LOS PRO­VO­CA­DO­RES

JUE­GAN CON EL HU­MOR PA­RA CREAR OBRAS TRANS­GRE­SO­RAS Y LAS CON­VIER­TEN EN OB­JE­TOS CO­TI­DIA­NOS QUE EDI­TAN SE­LET­TI Y GUFRAM. EL AR­TIS­TA ITA­LIANO MAU­RI­ZIO CAT­TE­LAN Y EL FO­TÓ­GRA­FO PIER­PAO­LO FE­RRA­RI TRAS­LA­DAN AL DI­SE­ÑO LA IRO­NÍA DE SU RE­VIS­TA DE AR­TE TOI­LET­PA­PER.

AD (Spain) - - Arte Ad -

U nos la­bios ro­jos mos­tran­do unos dien­tes en los que apa­re­ce es­cri­ta la pa­la­bra shit (mier­da) en un pla­to de por­ce­la­na. Un puf con for­ma de lá­pi­da en el que se lee The End. Un es­pe­jo ilus­tra­do con pin­ta­la­bios y una me­sa de ma­de­ra es­tam­pa­da con una má­qui­na de es­cri­bir. No son un ma­ni­fies­to ni una obra de ar­te (o tal vez sí). Son las ideas ico­no­clas­tas de dos en­fants te­rri­bles de la crea­ti­vi­dad ita­lia­na lle­va­dos al pan­ta­no­so te­rreno del di­se­ño. Pe­ro re­tro­ce­da­mos. La his­to­ria em­pie­za en 2009, cuan­do la re­vis­ta W jun­tó en una pro­duc­ción al ar­tis­ta más dis­cu­ti­do de Ita­lia, Mau­ri­zio Cat­te­lan (sí, el del Papa Juan Pablo II ase­si­na­do por un me­teo­ri­to o la es­cul­tu­ra de Hitler re­zan­do de ro­di­llas) con uno de los me­jo­res fo­tó­gra­fos del país, Pier­pao­lo Fe­rra­ri (Ves­pa, Au­di, Cam­pa­ri o Al­fa Romeo es­tán en su C.V.). Se co­no­cie­ron, se gus­ta­ron y de­ci­die­ron lan­zar una re­vis­ta se­mes­tral, Toi­let­pa­per, una es­pe­cie de in­ven­ta­rio de imá­ge­nes lo­cas que re­cuer­dan a la pu­bli­ci­dad de los años 60, pe­ro (muy) pa­sa­da de rosca. “Nos ins­pi­ra­mos en ico­nos con­tem­po­rá­neos, pe­ro nos re­sul­ta im­po­si­ble de­cir cuá­les son nues­tras re­fe­ren­cias cul­tu­ra­les exac­tas. Una reunión de la re­vis­ta es como una se­sión es­pi­ri­tis­ta: no se pue­de pre­ver con quién aca­ba­rás ha­blan­do”, ase­gu­ran. Su ob­je­ti­vo, ade­más, era tras­pa­sar los lí­mi­tes del pa­pel. “Que­re­mos toi­let­pa­pe­ri­zar­lo to­do”, nos cuen­tan. Por eso, cuan­do Ste­fano Se­let­ti les pro­pu­so lle­var sus ideas a la reali­dad, no se lo pen­sa­ron dos ve­ces. “El di­se­ño y la mo­da son dis­tin­tos del ar­te por­que pue­des vi­vir in­mer­so en ellos to­do el día, así que la fuer­za de sus imá­ge­nes es más di­rec­ta, li­te­ral­men­te te ro­dea”, ex­pli­can. Con Se­let­ti ya lle­van dos co­la­bo­ra­cio­nes en las que po­nen su su­rrea­lis­mo al ser­vi­cio de pla­tos y me­sas pa­ra co­lec­cio­nis­tas, y Gufram aca­ba de edi­tar pufs de po­liu­re­tano con for­ma de ja­bón mor­di­do o de su icó­ni­ca lá­pi­da. Lo que no han he­cho es re­nun­ciar a esa do­sis de pro­vo­ca­ción (y ma­la le­che) que son se­ña de la ca­sa. “El hu­mor es como un ca­ba­llo de Tro­ya, en­tra di­rec­ta­men­te en con­tac­to con el sub­cons­cien­te sin pa­sar por el ce­re­bro. No sa­be­mos si sir­ve pa­ra des­per­tar a la gen­te, pe­ro es un buen in­ten­to”, con­clu­yen. tex­to: it­ziar na­rro. www.toi­let­pa­per­ma­ga­zi­ne.org

n

Mau­ri­zio Cat­te­lan (con cor­ba­ta) y Pier­pao­lo Fe­rra­ri, res­pon­sa­bles de la es­té­ti­ca irre­ve­ren­te de la re­vis­ta Toi­let­pa­per.

Me­sa de ma­de­ra, es­pe­jo (arri­ba) y pla­tos (dcha.), to­do de la colección Se­let­ti wears Toi­let­pa­per. Dcha., puf The End de Gufram. En­ci­ma, una de las por­ta­das de la re­vis­ta y de­ba­jo, una de las pá­gi­nas in­te­rio­res de Toi­let­pa­per jun­to a una pas­ti­lla de ja­bón

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.