Re­mi­nis­cen­cias orien­ta­les, neo­gó­ti­co y for­mas na­tu­ra­les. Gau­dí creó un es­ti­lo pro­pio que su­pe­ró el Mo­der­nis­mo ca­ta­lán.

AD (Spain) - - Icono AD -

fun­da re­li­gio­si­dad que que­da­ría pa­ten­te en la sim­bo­lo­gía de to­da su obra, a ve­ces in­ter­pre­ta­da como ma­só­ni­ca. Su de­li­ca­da sa­lud le obli­gó a abra­zar la die­ta ve­ge­ta­ria­na y a pa­sar lar­gas tem­po­ra­das en ple­na na­tu­ra­le­za, otro de sus man­tras. Su as­cé­ti­ca vi­da con­tras­ta con una exu­be­ran­te ima­gi­na­ción que se plas­mó a tra­vés de to­ques orien­ta­lis­tas y neo­gó­ti­cos has­ta lle­gar a un es­ti­lo pro­pio que tras­cien­de el pro­pio Mo­der­nis­mo ca­ta­lán. Su­yos son El Ca­pri­cho (1885) en Co­mi­llas, Ca­sa Bo­ti­nes (1894) en León y el Pa­la­cio Epis­co­pal de As­tor­ga (1915), aunque la ma­yor par­te de sus edi­fi­cios se con­cen­tran en Bar­ce­lo­na: Ca­sa Vicens (1888), el Co­le­gio de las Te­re­sia­nas (1889), las ca­sas Cal­vet (1900), Batlló (1906) y Mi­là (1910), la To­rre Be­lles­guard (1909) y, por su­pues­to, La Sa­gra­da Fa­mi­lia, don­de se ins­ta­la­ría po­co an­tes de fa­lle­cer (el tem­plo, aún inaca­ba­do, pre­ten­de inau­gu­rar­se en 2026, coin­ci­dien­do con el cen­te­na­rio de su muer­te). Pa­ra to­das ellas pen­só has­ta el úl­ti­mo de­ta­lle, des­de los pi­ca­por­tes has­ta los sue­los pa­san­do por unos mue­bles ob­se­sio­na­dos con la er­go­no­mía. Pre­ci­sa­men­te fue una vi­tri­na mos­tra­da en la Ex­po­si­ción Uni­ver­sal de Pa­rís la que lla­mó la aten­ción del em­pre­sa­rio Eu­se­bi Güell, que se con­ver­ti­ría en su ma­yor me­ce­nas. Pa­ra él con­ci­bió unos pa­be­llo­nes (1887), un pa­la­cio (1890), unas bo­de­gas en Sit­ges (1897) y el par­que Güell (1914). El 7 de ju­nio de 1926, cuan­do Gau­dí se di­ri­gía a re­zar a la iglesia de San Fe­li­pe Ne­ri, fue atro­pe­lla­do por un tran­vía en la Gran Vía de las Cor­tes Ca­ta­la­nas. El tiem­po de­mos­tró que las pa­la­bras de Ro­gent eran pro­fé­ti­cas: Gau­dí era un genio.

n

Ca­sa Batlló y, aba­jo, las chi­me­neas de Ca­sa Mi­là, am­bas en Bar­ce­lo­na. Iz­da., es­pe­jo y si­lla pa­ra Ca­sa Cal­vet y va­rios he­rra­jes pa­ra puer­tas, to­do edi­ta­do por B.D Bar­ce­lo­na. De­ba­jo, un si­llón del ar­qui­tec­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.