IN­MA BER­MU­DEZ

A sus trein­ta y mu­chos, es­ta va­len­cia­na cos­mo­po­li­ta ya ha di­se­ña­do pa­ra ‘Ikea’ y ‘Lladró’. Sus ob­je­tos prác­ti­cos des­ti­lan fun­cio­na­li­dad y poe­sía.

AD (Spain) - - “Mis Obsesiones” - Por itziar na­rro

¿qué pa­la­bras la des­cri­ben me­jor? Con­si­de­ro que soy po­si­ti­va, im­pa­cien­te, per­fec­cio­nis­ta, curiosa y bas­tan­te ge­ne­ro­sa. ¿quié­nes han si­do sus prin­ci­pa­les maes­tros? La ló­gi­ca. ¿có­mo es su es­ti­lo? Vi­tal, fun­cio­nal y di­ver­ti­do. sus mu­sas son... La psi­co­lo­gía del ob­je­to. Siem­pre la ten­go muy pre­sen­te por­que di­se­ño so­bre to­do co­sas fun­cio­na­les. ¿la cua­li­dad más im­por­tan­te de un di­se­ña­dor? La ca­pa­ci­dad de ob­ser­var las co­sas des­de un pun­to de vis­ta ana­lí­ti­co y crí­ti­co. ¿có­mo es su ca­sa? Un lu­gar en Va­len­cia en el que se es­cu­cha can­tar al ga­llo, hay hue­vos fres­cos, mu­cha luz, to­ma­tes en ve­rano, y re­mo­la­chas y co­les en in­vierno, mú­si­ca, pe­rros y pae­lla los do­min­gos. ¿lo úl­ti­mo que ha com­pra­do? La lám­pa­ra Pa­ren­te­si de Cas­ti­glio­ni. ¿y qué co­sas no fal­tan nun­ca en ella? Las flo­res sil­ves­tres. ¿qué es lo pri­me­ro que ha­ce cuan­do lle­ga? Abra­zar a mis pe­rros. ¿qué hay en su me­si­ta de no­che? Mi lám­pa­ra Fo­llow­me pa­ra Mar­set. ¿y en el ba­ño? Mu­chos CDS, nos en­can­ta em­pe­zar el día con bue­na mú­si­ca. Djan­go Rein­hardt, Vi­val­di, Mi­les Da­vis, Con­cha Bui­ka, Ca­lle 13, Cho­pin... To­dos los es­ti­los, amo la mú­si­ca. ¿su me­sa ideal? Un co­lla­ge de pla­tos, va­sos y cubertería WMF. ¿qué lee? Leer es un ac­to que ne­ce­si­ta concentración, una ca­pa­ci­dad que per­dí ha­ce va­rios años, aun­que hay tex­tos que me atra­pan, co­mo B de Bauhaus, del di­rec­tor del De­sign Mu­seum, De­yan Sud­jic. ¿qué pe­lí­cu­las le han mar­ca­do? La vi­da de Adè­le, una his­to­ria in­ten­sa, muy cer­ca­na y ho­nes­ta. Me gustan sus pla­nos cor­tos.

su ha­bi­ta­ción fa­vo­ri­ta es... La plan­ta de aba­jo, que es diá­fa­na: co­ci­na, es­tu­dio, li­bre­ría y so­fá en uno. ¿su ob­je­to ob­se­sión? Nin­guno en es­pe­cial, aun­que ten­go mu­chos ja­rro­nes y pe­que­ños bú­ca­ros. ¿qué es lo que se ve des­de su ven­ta­na? Mi huer­to. ¿al­gún fe­ti­che? Las re­vis­tas, com­pro sin pa­rar. ¿qué no fal­ta en su ne­ve­ra? Vino blan­co Ne­bla. ¿cuá­les son sus co­lo­res fa­vo­ri­tos? Aho­ra, el blan­co in­ma­cu­la­do y el ver­de mus­go, pe­ro cam­bio mu­cho. ¿qué obra de ar­te le gus­ta­ría po­seer? Los pe­rros Mat­hil­da de Joa­na Vas­con­ce­los. Tam­bién me ima­gino la Wa­ter­fall de Ola­fur Elias­son com­par­tien­do es­pa­cio con nues­tros na­ran­jos. ¿un edi­fi­cio úni­co? Las Ter­mas 7132 de Pe­ter Zumt­hor en Vals, en me­dio de Los Al­pes sui­zos. Sus in­te­rio­res os­cu­ros de cuar­zo pa­re­cen di­ge­rir­te ha­cia el in­te­rior de la tie­rra. el asien­to per­fec­to es... El so­mier ar­ti­cu­la­do de mi ca­ma. ¿le gustan las an­ti­güe­da­des? Vi­vo ro­dea­da de los mue­bles de la fa­mi­lia de Mo­ritz, mi pa­re­ja, que es ale­mán. Te­ne­mos pie­zas es­can­di­na­vas de los 60, so­fás de Finn Juhl, y las he­rra­mien­tas de car­pin­te­ría y di­bu­jo de su abue­lo ar­qui­tec­to. di­se­ña­do­res y di­se­ños fa­vo­ri­tos... La si­lla Su­per­leg gera de Gio Pon­ti, los bloques de Le­go, los juguetes de Brio, la Lu­ce­llino de In­go Mau­rer y Die­ter Rams por su con­tri­bu­ción a Braun. ¿y ar­qui­tec­tos que ad­mi­re? Zumt­hor y Ri­chard Neu­tra. ¿una ciu­dad? Ber­lín, por su vi­ta­li­dad y ca­pa­ci­dad de cam­bio. ¿cuál es su ma­yor sue­ño? Con­se­guir ser fe­liz con los míos. ¿qué es lo pró­xi­mo en di­se­ño y por qué? Me gus­ta­ría pen­sar que po­de­mos con­se­guir en­tre to­dos una pro­duc­ción más res­pon­sa­ble. Es de­cir, me­nos can­ti­dad y más ca­li­dad. ¿qué no pue­de so­por­tar de su pro­fe­sión? Las co­pias, el es­ca­so po­der de las em­pre­sas con­tra el pla­gio de sus pro­duc­tos. ¿sus pró­xi­mos pro­yec­tos? Una co­lec­ción de al­fom­bras. n

“Vi­vo ro­dea­da de mue­bles nór­di­cos (arri­ba) y bu­ta­cas de Finn Juhl (aba­jo). Me gustan las cu­ber­te­rías de ‘WMF’ (iz­da.) y la ma­de­ra. ‘La vi­da de Adè­le’ (aba­jo dcha.) es la pe­lí­cu­la que más me ha mar­ca­do”, cuen­ta. “Me in­tere­sa Ber­lín por su vi­ta­li­dad, y en la me­sa, mez­clo va­sos y pla­tos”, di­ce In­ma, que di­se­ña des­de su es­tu­dio en Va­len­cia.

ADN

NA­CIO­NA­LI­DAD ES­PA­ÑO­LA PRO­FE­SIÓN DI­SE­ÑA­DO­RA

RE­SI­DEN­CIA VA­LEN­CIA FUN­CIO­NAL CHIC

ES­TI­LO

P.D. DE­TES­TO LAS CO­PIAS, EL

OLOR A AM­BIEN­TA­DOR Y CUAL­QUIER

TI­PO DE IN­CIEN­SO.

“Mi ca­sa es­tá lle­na de ja­rro­nes y flo­res sil­ves­tres, y mis fe­ti­ches del di­se­ño son la lám­pa­ra ‘Lu­ce­llino’ de In­go Mau­rer (iz­da.) y los ob­je­tos de Die­ter Rams (arri­ba, su bu­ta­ca pa­ra ‘Vit­soe’)”. RES­TAU­RAN­TES: “An­di­na’ , con el me­jor ce­vi­che de Lon­dres, ‘Coure’ en Bar­ce­lo­na y ‘Pal­mehaus’ en Vie­na”. HO­TE­LES: “El huer­to del Cu­ra’ en El­che, un oa­sis cer­cano en un pal­me­ral”. CLU­BES Y BA­RES: ‘Night­jar’ de Lon­dres y ‘Em­plo­yees Only’ de Nue­va York. TEX­TI­LES: “Cual­quier ba­zar de la ciu­dad de Jai­pur, en In­dia”. MU­SEOS: “The Bun­ker’ en Ber­lín o los que es­tán al ai­re li­bre, co­mo la Fun­da­ción NMAC de Vejer, de la Fron­te­ra o el par­que Wa­nås en Sue­cia”. LI­BRE­RIAS: “Ar­ta­zart’ en Pa­rís”. “En la me­sa ha­go un ‘co­lla­ge’ de pla­tos”, ase­gu­ra In­ma. Dcha., sus lám­pa­ras ‘Pa­rrot Party’ pa­ra ‘Lladró’ y arri­ba, in­ter­ven­ción ‘Wa­ter­falls’ de Elia­fur Elias­son en Nue­va York.

YO TE GUIO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.