ENER­GÍA VI­TAL

ALE­XAN­DER GI­RARD, CO­LEC­CIO­NIS­TA DE OB­JE­TOS CON AL­MA Y AMAN­TE DEL CO­LOR, CON­CI­BIÓ EL DI­SE­ÑO COMO UN JUE­GO DE NI­ÑOS. EL VI­TRA DE­SIGN MU­SEUM LE RIN­DE HO­ME­NA­JE CON SU PRI­ME­RA Y MUY ME­RE­CI­DA GRAN RE­TROS­PEC­TI­VA.

AD (Spain) - - Buscador AD -

E l ar­te so­lo es ar­te si es si­nó­ni­mo de vi­vir”, de­cía. Y sus crea­cio­nes es­ta­ban muy de acuer­do. El po­li­fa­cé­ti­co Ale­xan­der Gi­rard des­ta­có por el pa­trón vi­ta­lis­ta de unos te­ji­dos que ha­blan por sí so­los y que, hoy en día, si­guen trans­mi­tien­do su amor por el co­lor y la geo­me­tría. Como si fue­ran pen­sa­dos pa­ra un día de fies­ta in­ter­mi­na­ble. Des­cri­bía el di­se­ño como “men­te, mano, pa­pel y lá­piz”, un jue­go ali­men­ta­do por sus lar­gos via­jes en los que co­lec­cio­nó ob­je­tos pro­ce­den­tes de to­do el mundo. Fue una per­so­na­li­dad in­quie­ta y to­có múl­ti­ples dis­ci­pli­nas, del di­se­ño in­dus­trial a la ti­po­gra­fía, el me­na­je, la ar­qui­tec­tu­ra o el in­ter­oris­mo. San­dro, como era co­no­ci­do en su círcu­lo más cer­cano, na­ció en Nue­va York en 1907. De ma­dre norteamericana y pa­dre fran­co­ita­liano, cre­ció en Flo­ren­cia a la som­bra de los gran­des. Es­tu­dió Di­se­ño y Ar­qui­tec­tu­ra en Ro­ma y Lon­dres an­tes de re­gre­sar a Amé­ri­ca, don­de vi­vi­ría has­ta su muer­te, en 1993. Fue en una lu­na de miel tardía jun­to a su mu­jer, Su­san, cuan­do des­cu­brió su otra gran pa­sión, el fol­clo­re me­xi­cano. El ma­tri­mo­nio ne­ce­si­tó una ca­mio­ne­ta pa­ra trans­por­tar todos los ob­je­tos que ha­bía ad­qui­ri­do. En 1978, la Gi­rard Foun­da­tion qui­so agra­de­cer ese tri­bu­to do­nan­do más de 100.000 pie­zas al es­ta­do de Nue­vo Mé­xi­co,

Des­de arri­ba, Ale­xan­der Gi­rard en su es­tu­dio en los 50 fo­to­gra­fia­do por Char­les Ea­mes. Ta­pi­ces Lo­ve Heart y, aba­jo dcha., Girls, am­bos de los 70 pa­ra Her­man Mi­ller, como la bu­ta­ca. En el cen­tro, ca­jas de ce­ri­llas del res­tau­ran­te La Fon­da del Sol en Nue­va

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.