AR­TE­SA­NOS OUT­SI­DERS

EL CO­LEC­TI­VO VON PELT Y DE­SI­REE ME­JER, SU CA­BE­ZA PEN­SAN­TE, SE IN­VEN­TAN OB­JE­TOS EXTRATERRESTRES INS­PI­RA­DOS EN LA BI­BLIA, MOE­BIUS Y JO­DO­ROWSKY. SON NÓ­MA­DAS DEL DI­SE­ÑO QUE CREAN MUE­BLES IM­PO­SI­BLES.

AD (Spain) - - Diseño Ad - Por it­ziar na­rro

D esi­ree Me­jer pre­fe­ri­ría que, en lu­gar de men­cio­nar su nom­bre, ha­blá­se­mos de Von Pelt, “un co­lec­ti­vo, un ate­lier”. Ella es la di­rec­to­ra crea­ti­va de es­te pro­yec­to nó­ma­da que di­se­ña me­sas que pa­re­cen me­teo­ri­tos, ar­ma­rios tro­que­la­dos y si­llas que son tam­bién abri­gos. Na­ció ha­ce dos años ba­jo la ba­tu­ta de Me­jer, una di­len­tan­te del di­se­ño que du­ran­te años tra­ba­jó (y con mu­cho éxi­to) en el mun­do de la mo­da. “Me can­sé. An­tes po­días de­ci­dir. Aho­ra hay es­ti­lis­tas, agen­tes, mar­ke­ting... To­do es muy rá­pi­do. Te par­tes la ca­be­za y en 15 mi­nu­tos tu idea se ha pa­sa­do de mo­da. Yo bus­ca­ba per­ma­nen­cia, esa pa­la­bra que sue­na ob­so­le­ta”, ex­pli­ca. Em­pe­zó en Ve­ro­na tra­ba­jan­do con pe­le­te­ros pa­ra crear la Lu­po Chair y se sin­tió li­bre, sin pre­sio­nes, “con más re­fle­xión”, aña­de. Si­guió en Cá­diz, su ciu­dad na­tal, con un gru­po de ami­gos. “Yo ven­go del mun­do del ar­te. Mi ap­proach a la mo­da tam­bién era ése”. Con ar­te­sa­nos an­da­lu­ces creó El Be­ce­rro de Oro, otra de sus pie­zas más co­no­ci­das. Su úl­ti­ma pa­ra­da ha si­do Ber­lín, don­de ha tra­ba­ja­do con no­rue­gos, neo­ze­lan­de­ses y con la re­si­na pa­ra in­ven­tar­se me­sas extraterrestres, que re­cuer­dan a los

ob­je­tos fue­ra de pro­por­ción de Claes Ol­den­burg o a la obra de Franz West. “En reali­dad, to­do tie­ne que ver con la na­tu­ra­le­za y con re­fe­ren­cias cul­tu­ra­les e his­tó­ri­cas: la Bi­blia, Jo­do­rowsky, Moe­bius... Es una na­tu­ra­le­za Pop, exa­ge­ra­da. Es el ar­te con­tro­lan­do a la na­tu­ra­le­za”, re­la­ta. Con el di­se­ño, De­si­ree en­con­tró su tem­po. Y unos me­ses des­pués, Ros­sa­na Or­lan­di la en­con­tró a ella. “Le pre­sen­té mis di­bu­jos y un li­bro so­bre co­lo­nias de ani­ma­les que se con­ver­tían en mue­bles. Le fas­ci­na­ron y tu­ve que pro­du­cir­los en dos se­ma­nas, sin ha­ber he­cho un mue­ble en mi vi­da”, se ríe. Von Pelt mez­cla lo nue­vo y lo re­ci­cla­do. Sus ob­je­tos es­tán for­ma­dos por cris­ta­les de an­ti­guos co­ches, so­bras de fá­bri­cas, vie­jos chandeliers... “Na­da es one di­men­sion, ca­da mue­ble tie­ne una re­la­ción emo­cio­nal”, des­cri­be. Tra­ba­ja por en­car­go pa­ra co­lec­cio­nis­tas bel­gas, ita­lia­nos, is­rae­líes, neo­yor­qui­nos... Aun­que tam­bién se in­ven­ta ítems pa­ra Ros­sa­na Or­lan­di, L’eclai­reur o Pe­pe Co­bo. Con Ma­cha­do Mu­ñoz ex­pon­drá en Ma­drid a fi­na­les de año sus ob­je­tos cas­te­llano bru­ta­lis­tas. “Bus­ca­mos in­no­va­ción, crear cuer­pos ex­tra­ños, co­mo caí­dos de otra par­te del Uni­ver­so, que no pa­rez­ca que son de aquí”. De­si­ree se mu­da. Su pró­xi­mo des­tino ha­bla es­pañol con acen­to an­da­luz y tie­ne que ver con la ce­rá­mi­ca es­pa­ño­la. Al­go vie­jo y al­go nue­vo, tra­di­ción e ima­gi­na­ción a par­tes igua­les. Sello Von Pelt. www.von­pelt.com

n

“Nues­tro DI­SE­ÑO se ins­pi­ra en una NA­TU­RA­LE­ZA Pop,

exa­ge­ra­da. Es el AR­TE con­tro­lan­do a la Na­tu­ra­le­za”.

de­si­ree me­jer

Apa­ra­dor de la col. El be­ce­rro de oro, en subastas Pia­sa, Pa­rís, he­cho con an­ti­guas pie­zas de fe­rre­te­ría y a la iz­da., al­fom­bra de se­da Eme­rald.

Arri­ba, uno de las fi­gu­ras de re­si­na y cris­tal de la se­rie Crys­tal Myth y de­ba­jo, uno de los re­tra­tos sin ros­tro del ate­lier Von Pelt.

Me­sa Ar­co de la se­rie Me­teo­ri­tos y a la iz­da., lám­pa­ra de la co­lec­ción El be­ce­rro de Oro. “Bus­ca­mos crear cuer­pos ex­tra­ños; que los veas en la tie­rra y se­pas que no son de aquí”, cuen­ta Me­jer.

Bu­ta­ca Amethyst y arri­ba, al­fom­bra de se­da Ma­la­chi­te. “Ca­da mue­ble tie­ne una re­la­ción emo­cio­nal”, ex­pli­ca De­si­ree.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.