MUY APA­REN­TE

JO­SEP VI­LA DE­CI­DIÓ UN BUEN DÍA AU­TO­PRO­DU­CIR LOS DI­SE­ÑOS QUE FIR­MA­BA BA­JO EL NOM­BRE DE APA­RENT­MENT. CON UNA IMA­GEN LIM­PIA Y CUI­DA­DA Y DE­CI­DI­DA VO­CA­CIÓN IN­TER­NA­CIO­NAL, MAR­BLE­LOUS ES SU CO­LEC­CIÓN DE PUES­TA DE LAR­GO.

AD (Spain) - - Diseño Ad - Por isa­bel mar­ga­le­jo. fo­tos: lei­la mén­dez

S i al­go he apren­di­do en es­tos años es que el di­se­ño es como una plan­ta. Po­nes una se­mi­lla y hay que cui­dar­la mu­cho pa­ra ver có­mo cre­ce muy len­ta­men­te, si lo ha­ce. Son tiem­pos muy lar­gos”. El di­se­ña­dor in­dus­trial Jo­sep Vi­la (Ta­rra­sa, 1976) ha­bla con co­no­ci­mien­to de cau­sa. Tras gra­duar­se en 1999 en Eli­sa­va de Bar­ce­lo­na, tra­ba­jó du­ran­te más de una dé­ca­da pa­ra aje­nos has­ta que de­ci­dió tran­si­tar por el ca­mino de ro­sas y es­pi­nas de la au­to­pro­duc­ción. “Aunque mi mar­ca Apa­rent­ment na­ció ha­ce diez años, la trans­for­mé ha­ce tres en edi­to­ra har­to de lla­mar a puer­tas y ver có­mo no se lle­ga­ban a pro­du­cir las co­sas”, cuen­ta en su ca­sa-es­tu­dio de Ta­rra­sa. Con­fie­sa que hu­bo va­rios mo­men­tos en los que le in­va­dió el de­sen­can­to. Em­pe­zó ha­cien­do si­llas de ofi­ci­na (“Bus­can­do so­lu­cio­nes eco­nó­mi­cas pe­ro ce­ro for­ma­les. Era po­ner par­ches”), con­si­guió edi­tar un par de pie­zas con Cha Chá (“Una lám­pa­ra con pa­ti­tas y una pas­ti­lla de ja­bón con for­ma de ce­re­bro, ya des­ca­ta­lo­ga­das”), reali­zó una se­rie de me­sas pa­ra una fir­ma ca­ta­la­na de eba­nis­te­ría a la que se tra­gó la cri­sis (“Des­pro­por­cio­na­do el tra­ba­jo que su­pu­so con lo que sa­qué en lim­pio de ello”) y lle­vó a ca­bo to­do ti­po de en­car­gos nu­tri­cios como pac­ka­ging de cos­mé­ti­cos o stands fe­ria­les. No con­ten­to con ello, lo al­ter­na­ba con la en­se­ñan­za, el di­se­ño gráfico y la fo­to­gra­fía, dis­ci­pli­nas aprendidas de for­ma au­to­di­dac­ta. “Soy de­ma­sia­do cu­rio­so. Me lan­cé a ma­que­tar un fan­zi­ne sin te­ner ni idea, los pri­me­ros números fue­ron un desas­tre –se ríe–. Em­pe­cé a ha­cer fo­tos tam­bién pa­ra ellos y, por ne­ce­si­dad, apren­dí de for­ma más pro­fe­sio­nal pa­ra mis pro­pios pro­duc­tos”. Es­te pro­ce­so de apren­di­za­je prue­ba-error sin em­bar­go fue

Jo­sep Vi­la en el sa­lón de su ca­sa-es­tu­dio de Ta­rra­sa jun­to a una de las me­si­tas de la se­rie Mar­ble­lous, igual que el es­pe­jo (iz­da.). En­ci­ma, su hu­cha Mao Tse Coin y, al la­do, ta­bu­re­te Ton­bu­ret.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.