Es­pa­cio “Que­ría plas­mar en es­te una evocación co­lo­nial di­se­ño sal­pi­ca­do de buen ac­tual”.

Ka­ren roos

AD (Spain) - - Milan 2015 -

del vie­jo mun­do

aren Roos, co­no­ci­da hos­te­le­ra y an­ti­gua edi­to­ra de re­vis­tas de de­co­ra­ción en Su­dá­fri­ca, te­nía muy cla­ro lo que es­ta­ba bus­can­do. Que­ría una ca­sa Ca­pe Dutch, la tí­pi­ca vi­vien­da que cons­tru­ye­ron los co­lo­nos ho­lan­de­ses en Ciu­dad del Ca­bo en­tre los si­glos XVI y XVIII, con mu­ros grue­sos, te­chos al­tos y te­ja­dos de pa­ja. La en­con­tró en las es­tri­ba­cio­nes de la famosa Table Moun­tain, un sím­bo­lo pa­ra la ciu­dad. “Sa­bía que era un lu­gar per­fec­to pa­ra di­se­ñar y desa­rro­llar nuevos con­cep­tos e ideas pa­ra apli­car en Baby­lons­to­ren (su ho­tel-gran­ja en­tre vi­ñe­dos a me­nos de una ho­ra)”, cuen­ta la pro­pie­ta­ria. La fin­ca fue le­van­ta­da en 1785 como re­si­den­cia se­ño­rial de una ex­plo­ta­ción de fru­ta­les que abas­te­cía a las em­bar­ca­cio­nes que ha­cían la ru­ta en­tre Eu­ro­pa y Asia. “Cuan­do la compramos es­ta­ba des­tar­ta­la­da, ha­bía es­ta­do ce­rra­da du­ran­te mu­cho tiem­po pe­ro, por suer­te, nun­ca ha­bía si­do re­no­va­da y con­ser­va­ba to­do el es­pí­ri­tu de la épo­ca. Me en­can­tó des­de el primer mo­men­to y me lo to­mé como un re­to per­so­nal. Que­ría res­pe­tar las hue­llas del pa­sa­do y los ma­te­ria­les ori­gi­na­les ac­tua­li­zán­do­la a las ne­ce­si­da­des y co­mo­di­da­des del si­glo XXI. Pa­ra ello con­ta­mos con la ayu­da del ar­qui­tec­to Ja­mes Brum­mer. La ma­yor re­for­ma que hi­ci­mos fue re­no­var los te­ja­dos por unos nuevos de pa­ja y, por su­pues­to, res­tau­rar los sue­los y pa­re­des del XVIII”, con­ti­núa. Aun­que les pa­re­cía al­go gran­de al prin­ci­pio, aho­ra to­das las ha­bi­ta­cio­nes tie­nen uso, des­de el sa­lón prin­ci­pal en el que se reúne to­da la fa­mi­lia has­ta la bi­blio­te­ca. “A mi ma­ri­do y a mí nos gus­ta re­ci­bir a ami­gos y a co­no­ci­dos, pe­ro nues­tros mo­men­tos fa­vo­ri­tos trans­cu­rren en el por­che, ro­dea­dos de ami­gos, con los ma­yo­res dis­fru­tan­do del vino que pro­du­ci­mos en Baby­lons­to­ren y los ni­ños co­rrien­do y ju­gan­do en­tre los ár­bo­les del jar­dín”. El ho­me­na­je de Ka­ren a es­ta tie­rra tam­bién que­da pa­ten­te en la de­co­ra­ción. “Ciu­dad del Ca­bo siem­pre fue una mez­cla de gen­te y de cul­tu­ras, un pun­to de en­cuen­tro en­tre Asia y Eu­ro­pa, en el que las fron­te­ras se des­di­bu­jan. Mi es­ti­lo, o al me­nos el que que­ría plas­mar en es­te es­pa­cio, es una evocación del vie­jo mun­do co­lo­nial sal­pi­ca­do de buen di­se­ño ac­tual. Me gus­tan los mue­bles y ob­je­tos vin­ta­ge pro­ce­den­tes de an­ti­cua­rios, re­cuer­dos y he­ren­cias de fa­mi­lia jun­to a otros más mo­der­nos. Es mi tri­bu­to per­so­nal a la his­to­ria, pe­ro con unos gui­ños de di­se­ño con­tem­po­rá­neo que ayu­den a si­tuar­nos en la épo­ca en la que vi­vi­mos”, con­clu­ye.

n

BA­ÑO DEL SI­GLO XVIII CON BA­ÑE­RA DI­SE­ÑA­DA POR EL AR­QUI­TEC­TO JA­MES BRUM­MER. EN LA OTRA PÁ­GI­NA: EL JAR­DÍN CON VIS­TAS A LA MON­TA­ÑA LIONS HEAD. DE­BA­JO, EN EL DOR­MI­TO­RIO PRIN­CI­PAL, CA­BE­CE­RO AN­TI­GUO ATREZADO CON UNA BAN­DE­RA Y, EN LA PA­RED, PÓS­TER DE SIN­GA­PUR DE

(ver car­net de direcciones)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.