UN IN­TE­RIOR TE­RA­PÉU­TI­CO

SON EX­PER­TOS EN RE­CU­PE­RAR Y AC­TUA­LI­ZAR. CREAN CA­JAS BLAN­CAS LLE­NAS DE LUZ CON MUE­BLES DE HOY. SE LLA­MAN LU­CAS Y HERNÁNDEZGIL Y HAN HE­CHO QUE EL PA­TIO SE­VI­LLANO Y EL HO­TEL RÚS­TI­CO RE­SUL­TEN CON­TEM­PO­RÁ­NEOS.

AD (Spain) - - Talentos Ad - Por ro­cío ley. re­tra­to: ger­mán sáiz

L os ma­dri­le­ños y trein­ta­ñe­ros Cris­ti­na Do­mín­guez Lu­cas y Fer­nan­do Hernández-gil Ruano se co­no­cie­ron es­tu­dian­do Ar­qui­tec­tu­ra en la ETSAM. Jun­tos fun­da­ron en 2007 Lu­cas y Hernández-gil y, des­de en­ton­ces, las obras no han pa­ra­do de lle­gar. Dos de las más ce­le­bra­das, el res­tau­ran­te El Pin­tón, en Se­vi­lla, y el Ho­tel Ay­llón ,en Se­go­via, son una mues­tra de su buen ha­cer. En am­bos ca­sos, tra­ba­jar en en­tor­nos his­tó­ri­cos don­de ha­bía mu­chas ca­pas pre­exis­ten­tes fue un re­to pa­ra ellos. Pe­ro su­pie­ron au­nar pa­sa­do y pre­sen­te cui­dan­do ca­da de­ta­lle y dan­do im­por­tan­cia a todos los ele­men­tos: un la­va­do de ca­ra con­tem­po­rá­neo. “Nues­tro es­ti­lo, an­tes que por un lenguaje, se de­fi­ne por la ac­ti­tud a la ho­ra de abor­dar los pro­yec­tos: una mez­cla de cu­rio­si­dad, in­tui­ción y ofi­cio”, de­cla­ran. Lo pri­me­ro que ha­cen es es­tu­diar el con­tex­to, lo que hay, y es­ta­ble­cer las ne­ce­si­da­des. A par­tir de ahí, tra­tan de crear un re­la­to, un hi­lo con­duc­tor don­de to­das las pie­zas en­ca­jen. Hu­yen de los lu-

ga­res ce­rra­dos, for­za­dos, so­bre­de­co­ra­dos y ex­ce­si­vos y en cam­bio pre­fie­ren ro­dear­se de pul­cri­tud y lim­pie­za, in­fluen­cia es­can­di­na­va, y op­tar por so­lu­cio­nes más di­rec­tas y na­tu­ra­les. Su in­ten­ción, di­cen, es cons­truir un marco, un ta­ble­ro de jue­go que el usa­rio pue­da ha­cer su­yo y mo­di­fi­car a su an­to­jo. Ma­te­ria­les na­tu­ra­les y tra­di­cio­na­les pe­ro ex­pre­si­vos y mu­chas ve­ces de­ri­va­dos de la cons­truc­ción, aca­ba­dos en bru­to como la­dri­llos al des­cu­bier­to, di­fe­ren­tes tex­tu­ras, (apa­ren­te) aus­te­ri­dad de­co­ra­ti­va, cal­ma cro­má­ti­ca y la im­pron­ta de la mano son sus he­rra­mien­tas pa­ra con­se­guir esos in­te­rio­res re­la­ja­dos y se­re­nos que son pu­ro feng shui vi­sual. Sus ca­sas, có­mo­das y aco­ge­do­ras, lu­cen pa­re­des blan­cas que re­bo­tan la luz mien­tras los to­ques de co­lor se si­túan en la de­co­ra­ción y el ar­te. To­do es­to ele­va­do al cu­bo con com­pin­ches como Knoll, Ma­gis, Fer­mob o Dria­de y lám­pa­ras de Mar­set y &Tra­di­tion, ade­más de di­se­ño pro­pio. “Tra­ta­mos de rea­li­zar vo­lú­me­nes cla­ros con at­mós­fe­ras lu­mi­no­sas y cá­li­das. Un am­bien­te equi­li­bra­do pe­ro vi­vo y fres­co a la vez”, ex­pli­can. En re­su­men, es­pa­cios te­ra­péu­ti­cos, diá­fa­nos y flui­dos que mez­clan lo ac­tual y lo de siem­pre. No en vano, se iden­ti­fi­can ple­na­men­te con el con­cep­to del li­bro El ar­te­sano del so­ció­lo­go nor­te­ame­ri­cano Ri­chard Sen­nett, en el que se reivin­di­ca una cul­tu­ra de lo ma­te­rial y la ac­ti­vi­dad ar­te­sa­nal como bie­nes de ca­pi­tal so­cial. Y es que Cris­ti­na y Fer­nan­do son su­ti­les y ha­bi­li­do­sos, con una mi­ra­da aten­ta so­bre lo co­ti­diano. Como un or­fe­bre, un al­fa­re­ro o un eba­nis­ta. ¿O no? www.lu­casy­her­nan­dez­gil.com

n

Su es­tu­dio en El Vi­so ma­dri­le­ño. Arri­ba iz­da., una de las ha­bi­ta­cio­nes del Ho­tel Ay­llón y dcha., la sa­la Aní­bal del res­tau­ran­te El Pin­tón, pie­zas ac­tua­les en un en­torno tra­di­cio­nal con te­chos de ma­de­ra y azu­le­jos. En la otra pá­gi­na: Arri­ba, el bar Bo­ca­dil

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.