Pa­ra una mues­tra

AD (Spain) - - Escaparate Ad -

La fir­ma de co­ci­nas Santos se va de fe­ria. Su vo­ca­ción in­ter­na­cio­nal ha que­da­do pa­ten­te en Eu­ro­cu­ci­na en Mi­lán y SADECC en Lyon, aunque su úl­ti­mo stand (en la fo­to) fue en la Fe­ria de Mues­tras de Ge­ro­na. www.santos.es

(vie­ne de la pág. 141 ) En su se­rie Via­jo pa­ra co­no­cer mi geo­gra­fía di­bu­jó ma­pas de su ca­ma y so­bre­vo­ló su sa­lón me­ta­fó­ri­ca­men­te pa­ra re­cons­truir su te­rri­to­rio per­so­nal. “Es­ta­ba can­sa­do de to­do el es­pec­tácu­lo que ro­dea mi pro­fe­sión. Que­ría de­mos­trar que sin sa­lir del ca­tre se pue­de crear. Ade­más mi ca­sa es mi ta­ller de ex­pe­ri­men­ta­ción, mu­chos de mis ví­deos han si­do tes­ta­dos aquí”, con­fie­sa. La al­fom­bra, tam­bién crea­ción su­ya, an­ti­ci­pa las coor­de­na­das exac­tas del há­bi­tat y es el cen­tro del ho­gar. De com­par­sas de lu­jo, las fo­to­gra­fías de Chis­co Vi­llar, obras in­ter­cam­bia­das con bue­nos ami­gos como Juan Pé­rez Agi­rre­goi­koa, una có­mo­da de Pie­ro For­na­set­ti, al­gu­nas pie­zas art déco y otras traí­das de Jai­pur. En­tre tan­to ar­te, sin em­bar­go, per­vi­ve la ca­li­dez de un es­pa­cio no pen­sa­do ni de­co­ra­do (“no nos iden­ti­fi­ca­mos con esa pa­la­bra”) pe­ro di­ver­ti­do en el que se jue­ga y se ima­gi­na.

n

EL PRO­FE­TA DEL CO­LOR (vie­ne de la pág. 30) “Se ve la ga­ma com­ple­ta, que par­te del ama­ri­llo y lle­ga has­ta el azul pa­san­do por el ver­de, el vio­le­ta, el rojo y el na­ran­ja has­ta vol­ver de nue­vo al ama­ri­llo, como en un cir­cui­to ce­rra­do. Es mi ar­coi­ris”. Las lí­neas cir­cu­lan en pa­ra­le­lo, y en­tran y sa­len por am­bos cos­ta­dos de los cua­dros, en­tre­la­zán­do­se y for­man­do una nue­va com­po­si­ción. El ar­gen­tino creó so­lo una de­ce­na de pa­ne­les di­fe­ren­tes, pe­ro po­dría ha­ber se­gui­do has­ta el in­fi­ni­to. “El tí­tu­lo le iba bien –bro­mea so­bre La Lon­gue Mar­che–, es una pro­gre­sión lar­ga, ca­si sin fin. Ca­da uno co­mien­za y ter­mi­na de la mis­ma ma­ne­ra, es como una cin­ta de co­lor que se tuer­ce, se abre, se cur­va y des­fi­la en una pre­ci­sa co­reo­gra­fía”. En su día cal­cu­ló que tar­da­ría 150 años en pin­tar to­das las va­ria­cio­nes to­na­les po­si­bles pa­ra es­ta co­lec­ción. Por eso le fas­ci­nó co­no­cer el pro­ce­so ar­te­sa­nal de im­pre­sión de la se­da, ba­sa­da en la per­mu­ta­ción del co­lor. La edi­ción pa­ra Her­mès Edi­teur in­clu­ye diez se­ries de seis pa­ñue­los ca­da una. La pri­me­ra, con fon­do blan­co, es idén­ti­ca a seis de los lien­zos de La Lon­gue Mar­che ,yel res­to son si­mi­la­res pe­ro con al­te­ra­cio­nes cro­má­ti­cas e in­clu­so in­tro­du­cen “no co­lo­res” –así los lla­ma el ar­tis­ta– como el ne­gro, el blan­co y el gris. Son 60 pie­zas úni­cas que pue­den ser ad­qui­ri­das on­li­ne. “Fue ma­ra­vi­llo­so lle­var más allá mi ex­pe­ri­men­ta­ción y cam­biar los to­nos –re­cuer­da–, so­bre to­do con la di­fi­cul­tad que su­po­ne im­pri­mir so­bre se­da, ya que la tin­ta tien­de a ex­pan­dir­se”. Con más de me­dio si­glo cum­pli­do de tra­yec­to­ria, la obra de Le Parc, que aho­ra mis­mo tra­ba­ja en una gran re­tros­pec­ti­va que abri­rá en no­viem­bre en el Pé­rez Art Mu­seum de Mia­mi, no ha per­di­do vi­gen­cia ni im­pac­to. El efec­to de su ar­te si­gue sien­do in­me­dia­to: “Es el ojo del es­pec­ta­dor quien da vi­da a mis tra­ba­jos y los com­ple­ta en su men­te, lo más im­por­tan­te es crear una re­la­ción con él –ase­gu­ra–. Pue­de ha­ber mi­les de en­sa­yos y elu­cu­bra­cio­nes so­bre el sig­ni­fi­ca­do de una crea­ción, pe­ro lo que cuen­ta al fi­nal es su pre­sen­cia vi­sual, y cuan­to más sim­ple y más di­rec­ta sea, más po­si­bi­li­da­des tie­ne de ofre­cer una pro­pues­ta ri­ca. In­clu­so mu­cho más que esas co­sas que ves en los mu­seos que pa­ra en­ten­der­las tie­nes que leer­te an­tes va­rios pá­rra­fos”. en­ric pas­tor. La se­rie de pa­ñue­los ‘Va­ria­tions au­to­ur de La

n Lon­gue Mar­che’ se pue­den ad­qui­rir en edi­teur-en.her­mes.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.