STU­DIO KO

Oli­vier Marty y Karl Four­nier han crea­do es­cue­la con sus edi­fi­cios e in­te­rio­res de una so­fis­ti­ca­da des­nu­dez. Des­de sus es­tu­dios de París y Ma­rra­kech di­fun­den su cre­do.

AD (Spain) - - “Mis Obsesiones” - POR ISABEL MARGALEJO . R D , STDIBS ,1 GETTYIMAGES , CORBIS , AL­CÁ­ZAR . B , YLLE­RA . M , JU­LLIARD . S : FO­TOS

¿ CIN­CO AD­JE­TI­VOS QUE LES DES­CRI­BAN ? Hu­ma­nos, tí­mi­dos, ri­gu­ro­sos, an­ti­mo­da y sus­tan­cia­les. ¿ Y OTROS QUE NO LO HA­GAN ? Arro­gan­tes (al­go que cuan­do tie­nes éxi­to no que­da le­jos), de mo­da, mi­ni­ma­lis­tas y la pa­la­bra ne­go­cio. La odia­mos. DE­FI­NAN SU ES­TI­LO . Más que un es­ti­lo es una ac­ti­tud. ¿ LA RE­GLA NÚ­ME­RO UNO DEL DI­SE­ÑO ? La uti­li­dad. ¿ UNA INS­PI­RA­CIÓN ? El Ma­ni­fies­to de Lui­sia­na de Jean Nou­vel. Se lo re­ga­la­mos a los clien­tes al em­pe­zar un pro­yec­to. ¿ EL SE­CRE­TO DE UN BUEN EDI­FI­CIO ? Que abra­ce luz, vis­tas, orien­ta­ción, vo­lú­me­nes y usos, to­do jun­to y de una for­ma poé­ti­ca. ¿ LA CUA­LI­DAD MÁS IM­POR­TAN­TE DE UN CREA­DOR ? ¡ Re­sis­tir el do­lor! ¿ CÓ­MO ES SU CA­SA ? Era una an­ti­gua fá­bri­ca de fi­la­men­tos de bom­bi­lla. La re­no­va­mos cuan­do la compramos y, la ver­dad, es­pe­ra­mos mu­dar­nos an­tes de que ne­ce­si­te­mos re­for­mar­la otra vez. ¿ LO PRI­ME­RO QUE HA­CEN CUAN­DO LLE­GAN ? Qui­tar­nos los za­pa­tos. ¿ EN QUÉ HA­BI­TA­CIÓN SE RELAJAN ? Allí don­de po­da­mos tum­bar­nos. ¿ QUÉ HAY EN SU ME­SI­TA DE NO­CHE ? Oli­vier: Le Ca­nard En­chaî­né y tres o cua­tro li­bros a me­dias. Karl: Ca­jas de plás­ti­co lle­nas de amu­le­tos pa­ra la fe­li­ci­dad y mi pe­que­ño ele­fan­te que me si­gue a to­dos la­dos des­de ha­ce 40 años. Es mi po­se­sión más pre­cia­da.

¿ QUÉ ES­TÁ PROHI­BI­DO EN ELLA ? Na­da.

¿ LO ÚL­TI­MO QUE HAN COM­PRA­DO ?

Una obra de ar­te. Nos en­can­ta­ría te­ner un cua­dro de David Hock­ney. >

“Nos en­can­ta­ría te­ner un Hock­ney (‘Pa­per Pools’ de 1980); cree­mos en mez­clar ‘vin­ta­ge’ con di­se­ño (arri­ba, bu­ta­ca y pla­to años 60), y aun­que ad­mi­ra­mos a mu­chos co­le­gas, no­so­tros mis­mos nos ha­ría­mos nues­tra ca­sa (arri­ba,‘vi­lla E’, un pro­yec­to su­yo en Ma­rru

car­net (ver

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.