “Tu­ve la suer­te de que la re­con­ver­sión de los des­pa­chos en vi­vien­das la ha­bía rea­li­za­do Ar­ma­ni Ca­sa , con su es­ti­lo atem­po­ral y sus ex­ce­len­tes ca­li­da­des. El pi­so era per­fec­to pa­ra mí y mis obras”, cuen­ta. Se li­mi­tó a aña­dir es­pe­jos pa­ra agran­dar vi­sual­men­te los es­pa­cios y su­plir la fal­ta de me­tros. Se tra­ta de un rec­tán­gu­lo ca­si per­fec­to en el que se su­ce­den el sa­lón-co­me­dor con co­ci­na ame­ri­ca­na, el ba­ño y el dor­mi­to­rio. “Es más bien os­cu­ro, pa­ra que mis per­te­nen­cias des­ta­quen”, acla­ra. Hay mu­cha in­for­ma­ción vi­sual, se pue­de dar la vuel­ta al mun­do y a la his­to­ria va­rias ve­ces so­lo mi­ran­do las pa­re­des. Fe­de­ri­co, un hom­bre pe­que­ño y dis­cre­to, pa­re­ce un di­le­tan­te del Si­glo de las Lu­ces, aman­te de lo nue­vo y de lo vie­jo, lo orien­tal y lo oc­ci­den­tal, lo ma­te y lo bri­llan­te. Pre­si­dien­do el sa­lón, una mul­ti­tud de re­tra­tos im­po­nen con su mi­ra­da. “A ve­ces ten­go la sen­sa­ción que to­dos jun­tos es­ta­mos dis­fru­tan­do de una fies­ta; otras de que ca­da per­so­na­je sa­le de su épo­ca pa­ra in­ten­tar ex­pli­car­me al­go”. De Ve­ra no se con­si­de­ra a sí mis­mo un co­lec­cio­nis­ta pro­pia­men­te di­cho, aun­que tien­de a agru­par ele­men­tos que cum­plen el mis­mo pro­pó­si­to, que po­seen for­mas si­mi­la­res o que per­te­ne­cen al mis­mo ar­tis­ta. “No sa­bría ele­gir mi ítem fa­vo­ri­to. Me gus­ta to­do. Trai­go a ca­sa co­sas que han es­ta­do en la tien­da du­ran­te mu­cho tiem­po. Les bus­co un lu­gar o se lo ha­cen ellos mis­mos. Aun­que una vez que lle­gan, se que­dan ca­si pa­ra siem­pre”, re­ma­ta.

n

“Me gus­ta vi­vir ro­dea­do de re­tra­tos. A ve­ces creo que ce­le­bra­mos una fies­ta; otras que ca­da uno me ex­pli­ca al­go de

su épo­ca”.

FE­DE­RI­CO DE VE­RA

EN EL SA­LÓN, CO­LLA­GE DE RE­TRA­TOS CON­TEM­PO­RÁ­NEOS DE JENNY DUBNAU Y DEL XIX DE PIN­TO­RES AME­RI­CA­NOS, ESPAÑOLES, HO­LAN­DE­SES Y CHE­COS. EN­CI­MA DEL LIT DE JOUR FRAN­CÉS DE HIE­RRO FOR­JA­DO DEL XIX, IKAT DE SE­DA UZ­BE­CO DI­SE­ÑO DEL DUE­ÑO. AL­FOM­BRA TUR­CA, EN ABC CAR­PET

En el sa­lón, ban­qui­to de ma­de­ra y enea y, so­bre la me­sa ja­po­ne­sa la­ca­da, ja­rro­nes de co­bre y es­mal­te de ju­ne sch­warcz. en la otra pá­gi­na: me­si­ta an­ti­gua ja­po­ne­sa la­ca­da en ro­jo con colección de can­de­la­bros vin­ta­ge. so­bre una pea­na in­dia de már­mol, pie rom

En la co­ci­na de ar­ma­ni ca­sa , si­lla Zig-zag ori­gi­nal de ge­rrit riet­veld, si­llas fran­ce­sas del xix, ban­co chino la­ca­do y lám­pa­ra de un dé­ba­lla­ge en fran­cia. en la otra pá­gi­na: en un rincón del sa­lón, si­llas fran­ce­sas del xix, como los re­tra­tos de pin­to­res

FE­DE­RI­CO DE VE­RA RO­DEA­DO DE RE­TRA­TOS DE JENNY DUBNAU Y AME­RI­CA­NOS DEL XIX. EN LA OTRA PÁ­GI­NA: EN EL DOR­MI­TO­RIO, BAÚL JA­PO­NÉS DEL XIX, DES­NU­DOS CHE­COS DE LOS AÑOS 30 Y PAI­SA­JES DE DAVID RO­ME­RO. EN LA UR­NA, COLECCIÓN DE ANI­MA­LES DE CRIS­TAL DE BI­MI­NI WERKSTA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.