EM­BE­LE­SA­DA SHOP­PER DE UNA CON­FE­SIO­NES “El ojo re­ci­be de la be­lle­za pin­ta­da el mis­mo pla­cer que de la be­lle­za real”,

LON­DRES PA­RÍS

AD (Spain) - - Adicciones - Por evi­ta ca­ño

lo di­jo Leo­nar­do, lo de­mues­tra Alex Katz en sus re­tra­tos y yo, una eru­di­ta en lo be­llo, lo ra­ti­fi­co. Mi ex­qui­si­ta sen­si­bi­li­dad flu­ye por to­dos mis po­ros, más ra­dian­tes de lo nor­mal des­de que me entrego de for­ma in­con­di­cio­nal al tra­ta­mien­to Es­sen­tially Beau­ti­ful Re­ju­ve­na­te de Al­qui­mia. Es tan re­con­for­tan­te sen­tir­se una dio­sa... Mi ta­len­to que­da en evi­den­cia cuan­do, por ejem­plo, com­bino con ar­te y dis­tin­ción to­do lo que pa­sa por mis ma­nos. Aho­ra mis­mo, sin ir más le­jos, aca­bo de lle­gar con mi que­ri­da Ro­sa­rio Na­dal al ho­tel Mi­ró de Bil­bao, y en un abrir y ce­rrar la ma­le­ta, ya luz­co uno de esos looks tan my­self y ad­mi­ra­dos por to­dos: el pañuelo Pe­ga­se Pop de Her­mès, mi bol­si­to co­ral de Bim­ba y Lo­la, una pe­ti­te ro­be noi­re –que

siem­pre te sa­ca de apu­ros–,

Sa­bes

re­lu­cien­tes za­pa­tos de Adol­fo Domínguez y en mi mu­ñe­ca el Rolex Ce­lli­ni Time que, de tan clá­si­co, me re­cuer­da a Las Cua­tro Es­ta­cio­nes de Vi­val­di. Pue­de que es­cu­char ese con­cier­to en to­do su es­plen­dor so­no­ro en el Le­xus NX 300h de mi ami­ga, du­ran­te las al­go más de tres ho­ras que nos lle­vó lle­gar des­de Ma­drid, ha­ya in­flui­do en mi elec­ción. No ha­bía­mos pla­nea­do es­ta road mo­vie, fue un im­pul­so. Es­tá­ba­mos en Ta­la­ve­ra de la Rei­na con To­más Alía en la inau­gu­ra­ción del gas­tro­bar Di­vi­na Mar­ti­na, be­bien­do unas co­pas de Mar de Fra­des (amo es­te vino) con unas ta­pas in­creí­bles. Ha­blá­ba­mos del alu­ci­nan­te re­loj IWC Por­tu­gie­ser Ch­ro­no­graph que lle­va­ba To­ma­sín, lo bien que sin­to­ni­za­ba y el ti­pa­zo que le ha­cían los pan­ta­lo­nes Ex­tra Slim Fit de Doc­kers (o qui­zá fue­ra a la in­ver­sa, por­que es­tá gua­pí­si­mo) y su ma­ra­vi­llo­so bi­lle­te­ro-tar­je­te­ro de la co­lec­ción Sfu­ma­to de Mont­blanc (es un pla­cer es­tar con gen­te que en­tien­de el pro­di­gio de lo divino). Se­gu­ra­men­te por aso­cia­ción de ideas, la ar­mo­nía y la es­té­ti­ca, pa­sa­mos a la ex­po­si­ción de Alex Katz en el Gug­gen­heim. A Ro­sa­rio y a mí se nos abrió el ape­ti­to –no de más co­mi­da sino de AR­TE, así con ma­yús­cu­la– y con una sim­ple pe­ro cla­rí­si­ma mi­ra­da de “¿te ape­te­ce? ¿va­mos?” la te­le­pa­tía fun­cio­nó. En­tre que ella que­ría ro­dar su ma­jes­tuo­so co­che y que se nos me­tió en la ca­be­za que qui­zá po­dría­mos con­ven­cer al ar­tis­ta yan­kee pa­ra re­tra­tar­nos a no­so­tras y au­men­tar su pres­ti­gio y de pa­so, ha­cer­nos com­pro­bar en car­nes pro­pias que la be­lle­za pin­ta­da es tan be­lla co­mo la real, co­mo de­cía Leo­nar­do. Pi­lla­mos ca­rre­te­ra. La sor­pre­sa fue des­cu­brir que la ex­po­si­ción, es­plén­di­da by the way, es so­bre sus pai­sa­jes, que Katz no es­ta­ba en Bil­bao y que es im­po­si­ble que nos pin­te (ni la mo­na). No pa­sa na­da, Bil­bao siem­pre es fe­li­ci­dad y quién sa­be qué sor­pre­sas nos de­pa­ra. (con­ti­nua­rá)

n

los so­li­ta­rios. Es el nom­bre del pro­yec­to que Gar­cía-alix se ha in­ven­ta­do pa­ra el Musac . En él cons­tru­ye puen­tes en­tre las imá­ge­nes de dos de sus te­mas esen­cia­les: las motos y el re­tra­to (aba­jo, La Chi­na). Es­tán sus fo­to­gra­fías ini­cia­les y otras más re­cien­tes que tan­tean los lí­mi­tes del me­dio a tra­vés de pla­nos aberrantes o pos­tu­ras di­fí­ci­les de ima­gi­nar. Del 3 de oc­tu­bre al 31 de enero en León. www.musac.es al­go pa­sa con lon­dres. Son dos de las fe­rias más ape­te­ci­bles de la tem­po­ra­da y le dan el pis­to­le­ta­zo de sa­li­da al oto­ño con per­mi­so de Su Ma­jes­tad. Pad Lon­don es­tá cen­tra­da en di­se­ño (arri­ba e iz­da., so­fá sue­co de Gus­tav Axel Berg, 1943 y es­pe­jo Grand So­lai­re de Li­ne Vau­trin, 1965), y Frie­ze reúne el me­jor ar­te mo­derno y con­tem­po­rá­neo (iz­da., di­bu­jo del aus­tria­co Egon Schie­le). Del 14 al 18 de oc­tu­bre. www.pad-fairs.com; www.frie­ze­lon­don.com. pa­rís era una fies­ta (ar­tís­ti­ca). El Grand Pa­lais, los jar­di­nes de las Tu­lle­rías, la Pla­ce Ven­dô­me y el Se­na. Son los es­ce­na­rios de la gran ci­ta del con­tem­po­rá­neo (la fe­ria FIAC) en la Ciu­dad de la luz. Con se­me­jan­te de­co­ra­do ex­te­rior, el ar­te pro­me­te. Arri­ba, di­bu­jo Fem­me de Loui­se Bour­geo­is y Jour­nal de Mat­hieu Mer­cier. Del 22 al 25 de oc­tu­bre. www.fiac.com

Ex­po­si­cio­nes, ci­tas, fe­rias... Nues­tra mi­ra­da par­ti­cu­lar a los even­tos que vie­nen.

de es­treno. Pri­me­ro fue un

tea­tro y aho­ra es el nue­vo es­pa­cio de la ga­le­ría Ra­bouan Mous­sion en el Ma­rais de Pa­rís. Cam­bia de di­rec­ción pe­ro no de in­ten­cio­nes. Su me­ce­naz­go en fa­vor del ar­te con­tem­po­rá­neo, y su buen ojo clí­ni­co, suben en­te­ros en es­ta

vie­ja na­ve que pro­me­te dar jue­go. De ape­ri­ti­vo, la ví­deoins­ta­la­ción Wai­ting del fo­tó­gra­fo ho­lan­dés Er­win Olaf so­bre la espera. Del 17 de oc­tu­bre al 28 de no­viem­bre en Pa­rís. www.

ga­le­rie-ra­bouan-mous­sion. gri­te­mos. La fi­gu­ra hu­ma­na es el cen­tro de la obra de Ed­vard Munch y tam­bién de es­ta ex­po­si­ción que ex­plo­ra los ar­que­ti­pos de la pin­tu­ra del no­rue­go. Las obras se ex­po­nen por te­mas: la cos­ta, la ha­bi­ta­ción del en­fer­mo, el abis­mo, la no­che, el es­tu­dio del ar­tis­ta... Los es­ce­na­rios del au­tor de El gri­to per­mi­ten ex­plo­rar su uti­li­za­ción sim­bó­li­ca del co­lor y la de­for­ma­ción ex­pre­si­va de los ros­tros que mar­can su es­ti­lo. Del 6 de oc­tu­bre al 17 de enero de 2016 en Ma­drid. www.mu­seothys­sen.org pa­la­bra de alex. Na­ció en Brooklyn en 1927 y es uno de los me­jo­res pin­to­res de EEUU. ‘Alex Katz: Aquí y aho­ra’ mues­tra sus pai­sa­jes, prác­ti­ca­men­te des­co­no­ci­dos al ser eclip­sa­dos por sus co­di­cia­dos re­tra­tos, que po­nen de re­lie­ve su ob­se­sión por la na­tu­ra­le­za y el mo­men­to pre­sen­te. Del 23 de oc­tu­bre al 7 de fe­bre­ro de 2016. www.gug­gen­heim-bil­bao.es

Pu­ro rit­mo Un jar­dín se­cre­to en­ce­rra­do en un fras­co, así es Flo­ra­bo­ta­ni­ca ¡Esas lí­neas! de Ba­len­cia­ga (54,35€/30ml). La ro­sa El Le­xus NX 300h (38.300€), ex­pe­ri­men­tal que lle­va ap­to pa­ra cin­co via­je­ros con equipaje, va co­mo la se­da, es in­te­li­gen­te y edu­cad

Pa­ra si­re­nas El po­ten­te tono co­ral de es­te minibolso de piel de Bim­ba y Lo­la (155€) no pa­sa­ría des­aper­ci­bi­do en las pro­fun­di­da­des oceá­ni­cas y me­nos aún en la su­per­fi­cie y en tu hom­bro. Mo­na­da to­tal.

Mu­cho Es­ti­lo Ox­ford, es­tos za­pa­tos gra­na­te de Adol­fo Domínguez (140€) re­fle­jan tu gus­to ex­qui­si­to y lo bien que dis­tin­gues lo bueno. Tú sí que sa­bes, baby.

A tu sa­lud Mar de Fra­des (12€) es trans­pa­ren­cia y fres­cu­ra. Su sa­bor, lleno de re­gis­tros, su co­lor ama­ri­llo pá­li­do y su aro­ma cí­tri­co te obli­ga­rán a te­ner va­rias bo­te­llas en tu ne­ve­ra.

Pu­ro rit­mo Un jar­dín se­cre­to en­ce­rra­do en un fras­co, así es Flo­ra­bo­ta­ni­ca de Ba­len­cia­ga Pu­ro rit­mo (54,35€/30ml). La ro­sa ex­pe­ri­men­tal que lle­va Tra­di­ción, pre­ci­sión y di­se­ño. Así es el IWC Por­tu­gie­ser Ch­ro­no­graph (7.700 €). Un re­loj ex­cep­cio­nal con el qu

Te cui­da Na­tu­ral co­mo tu pro­pia be­lle­za, la Es­sen­tially Beau­ti­ful Re­ju­ve­na­te (des­de 74€) de Al­qui­mia, re­ge­ne­ra, sua­vi­za y pre­vie­ne las arru­gas y te pro­te­ge an­te los pro­ce­sos de oxi­da­ción. Es bue­ní­si­ma. Pu­ro rit­mo Un pañuelo de Her­mès siem­pre di­ce mu­cho, p

Mi Ado­nis Con el Ex­tra Slim Fit de Doc­kers (99,99€), ajus­ta­do des­de la ca­de­ra al to­bi­llo, tu chi­co pa­sa­rá de ser Mi bom­bón a¡ Oh, mi Apo­lo!

En la ci­ma Es­te bi­lle­te­ro de piel de be­ce­rro (315€), in­te­rior en ga­mu­za ita­lia­na y de­ta­lles me­tá­li­cos de la­tón ma­ci­zo pa­la­dia­do, es de la co­lec­ción Sfu­ma­to de Mont­blanc: ex­ce­len­cia y lu­jo.

El clá­si­co La co­ro­na que iden­ti­fi­ca Rolex bri­lla fir­me en el Ce­lli­ni Time. Con su oro Eve­ro­se o su es­fe­ra con dia­man­tes, co­mo siem­pre, rei­na­rá en tu mu­ñe­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.