IZAS­KUN CHIN­CHI­LLA

Es la ar­qui­tec­ta de la in­no­va­ción. Arries­ga­da y com­pro­me­ti­da, ro­za la eco­lo­gía, la so­cio­lo­gía o la cien­cia. Ha di­se­ña­do la ‘Sa­la Vip’ del pró­xi­mo ‘Arco­ma­drid’ mi­ran­do a Du­champ.

AD (Spain) - - “Mis Obsesiones” - por ro­cío ley

¿qué cin­co ad­je­ti­vos cree que la des­cri­ben con acier­to? Soy

op­ti­mis­ta, tra­ba­ja­do­ra, cu­rio­sa, fia­ble y, ade­más, ma­dre.

¿y otros que no le gus­ta­ría que lo hi­cie­ran en ab­so­lu­to? Snob, co­rrup­ta, ma­chis­ta, in­so­li­da­ria y bur­gue­sa. Ni por aso­mo. ¿quié­nes han si­do sus maes­tros? Los ar­qui­tec­tos An­drés Pe­rea y Pe­ter Cook (del gru­po Ar­chi­gram) y el pen­sa­dor Bruno La­tour. ¿có­mo es su es­ti­lo? Efi­caz, re­fle­xi­vo, fres­co, com­pro­me­ti­do, eco­só­fi­co e in­no­va­dor, pe­ro en mi es­tu­dio pre­fe­ri­mos ha­blar de cri­te­rio. ¿qué le ins­pi­ra? La na­tu­ra­le­za, la fo­to­gra­fía don­de el mun­do apa­re­ce usa­do y po­lí­ti­ca­men­te ac­ti­vo, la mez­cla de sa­bi­du­ría y ex­pe­ri­men­ta­ción, los ju­gue­tes, mis es­tu­dian­tes. ¿la re­gla nº uno de la ar­qui­tec­tu­ra? Ge­ne­rar los ma­yo­res be­ne­fi­cios pa­ra el ma­yor nú­me­ro de ciu­da­da­nos y ser cons­cien­te del con­su­mo de re­cur­sos y de su im­pac­to. ¿y la ma­yor vir­tud de un ar­qui­tec­to? Co­nec­tar con las es­truc­tu­ras exis­ten­tes, idear de an­te­mano pla­nes al­ter­na­ti­vos e in­ter­pre­tar la ne­ce­si­dad so­cial con­ci­lián­do­la con la na­tu­ral. ¿có­mo es su ca­sa? Es­tá so­bre la cu­bier­ta de una na­ve in­dus­trial. Ten­go un pa­tio lleno de plan­tas, des­de la du­cha pue­do ha­blar con mi familia, el suelo es de hi­dráu­li­co y par­quet re­ci­cla­do, pre­do­mi­na el ro­sa y pa­ra ella cons­truí pie­zas de di­se­ño con ma­te­ria­les ba­ra­tos. ¿hay al­go que es­té prohi­bi­do en ella? Sí, no ser sim­pá­ti­co.

“El suelo de mi ca­sa es de bal­do­sas hi­dráu­li­cas”. Dcha., su pa­be­llón ‘Or­ga­nic Growth’ en Nue­va York, ga­na­dor del con­cur­so ‘City of Dream’: 93 m2 he­chos de pa­ra­guas, trí­po­des fo­to­grá­fi­cos y rue­das de bi­ci­cle­tas. El mu­seo aus­tria­co ‘Kunst­haus Graz’ del es­tu­dio de Pe­ter Cook, su ar­qui­tec­to pre­fe­ri­do. De­ba­jo, lám­pa­ra y me­si­ta ba­ja, am­bas ‘vin­ta­ge’ (“Me gus­ta mez­clar­lo con di­se­ño”).

P.D. “ODIO QUE SE LLA­MEN RA­CIO­NA­LES A LAS CO­SAS BLAN­CAS PE­RO AR­TI­FI­CIO­SAS”.

¿qué es lo pri­me­ro que ha­ce al lle­gar? Abra­zar a mi hi­jo y ha­blar con él y, si no es­tá, pre­pa­rar­me tran­qui­la­men­te una in­fu­sión. es co­lec­cio­nis­ta de... Lo que he fa­bri­ca­do con mi hi­jo. ¿su más pre­cia­da po­se­sión? El or­de­na­dor con el que tra­ba­jo. ¿qué ma­te­ria­les ama? Los que han te­ni­do una vi­da pre­via y no ocul­tan su ori­gen, los bio­de­gra­da­bles, los que tie­nen de­fec­tos her­mo­sos y los que in­du­cen al op­ti­mis­mo. ¿y los que nun­ca usaría? Los que dan look qui­ró­fano. ¿sus co­lo­res fa­vo­ri­tos? Los de los pai­sa­jes na­tu­ra­les. ¿có­mo se con­si­gue un gran efec­to de­co­ra­ti­vo con po­co di­ne­ro? Pin­tan­do, de ma­ne­ra es­tu­dia­da y con in­ten­ción. ¿y cuál es el prin­ci­pal error que co­me­te la gen­te al de­co­rar sus ca­sas? Obe­de­cer sin más a las ne­ce­si­da­des crea­das. ¿qué li­bros le han in­flui­do? Leo mu­cha li­te­ra­tu­ra de mu­je­res: Do­ris Les­sing, Ni­co­le Krauss o Wis­la­wa Szym­bors­ka. ¿una ban­da so­no­ra? Brit­pop, Bé­la Bar­tók, fla­men­co y soul. ¿di­se­ño o vin­ta­ge? Am­bos, lo me­jor es jun­tar­los. ¿cuál es el asien­to per­fec­to? El ta­bu­re­te Mez­za­dro de los Cas­ti­glio­ni, por­que se hi­zo re­uti­li­zan­do un sillón de trac­tor, un hie­rro y el pel­da­ño de una es­ca­le­ra. ¿có­mo po­ne la me­sa? Siem­pre co­me­mos en ban­de­jas in­di­vi­dua­les o en me­si­tas ba­jas y ju­gan­do a la vez. ¿y có­mo le gus­ta ilu­mi­nar? Uso es­tra­te­gias di­fe­ren­tes. Ilu­mi­na­ción rít­mi­ca que ayu­da a res­pi­rar y a re­la­jar­se o a la ma­ne­ra ára­be, con cú­pu­las ce­les­tes so­bre las ca­be­zas de los ha­bi­tan­tes. ¿su mue­ble-ob­se­sión? Cual­quie­ra de los her­ma­nos Cam­pa­na. el so­fá 10 es... El Marsh­ma­llow de Nel­son pa­ra Vi­tra. ¿su pie­za pre­fe­ri­da? Las me­ce­do­ras de Me­ce­do­ra­ma y la ta­bla pa­ra cor­tar pan Mi­gas-pá­ja­ros del di­se­ña­dor Cu­rro Cla­ret. ¿qué ha apren­di­do de vi­vir y tra­ba­jar en ma­drid? Que se pue­de cons­truir una iden­ti­dad con mu­cha ima­gi­na­ción y po­cos me­dios. ¿un edi­fi­cio que le ha im­pre­sio­na­do? Unas gran­jas en Pu­glia. ¿un ta­len­to que ha des­cu­bier­to? A la es­cul­to­ra Cathy Mi­les. ¿qué es lo pró­xi­mo? Ma­te­ria­les in­creí­bles, más reha­bi­li­ta­cio­nes y un cam­bio en la re­la­ción de la gen­te con los ob­je­tos.

Bo­ce­to de la pró­xi­ma ‘Sa­la Vip’ de ‘Arco­ma­drid’, un proyecto que se ins­pi­ra en ‘El gran vi­drio’ de Du­champ. Iz­da., “el so­fá 10 es el ‘Marsh­ma­llow’ de Nel­son pa­ra ‘Vi­tra”. “Me en­can­tan las me­ce­do­ras de ‘Me­ce­do­ra­ma’ y so­le­mos co­mer en ban­de­jas (arri­ba dcha., de flores de Jo­sef Frank pa­ra ‘Svenskt Tenn’)”. “Mi asien­to fa­vo­ri­to es el ta­bu­re­te ‘Mez­za­dro’ de los her­ma­nos Cas­ti­glio­ni por­que se hi­zo re­uti­li­zan­do tres ele­men­tos”. Dcha., una ca­sa en Ma­drid obra de Chin­chi­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.