TEN­DEN­CIA DO­MÉS­TI­CA

ZA­RA HO­ME HA TRAS­LA­DA­DO A LA DE­CO­RA­CIÓN EL CON­CEP­TO DE TEN­DEN­CIA QUE IM­PE­RA EN LA MO­DA. CON SUS SÁ­BA­NAS, TOA­LLAS O VA­JI­LLAS A PRE­CIOS DE­MO­CRÁ­TI­COS HA LO­GRA­DO QUE QUE­RA­MOS RE­NO­VAR NUES­TRA CA­SA AL MIS­MO RIT­MO QUE NUES­TRO AR­MA­RIO.

AD (Spain) - - Buscador - Por isa­bel mar­ga­le­jo. fo­tos: ger­mán sáiz

E n los más de 10.000 m2 de ofi­ci­nas de Za­ra Ho­me en Ar­tei­xo, La Co­ru­ña, un equi­po de cer­ca de 50 di­se­ña­do­res (la ma­yo­ría vein­tea­ñe­ros y ve­ni­dos de to­dos los rin­co­nes del mun­do) con­ci­be más de 10.000 pro­duc­tos anua­les di­vi­di­dos, co­mo el prêt-à-por­ter, en dos co­lec­cio­nes es­ta­cio­na­les. Ca­si to­dos es­tán en­mar­ca­dos en al­gu­na de las cua­tro lí­neas (es­te oto­ño-in­vierno por ejem­plo, flo­ral, nór­di­ca...) que se pre­sen­tan con pun­tua­li­dad des­de fi­na­les de agos­to o prin­ci­pios de enero o en lan­za­mien­tos cáp­su­la que van de­jan­do go­tear en el in­ter­regno pa­ra que no de­cai­ga la emo­ción (y la com­pra). El equi­va­len­te do­més­ti­co de Za­ra abrió sus puer­tas en agos­to de 2003 con la in­ten­ción de tras­la­dar su re­vo­lu­cio­na­rio con­cep­to de la mo­da a la ca­sa y ofre­cer ca­da seis me­ses un alu­vión de sá­ba­nas, pla­tos, man­te­les y co­pas con el mar­cha­mo de ra­bio­sa ten­den­cia. Y así, con un me­na­je go­lo­so a pre­cio mo­de­ra­do co­mo se­ñue­lo, al igual que ca­da tem­po­ra­da re­no­va­mos el ar­ma­rio, in­du­cir­nos a ha­cer lo pro­pio con el sa­lón o la co­ci­na. Una es­tra­te­gia más que osa­da en un país co­mo

el nues­tro, don­de la cul­tu­ra do­més­ti­ca es­ta­ba ha­ce diez años me­nos desa­rro­lla­da y don­de, his­tó­ri­ca­men­te, siem­pre ha im­por­ta­do más te­ner un buen co­che que un buen so­fá... Aun­que las co­sas van cam­bian­do y en gran par­te, gra­cias a ellos. Con­se­cuen­tes con el back­ground de su her­ma­na ma­yor, el pla­to fuer­te de Za­ra Ho­me es el tex­til, so­bre to­do el de ca­ma, del que ofre­cen al­re­de­dor de 100 apa­bu­llan­tes re­fe­ren­cias; de ahí que siem­pre ha­ya una pre­sen­te en sus es­ca­pa­ra­tes. Aun­que de­pen­de de la tem­po­ra­da y del país (es­tán pre­sen­tes en los cin­co con­ti­nen­tes con 500 tien­das) es el pro­duc­to que más cre­ce. Pa­ra es­ta len­ce­ría ima­gi­na­ron des­de el prin­ci­pio un sis­te­ma rompe­dor de es­tan­te­rías ex­tra­íbles, co­mo los mue­bles de co­ci­na, don­de ubi­car to­do el ran­go, des­de las de al­go­dón más hu­mil­de has­ta las de sa­tén. Y aun­que tam­bién tie­nen pe­que­ños mue­bles au­xi­lia­res, no se lan­zan a las gran­des pie­zas por pu­ra lo­gís­ti­ca: se­ría muy com­pli­ca­do trans­por­tar­las dos ve­ces por se­ma­na (co­mo ha­cen aho­ra) a sus lo­ca­les, siem­pre en ca­lles muy cén­tri­cas o pea­to­na­les. Has­ta el ob­je­to más pe­que­ño es­tá crea­do y fa­bri­ca­do a me­di­da mi­dien­do con cui­da­do el equi­li­brio en­tre es­té­ti­ca y pre­cio: de­be ser tan ape­te­ci­ble co­mo ac­ce­si­ble. Na­die les ha­ce som­bra ni por can­ti­dad, ni es­ti­lo ni com­pe­ti­ti­vi­dad. No hay otra mar­ca que se les pue­da com­pa­rar, que ten­ga su po­de­río pa­ra ves­tir a la úl­ti­ma la ca­sa. www.zarahome.com

n

Va­ji­llas de lo­za en la sec­ción de di­se­ño de me­na­je. Dcha., el es­tu­dio don­de se pro­du­cen las fo­to­gra­fías de la web. De­ba­jo, lám­pa­ra de Za­ra Ho­me y el show­room del de­par­ta­men­to de di­se­ño.

Ba­jo­pla­to de lo­za con ho­jas y pla­to con flor sil­ves­tre. A la iz­da, di­bu­jos pa­ra la va­ji­lla Flor Nór­di­ca de es­te in­vierno y, arri­ba, el co­me­dor de Ar­tei­xo. Aba­jo, acua­re­la ori­gi­nal pin­ta­da a mano pa­ra el es­tam­pa­do Ne­nú­far.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.