EL GRAN AZUL

AD (Spain) - - Marzo - REA­LI­ZA­CIÓN PA­TRI­CIA KETELSEN FO­TOS MA­NO­LO YLLE­RA

El in­terio­ris­ta Alex Brio­nes ha plas­ma­do en su ho­gar de Bar­ce­lo­na su vo­ca­ción por lo clá­si­co y la cohe­ren­cia.

Iba pa­ra abo­ga­do, pe­ro el in­terio­ris­mo se cru­zó en su ca­mino.

Alex Brio­nes ha plas­ma­do en su pi­so de Bar­ce­lo­na su vo­ca­ción por la es­té­ti­ca clá­si­ca, las pro­por­cio­nes y la cohe­ren­cia.

Mas­cu­lino y lu­mi­no­so, aquí los to­nos ma­ri­nos man­dan.

Azul. Es el co­lor que de­fi­ne es­te pi­so de la zo­na al­ta de Bar­ce­lo­na, abier­to al ex­te­rior a tra­vés de gran­des ven­ta­na­les. “Me gus­tan los to­nos ma­ri­nos por­que po­ten­cian la lu­mi­no­si­dad de es­ta ciu­dad y me abren la men­te”, nos cuen­ta su pro­pie­ta­rio Alex Brio­nes. Es­tu­dió De­re­cho, pe­ro su pa­sión por la de­co­ra­ción le lle­vó ha­ce años a de­jar­lo to­do y de­di­car­se úni­ca­men­te al in­terio­ris­mo. Aho­ra tie­ne una agen­da re­ple­ta de clien­tes, es­pe­cial­men­te en la ca­pi­tal. Con apa­rien­cia y fon­do de gentle­man , tras­la­da esa ele­gan­cia in­na­ta a sus pro­yec­tos, en los que el de­ta­lle y la ca­li­dad es­tán por en­ci­ma de to­do. Son su se­llo. “In­ten­to con­se­guir es­pa­cios cá­li­dos y se­re­nos, sen­si­bles y su­ti­les”, ex­pli­ca. Ca­da una de sus obras des­pren­de esa ar­mo­nía y es­ta­do de bie­nes­tar. “Son mo­der­nas, prác­ti­cas pe­ro con al­ma, con un ojo pues­to en el cla­si­cis­mo”, aña­de, por­que ado­ra las lí­neas so­brias y la ex­ce­len­cia de épo­cas pa­sa­das. “Me ob­se­sio­na la eje­cu­ción per­fec­ta. Como soy muy cu­rio­so pro­cu­ro bus­car nuevos re­tos en el equi­li­brio de las pro­por­cio­nes, in­no­van­do en la mez­cla de ma­te­ria­les y ele­men­tos de­co­ra­ti­vos”. Si­guien­do es­te pre­ci­so cre­do, aca­ba de re­for­mar su ca­sa en la Ciu­dad Con­dal, en la que pa­sa la mi­tad de su tiem­po. Su otro re­fu­gio es Ma­drid. Ubi­ca­da en una fin­ca de los años 70 a tres vien­tos, la vi­vien­da ocu­pa ca­si 200 m . Ne­ce­si­ta­ba ser ac­tua­li­za­da y por

2 eso Alex la res­tau­ró com­ple­ta­men­te. “Me gus­ta que sea to­tal­men­te ex­te­rior y con mu­cha luz”, di­ce. Agran­dó el re­ci­bi­dor, re­es­truc­tu­ró el sa­lón-co­me­dor dán­do­le más me­tros a cos­ta de un dor­mi­to­rio, qui­tó es­pa­cio a la co­ci­na, y los cua­tro dor­mi­to­rios ori­gi­na­les se con­vir­tie­ron en dos con sen­dos ba­ños en .

El sol ca­si per­ma­nen­te de Bar­ce­lo­na atra­vie­sa los es­pa­cios has­ta lle­gar a las es­tan­cias más in­te­rio­res a tra­vés de gran­des cris­ta­le­ras y ha­ce de con­tra­pe­so al sue­lo la­ca­do en ne­gro. “Apro­ve­ché el par­qué en es­pi­ga ori­gi­nal, sal­van­do los des­ni­ve­les gra­cias a la eli­mi­na­ción de va­rios mu­ros, lo te­ñí con anili­na y des­pués lo bar­ni­cé”, ex­pli­ca Brio­nes. La de­co­ra­ción es una mez­cla de pie­zas de dis­tin­tas épo­cas del XX, en­tre las que se es­con­den clá­si­cos como la bu­ta­ca Bar­ce­lo­na de Mies van der Rohe o una me­sa de cris­tal ne­gro y la­tón de Willy Riz­zo. “Soy un enamo­ra­do del si­glo pa­sa­do, me iden­ti­fi­co con los años 40, pe­ro tam­bién con to­da la ima­gi­na­ción crea­ti­va del pe­rio­do que va de los 20 a los 60. Creo que, en el mun­do en­ca­si­lla­do en el que vi­vi­mos, nos vie­ne bien vol­ver la mi­ra­da a esas dé­ca­das. Son un so­plo de ai­re fres­co —afir­ma—. Mu­chos de aque­llos mue­bles re­sul­tan to­da­vía hoy van­guar­dis­tas”. Brio­nes cuen­ta que ab­sor­be la ins­pi­ra­ción de mil ma­ne­ras di­fe­ren­tes: “Un edi­fi­cio, un ob­je­to, un co­lor, un li­bro, una es­cul­tu­ra, un pai­sa­je… To­dos pue­den ser pun­tos de par­ti­da fan­tás­ti­cos”, con­clu­ye. En es­te ca­so, el re­sul­ta­do es un pi­so mas­cu­lino, so­brio, ele­gan­te, co­me­di­do e im­pe­ca­ble, en el que el equi­li­brio y la cohe­ren­cia son la clave.

n

CON­SO­LA DE LOS 50, EN TIEM­POS MO­DER­NOS , Y SO­FÁ COM­PRA­DO EN E-BAY CON TER­CIO­PE­LO DE GAN­CE­DO . ME­SA DE CEN­TRO, EN EL COR­TE IN­GLÉS , CON ES­CUL­TU­RA, EN ÚL­TI­MA PA­RA­DA . CHI­ME­NEA CON MÁR­MOL DE LE­VAN­TI­NA Y APLI­QUE FRAN­CÉS. AL FON­DO, BU­TA­CAS DI­SE­ÑA­DAS POR ALEX C

EN EL SA­LÓN, SO­FÁ DI­SE­ÑA­DO POR ALEX BRIO­NES CON TE­LA DE BU­TE, EN BSB , Y A LA IZ­DA., ME­SI­TA, EN ARCE SUBAS­TAS , CON LÁM­PA­RA FRAN­CE­SA DE LOS 30. DE­LAN­TE, CA­LA­VE­RA AMA­RI­LLA, EN OB­JE­TO DE DE­SEO , SO­BRE ME­SI­TA PLY DE AXTHOR . EN LA OTRA PÁ­GI­NA: ME­SA DE WILLY

CO­CI­NA HE­CHA A ME­DI­DA POR DMC Y, EN LA PA­RED, APLI­QUE, EN JAI­ME BE­RIES­TAIN , Y LÁM­PA­RA, EN AMA­PO­LA . IZ­DA., EN EL SA­LÓN, ME­SA FRAN­CE­SA, EN CON­CHA OR­TE­GA ,Y BU­TA­CA, EN AGAINST , CON TER­CIO­PE­LO DE GAN­CE­DO .

ME­SA LA­CA­DA DEL RAS­TRO, Y SI­LLAS DE LOS EA­MES, EN AGAINST , CON TE­LA DE LE MA­NACH ,EN NO­BI­LIS . EN LA PA­RED, COM­PO­SI­CIÓN DE PE­DRO CA­LA­PEZ Y APLIQUES ITA­LIA­NOS DE LOS 40, EN DAVID PUEN­TE . CON­SO­LA DE UM­BER­TO MAS­CAG­NI DE LOS 30, EN ULYS­SE ART DE­CÓ , LÁM­PA­RA

BRIO­NES EN SU CA­SA DE BAR­CE­LO­NA Y, A LA DCHA., EN EL DOR­MI­TO­RIO, EN­CI­MA DE LA CÓ­MO­DA COM­PRA­DA EN POR­TUON­DO HO­RA­CIO & JU­LIA PA­RIS , ÓLEO DE JO­SÉ JO­VEN Y LÁM­PA­RA, EN ÚL­TI­MA PA­RA­DA . ABAJO, EN EL BA­ÑO, OBRA RE­GA­LO DEL AR­TIS­TA TITO Y APLI­QUE, EN OBJETOLOGY ,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.