MO­DERNO UN DANDY CRÓ­NI­CAS DE “No por mu­cho ma­dru­gar se tra­ba­ja más tem­prano”, me di­go a mí mis­mo

AD (Spain) - - Adicciones Ad -

ca­da vez que sue­na el des­per­ta­dor. Ser ras­trea­dor de ten­den­cias free­lan­ce te per­mi­te des­cu­brir el nue­vo per­fu­me For her de Nar­ci­so Rodríguez des­pués de la sies­ta, en ba­tín y al bor­de del des­ma­yo ol­fa­ti­vo. Pa­ra qué es­tre­sar­se. (No­ta men­tal: pen­sar a qué da­ma de la fa­mi­lia o ale­da­ños aga­sa­jar con se­me­jan­te bo­tín aro­má­ti­co; al­miz­cle y fe­mi­ni­dad en es­ta­do pu­ro. Mi ma­dre es­tá des­car­ta­da, la mi­mo de­ma­sia­do). Me des­in­to­xi­co de los ex­ce­sos noc­tur­nos con un buen va­so de agua de So­lán de Ca­bras, el eli­xir de la eter­na ju­ven­tud, al que aña­do unas gotas de li­món, como di­cen que ha­ce la Preysler por las ma­ña­nas, con muy bue­nos (y Ma­rios) re­sul­ta­dos. No hay me­jor des­in­to­xi­can­te. En mi agen­da ves­per­ti­na, un ver­nis­sa­ge de los que ha­cen his­to­ria apro­ve­chan­do que AR­CO, la ma­dre no­dri­za del con­tem­po­rá­neo en Es­pa­ña, pa­sa por Ma­drid. Mi ami­ga la ga­le­ris­ta Ele­na, que de ar­te y de fies­to­nes sa­be un ra­to (más de lo se­gun­do que de lo pri­me­ro) me cuen­ta por te­lé­fono que to­da la gen­te in­tere­san­te de la ciu­dad acu­di­rá a su ca­sa. “Ar­tis­tas, cu­ra­tors, crí­ti­cos, ase­so­res, ri­cos en bus­ca de ca­ché in­te­lec­tual... To­da la fau­na ha­bi­tual de fe­bre­ro se es­ta­rá be­bien­do mis re­ser­vas de cham­pag­ne a par­tir de las 8. No te ha­gas el ton­to, aplí­ca­te mi dress co­de y ven­te con esas snea­kers de Loe­we di­se­ña­das por Jo­nat­han W. An­der­son que te has com­pra­do. Me mue­ro de ga­nas de ver­las en mo­vi­mien­to. Yo es­tre­na­ré mi Pia­get de oro ro­sa­do de 18 ki­la­tes, que ya son ki­la­tes, y mi bol­so Soho de Pu­ri­fi­ca­ción Gar­cía que pa­re­ce un

Mon­drian y es per­fec­to pa­ra la oca­sión”. Le ha­go ca­so, como siem­pre. Me en­fun­do ade­más el per­fu­me CK2 de Cal­vin Klein, que 20 años des­pués del pri­mer aro­ma de la fir­ma des­pren­de ju­ven­tud por los cua­tro cos­ta­dos, aunque pa­rez­ca la le­tra de un tan­go, y bus­co en el ca­jón de arri­ba, bien es­con­di­da, la jo­ya de la co­ro­na de mi ar­ma­rio, el nue­vo Au­de­mars Pi­guet, de nom­bre Ro­yal Oak Ca­len­da­rio Per­pe­tuo. Re­loj, ya pue­des mar­car las ho­ras y re­cor­dar­me que de­bo en­tre­vis­tar a Joël An­dria­no­mea­ri­soa, el ar­tis­ta premiado por la fir­ma sui­za en es­ta edi­ción de AR­CO. Pro­me­te lo mis­mo el nom­bre que el ori­gen del su­je­to, de Ma­da­gas­car na­da me­nos. Re­ma­to la fae­na what­sap­pean­do a mi ami­ga Lo­la pa­ra con­fir­mar el trans­por­te, la con­ver­sa­ción y la co­mo­di­dad en su es­tu­pen­do Cla­se C Coupé, el úl­ti­mo ca­cho­rro, el más de­por­ti­vo y atlé­ti­co de la nue­va ca­ma­da de Mer­ce­des-benz. Lo­la apa­re­ce en un plis plas, tan di­ver­ti­da como siem­pre, con sus pen­dien­tes de flo­res de Uter­qüe y sus guan­tes de la ba­ra­ja fran­ce­sa de Bim­ba y Lo­la, to­da ella he­cha un pri­mor in­te­lec­tual, que a eso vamos. “Es­te año la fe­ria ce­le­bra su 35 aniver­sa­rio, ¿sa­bías?, así que no hay país in­vi­ta­do sino 35 ga­le­rías his­tó­ri­cas re­vi­san­do el pa­sa­do”, me cul­tu­ri­za. “Que la fuer­za del ar­te nos acom­pa­ñe”, le es­pe­to. Que ya son ho­ras. (con­ti­nua­rá)

n

Con buen pie Jo­nat­han W. An­der­son dio for­ma a las nue­vas Snea­kers (450€) de Loe­we: an­te co­lor oro, piel blan­ca y sue­la ma­rrón ti­po vin­ta­ge.

En fe­cha Tan con­tun­den­te como el oro ama­ri­llo que lo com­po­ne. Es el nue­vo Ro­yal Oak Ca­len­da­rio Per­pe­tuo (38.800€) de Au­de­mars Pi­guet.

Pa­ra ella El acei­te de al­miz­cle, el talismán de Nar­ci­so Rodríguez, es­tá en el co­ra­zón de es­te per­fu­me (64€) fe­me­nino del di­se­ña­dor ame­ri­cano.

Be wa­ter Des­de la épo­ca ro­ma­na, pa­san­do por Fer­nan­do VII, el agua pre­mium na­cio­nal se be­be en bo­te­lla azul y la ven­de So­lán de Ca­bras.

En flor Así es­tán es­tos pen­dien­tes (39€) de Uter­qüe, lis­tos pa­ra que su fa­ma se ex­tien­da con el ore­ja a ore­ja. Pa­ra que di­gan de la bi­su­te­ría.

A cua­dros Pu­ri­fi­ca­ción Gar­cía fir­ma el bol­so Soho (258€) de an­te con efec­to patch­work, ins­pi­ra­ción neo­yor­qui­na y mu­cho co­lor. Pu­ro ar­te.

Fair play Ras­gos ní­ti­dos y su­ge­ren­tes, di­se­ño atlé­ti­co y de­por­ti­vo. El nue­vo Cla­se C Coupé del Mer­ce­des-benz es pu­ro lu­jo mo­derno.

En la ciu­dad Wa­sa­bi, acor­des flo­ra­les y ado­qui­nes hú­me­dos. A eso hue­le el nue­vo CK2 (41,15€) de Cal­vin Klein, tan li­bre y ur­bano como el pri­me­ro.

Tic Tac Oro ro­sa­do de 18 ki­la­tes, 62 dia­man­tes y bra­za­le­te de ma­lla mi­la­ne­sa. Es el Li­me­light Ga­la Mi­la­ne­se de Pia­get. Una be­lle­za.

Ha­gan jue­go De piel, con fon­do blan­co y di­bu­jos de las fi­gu­ras de la ba­ra­ja fran­ce­sa, son los guan­tes más ex­cén­tri­cos y di­ver­ti­dos (68€) de Bim­ba y Lo­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.