Ama­rás ad

AD (Spain) - - Carnet De Direcciones - . r d , al­cá­zar . b , go­ros­pe . j , rúa . a : fo­tos

Nues­tra ‘her­ma­na’ di­gi­tal, www.re­vis­taad.es, es­tá pen­sa­da pa­ra enamo­rar. En fe­bre­ro, ten­drás mu­chos flechazos con

nues­tros con­te­ni­dos ex­clu­si­vos ac­tua­li­za­dos a dia­rio.

FAC­TO­RÍA DE FIC­CIÓN

ge­ne­ral en la ca­pi­tal ale­ma­na. Con la ayu­da de los ar­qui­tec­tos Nils Wenk y Jan Wie­se adap­ta­ron a su an­to­jo una an­ti­gua es­ta­ción de bom­beo de agua. La luz, el es­pa­cio y el cri­te­rio es­té­ti­co inun­dan los cin­co am­bien­tes que in­clu­ye dos áreas pri­va­das pa­ra los ar­tis­tas (aun­que des­de ha­ce un tiem­po Mi­chael vi­ve en Lon­dres), el ta­ller, una co­ci­na y una sa­la de es­tar en el áti­co. La evi­den­cia se im­po­ne, Elm­green & Drag­set ado­ran la bue­na de­co­ra­ción. “Nos in­tere­sa a los dos, in­clu­so las pin­tu­ras que la re­tra­tan, como los cua­dros de Vil­helm Ham­mers­høi, un da­nés mi­ni­ma­lis­ta del XIX que re­pre­sen­ta­ba ha­bi­ta­cio­nes muy va­cías y mis­te­rio­sas en las que in­tuías que ocu­rría al­go, pro­ba­ble­men­te his­to­rias ho­rri­bles. Lo lo­gra­ba con una puer­ta ape­nas abier­ta o un ra­yo de luz”, di­ce Elm­green. “El in­terio­ris­mo ha si­do des­de­ña­do por la ar­qui­tec­tu­ra y el ar­te, pe­ro es don­de ex­pre­sa­mos nues­tra iden­ti­dad, quie­nes so­mos. La de­co­ra­ción ha­bla mu­cho so­bre la vida de la gen­te, sus an­he­los, vi­sio­nes, mie­dos, sus an­te­ce­den­tes o su pro­ce­den­cia e in­clu­so su re­li­gión, y cam­bia ra­di­cal­men­te de un si­tio a otro del mun­do”, con­clu­ye Drag­set. En­tre sus sus ído­los es­tá Ing­mar Berg­man. “He­mos apren­di­do mu­cho so­bre in­te­rio­res vien­do sus pe­lí­cu­las, con esas pa­re­des de un so­lo co­lor, ca­si el mar­co psi­co­ló­gi­co de sus per­so­na­jes”. Y tam­bién ci­tan a los da­ne­ses Hans Weg­ner o Finn Juhl. “En cier­ta me­di­da nos cria­mos con ellos”, re­co­no­cen. Su ha­cer, siem­pre crí­ti­co con la so­cie­dad, tie­ne un ra­ma­la­zo de hu­mor ne­gro. “En to­do ca­so es un pe­si­mis­mo vis­to con op­ti­mis­mo”, con­fie­san. “Uti­li­za­mos el hu­mor pa­ra re­sal­tar con­ven­cio­nes de la cul­tu­ra tra­di­cio­nal. Pe­ro no so­mos iró­ni­cos, que es si­nó­ni­mo de dis­tan­tes y arro­gan­tes. Qui­zá a ve­ces lle­ga­mos a ser sa­tí­ri­cos, pe­ro ser sa­tí­ri­co, in­clu­so con uno mis­mo es sano”. En plan amis­to­so dis­pa­ra­mos un mi­sil: ¿vein­te años jun­tos no son de­ma­sia­dos? ¿No es­táis can­sa­dos de vo­so­tros mis­mos? Y Mi­chael res­pon­de: “La al­ter­na­ti­va se­ría tra­ba­jar so­lo y es pro­ba­ble que con tan­to mo­nó­lo­go te es­tan­ques, pue­de que pa­ra to­da tu vida. Eso es peor. Yo me odio más a mí que a Drag­set”. Aman el ar­te y po­der ha­cer co­sas di­fe­ren­tes sin mie­do a equi­vo­car­se y abo­rre­cen “el sno­be­ring , cuan­do el ar­te se uti­li­za pa­ra de­cir Mi­ra cuán­to di­ne­ro ten­go que com­pro es­to , es de­cir ¡el show-off!” . En­tre sus te­mas re­cu­rren­tes es­tá la ho­mo­se­xua­li­dad. “Pe­ro nues­tro tra­ba­jo ha­bla so­bre las re­la­cio­nes en ge­ne­ral, no de gé­ne­ros. His­to­rias como Romeo y Ju­lie­ta las lee y en­tien­de to­do el mun­do. Lo mis­mo ocu­rre con los que con­tem­plan y se ins­pi­ran con nues­tra obra”. En mar­zo ex­pon­drán en la ga­le­ría Hel­ga de Al­vear de Ma­drid, don­de en 2010 re­crea­ron la re­cep­ción, el ves­tua­rio y pis­ci­na de una sau­na de chi­cos en la mues­tra Ami­gos . Ellos, fe­li­ces de vol­ver a Es­pa­ña. Elm­green tie­ne un apar­ta­men­to en Bar­ce­lo­na. “Cuan­do no pue­do más con la men­ta­li­dad ale­ma­na o la bri­tá­ni­ca, ven­go aquí pa­ra vol­ver a ser hu­mano otra vez. En Berlín y Lon­dres, la gen­te vi­ve den­tro de sus ca­be­zas, sue­ñan con otra vida, tie­nen am­bi­cio­nes y pen­sa­mien­tos in­te­lec­tua­les que man­tie­nen en sus men­tes y que ja­más sal­drán fue­ra. En Es­pa­ña, la vida es en 3D . To­dos son so­cia­bles, la co­mi­da es bue­ní­si­ma, se sa­le mu­cho”. No pa­sa na­da, Elm­green & Drag­set son es­can­di­na­vos, nos quie­ren y los que­re­mos. www.elm­green-drag­set.com .

n

(vie­ne de la pág. 158)

¡aler­ta, ten­den­cia! En San Va­len­tín, dí­se­lo con flo­res. Pre­sen­ta­mos al dream team de la flo­ris­te­ría pa­tria. la pie­za del día A dia­rio re­co­rre­mos las me­jo­res tien­das pa­ra ca­zar esos mue­bles y ac­ce­so­rios que tu ca­sa ne­ce­si­ta. en el es­tu­dio de... Isabel Mu­ño

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.