IN­DUS­TRIA LI­GE­RA

En San Fran­cis­co, el in­terio­ris­ta y este­ta Ken Fulk vi­ve, tra­ba­ja y re­ci­be en una an­ti­gua fá­bri­ca de mue­bles. Es un ‘ loft’ hí­bri­do y cá­li­do, re­ple­to de pie­zas de mer­ca­di­llo y an­ti­güe­da­des eu­ro­peas.

AD (Spain) - - Abril - REA­LI­ZA­CIÓN PE­TE BER­ME­JO FO­TOS MON­TSE GA­RRI­GA

El loft don­de vi­ve y tra­ba­ja el de­co­ra­dor Ken Fulk, en San Fran­cis­co, es un edi­fi­cio fa­bril lleno de en­can­to.

la­bo­ra­to­rio “Es mi de ideas, aquí mez­clo

mue­bles

y ob­je­tos

re­sul­ta­do

sin mie­do al , y mon­to pe­que­ñas ex­po­si­cio­nes

de ar­te y an­ti­güe­da­des”.

KEN FULK , IN­TERIO­RIS­TA

La pri­me­ra vez que Ken Fulk vi­si­tó San Fran­cis­co, re­cién aca­ba­da la uni­ver­si­dad, no en­ten­dió có­mo no se mu­da­ban a Ca­li­for­nia to­dos los ha­bi­tan­tes de Es­ta­dos Uni­dos. “Me fas­ci­nó la be­lle­za de su ar­qui­tec­tu­ra, la mez­cla de gen­te y la ca­li­dad de vi­da. Pa­ra mí, que na­cí y me crié en la Cos­ta Es­te, fue co­mo vi­si­tar un país ex­tran­je­ro. Era jo­ven y no te­nía obli­ga­cio­nes, así que co­gí mis bár­tu­los y me ins­ta­lé aquí”, re­la­ta. Du­ran­te es­tos años, el ame­ri­cano ha tra­ba­ja­do co­mo in­terio­ris­ta pe­ro so­bre to­do, se­gún su pro­pia de­fi­ni­ción, co­mo crea­dor de es­ti­lo de vi­da. “No so­lo de­co­ro ca­sas; tam­bién organizo cum­plea­ños, fies­tas pri­va­das, bo­das, va­ca­cio­nes y has­ta ves­ti­do­res”, cuen­ta. En­con­tró por ca­sua­li­dad es­te loft en el cen­tro. “Me gus­tó su be­lle­za sim­ple, sus pa­re­des de la­dri­llo, sus vie­jos sue­los de ma­de­ra de abe­to, sus te­chos al­tos, sus gran­des ven­ta­na­les de ace­ro, su fa­cha­da am­bi­cio­sa...”. Y lo com­pró de­ci­di­do a con­ver­tir los 4.400 m

2 del edi­fi­cio, que ha­bía si­do en otra épo­ca una fá­bri­ca de mue­bles, en la se­de de su think tank crea­ti­vo. Los dos pri­me­ros pi­sos aco­gen las ofi­ci­nas y el úl­ti­mo es su te­rri­to­rio pri­va­do. “Es­ta­ba to­do di­vi­di­do en de­ce­nas de pe­que­ñas ha­bi­ta­cio­nes; ti­ré mu­ros pa­ra crear es­pa­cios abier­tos, pe­ro res­pe­té el la­dri­llo y la ma­de­ra de los sue­los, que hu­bo que res­tau­rar”. Su ca­sa tam­bién si­gue es­te mis­mo es­que­ma pe­ro con las di­fe­ren­tes áreas per­fec­ta­men­te di­bu­ja­das: zo­na de des­pa­cho, de co­me­dor, de co­ci­na, un dor­mi­to­rio y el ba­ño, ais­la­do del res­to de la vi­vien­da. Otra de las fa­ce­tas que Ken ma­ne­ja ma­gis­tral­men­te es el ar­te de re­ci­bir. Sus fies­tas son co­no­ci­das no so­lo a ni­vel lo­cal, sino tam­bién na­cio­nal, co­mo la re­cor­da­da ve­la­da que ofre­ció a Jean Paul Gaul­tier, con una per­for­man­ce de Di­ta von Tee­se in­clui­da, que lle­nó pá­gi­nas de pa­pel couché . “Aquí vi­vo, organizo reunio­nes con clien­tes y mon­to pe­que­ñas ex­po­si­cio­nes de ar­te y an­ti­güe­da­des. Ade­más, es mi la­bo­ra­to­rio de ideas, don­de mez­clo mue­bles y ob­je­tos sin mie­do al re­sul­ta­do”, ex­pli­ca. Fulk ha he­cho dia­lo­gar bue­nas pie­zas eu­ro­peas con cu­rio­si­da­des de mer­ca­di­llos, li­nos lu­jo­sos con te­ji­dos po­pu­la­res, ca­be­zas de ta­xi­der­mia con es­cul­tu­ras de es­ca­yo­la, y re­tra­tos del XIX y XX con fo­to­gra­fías de ar­tis­tas con­sa­gra­dos o emer­gen­tes. ¿El re­sul­ta­do? Una ele­gan­cia re­la­ja­da y crea­ti­va, flec­tuán­do en­tre lo clá­si­co y lo mo­derno, en la que ape­te­ce vi­vir. If you are going to San Fran­cis­co...

n

EN EL SA­LÓN, SI­LLAS PO­LLOCK DE LOS 60 COM­PRA­DAS EN SUBAS­TAS Y, EN LA PA­RED, RE­TRA­TOS, EN LOST ART SA­LON . DCHA., DI­BU­JO DE ELE­FAN­TE, EN LAS PUL­GAS DE PA­RÍS, Y TA­XI­DER­MIA, EN DEY­RO­LLE . ME­SI­TA MA­RRO­QUÍ, EN AN­TI­QUE & ART EX­CHAN­GE , Y AL­FOM­BRA DE PIEL DE BÚF

EN EL DES­PA­CHO, APA­RA­DOR ART DÉ­CO ITA­LIANO DE LOS 30 CON CO­PA FRAN­CE­SA AN­TI­GUA, TA­XI­DER­MIAS, EN DEY­RO­LLE , Y ME­SA ITA­LIA­NA CON T-CHAIRS DE KATAVOLOS, LITTLE AND KELLY , TO­DAS DE LOS 60. EN LA OTRA PÁ­GI­NA: EN EL CO­ME­DOR, ME­SA Y SI­LLAS DE ROBSJOHN-GIBBINGS

EL BA­ÑO, CON BA­ÑE­RA DE BATHTUB , FO­TO DE RO­BERT STIVERS Y BRA­ZO DE MA­DE­RA, EN MARCH . EN LA OTRA PÁ­GI­NA: IZ­DA., ARRI­BA Y ABA­JO, EN EL DES­PA­CHO, ME­SA IN­GLE­SA DEL XIX, IM­PRE­SIÓN DE UN RE­TRA­TO DE KAF­KA Y DI­BU­JO DE HOM­BRE DOR­MI­DO DE DIA­NE FEISSEL Y, EN OTRO R

EL BA­ÑO NO ES­TÁ CE­RRA­DO HAS­TA EL TE­CHO Y SO­LO UN PA­NEL CU­BIER­TO DE ES­PE­JOS LO SE­PA­RA DE LA CO­CI­NA. LA­VA­BO DE BATHTUB , FO­TO DE RO­BERT STIVERS, APLI­QUE SPUT­NIK ,EN

AN­TI­QUE & ART EX­CHAN­GE ,Y BRA­ZO, EN MARCH . EN LA OTRA PÁ­GI­NA: EN EL DOR­MI­TO­RIO, SÁ­BA­NAS DE RALPH LAU­REN

HO­ME , SI­LLAS DEL XIX Y CÓ­MO­DA DE GROSFELD HOU­SE CON RE­TRA­TO DE ET­HAN MU­RROW. EN EL SUE­LO, DI­BU­JO DE ACA­DE­MIA Y ÓLEO DE PE­RRO, EN LOST ART

SA­LON . (ver car­net de di­rec­cio­nes)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.