M“

AD (Spain) - - Premio Especial De La Redacción -

e pi­die­ron un apar­ta­men­to fa­mi­liar, fres­co y lu­mi­no­so, con el ca­rac­te­rís­ti­co to­que clá­si­co eu­ro­peo pe­ro que res­pe­ta­ra la mo­der­ni­dad de la em­ble­má­ti­ca Olym­pic To­wer en la que se en­cuen­tra. El edi­fi­cio fue cons­trui­do en los años 70 por el es­tu­dio de ar­qui­tec­tu­ra Skid­mo­re, Owings and Me­rrill de Chica­go pa­ra el mag­na­te grie­go Aris­tó­te­les Onas­sis”, ex­pli­ca el an­ti­cua­rio e in­terio­ris­ta Lo­ren­zo Cas­ti­llo. Su re­la­ción con los pro­pie­ta­rios, un ma­tri­mo­nio do­mi­ni­cano de ori­gen as­tu­riano, co­men­zó enma­drid, don­de les ase­so­ra­ba en la com­pra de ar­te y an­ti­güe­da­des. Tiem­po des­pués lle­ga­ron sus ca­sas, la de San­to Do­min­go, y si­mul­tá­nea­men­te es­te apar­ta­men­to en la Quin­ta Ave­ni­da de Nue­va York de más de 200 m2 y enor­mes ven­ta­na­les con en­vi­dia­bles vis­tas a la ca­te­dral de San Pa­tri­cio. Es la se­gun­da obra de Cas­ti­llo en la ciu­dad (tam­bién fir­ma el ho­tel Room­ma­te­gra­ce), y la es­tre­na jus­to cuan­do la edi­ción ame­ri­ca­na de Ar­chi­tec­tu­ral Di­gest in­clu­ye su nom­bre en su lis­ta anual de los 100 me­jo­res de­co­ra­do­res y ar­qui­tec­tos del mundo. El pro­yec­to se hi­zo con tiem­po, in­vir­tie­ron más de un año re­co­rrien­do subas­tas y an­ti­cua­rios del vie­jo con­ti­nen­te a la ca­za de pie­zas úni­cas. “Deseá­ba­mos que ca­da una en­ca­ja­se per­fec­ta­men­te y tu­vie­ra su pro­pio es­pa­cio, sin so­bre­car­gar ni ago­biar”, con­ti­núa. El ma­dri­le­ño apos­tó por una bue­na se­lec­ción de asien­tos de es­ti­lo in­glés ta­pi­za­dos con te­las sua­ves como el lino blan­co de las chaises lon­gues del sa­lón o los ter­cio­pe­los del sofá prin­ci­pal y de las ban­que­tas del co­me­dor. “No que­ría­mos gran­des es­tam­pa­dos, sino un am­bien­te muy re­la­ja­do con tex­ti­les li­sos o con geo­me­trías pe­que­ñas don­de la no­ta de co­lor la pu­sie­ran al­gu­nas jo­yas clá­si­cas de fi­na­les del XVIII o prin­ci­pios del XIX: el es­pe­jo de ojo de buey, la co­lec­ción de obe­lis­cos o las co­lum­nas Grand Tour del sa­lón. To­das ellas tie­nen en co­mún un di­se­ño de lí­neas sen­ci­llas y ma­te­ria­les lu­jo­sos”. So­lo se rom­pe es­ta re­gla en el dor­mi­to­rio, don­de Cas­ti­llo co­lo­có a los pies de la ca­ma un pe­que­ño ca­na­pé de Mai­son Jan­sen con unas or­na­men­ta­das pa­tas ca­brio­let. En las pa­re­des, sin em­bar­go, se man­tie­ne la so­brie­dad con unos es­pe­jos es­pa­ño­les de ébano Fe­li­pe III y una se­rie de gra­ba­dos mi­to­ló­gi­cos de An­to­nio Ca­no­va de épo­ca na­po­leó­ni­ca. En la par­te pú­bli­ca se usa­ron car­pin­te­rías la­ca­das en blan­co con pa­ne­la­dos ja­co­bi­nos que ocul­tan va­rios ar­ma­rios se­cre­tos a mo­do de ga­ba­ne­ros, po­ten­cian­do la sen­sa­ción de pro­fun­di­dad. Es­co­gi­das obras de ar­te con­tem­po­rá­neo des­pei­nan y mo­der­ni­zan el de­li­be­ra­do am­bien­te tra­di­cio­nal. Es­ta sun­tuo­si­dad con­ti­núa en los ba­ños, don­de el már­mol de Ca­la­cat­ta o el tras­lú­ci­do ala­bas­tro egip­cio con re­ma­tes de la­tón co­lor bron­ce rin­den ho­me­na­je al Art Déco que ins­pi­ró los gran­des ras­ca­cie­los neo­yor­qui­nos. El re­sul­ta­do res­pi­ra la ele­gan­cia del se­llo Cas­ti­llo: un cla­si­cis­mo ame­ri­cano re­no­va­do con mano es­pa­ño­la y acen­to bri­tish.

n

EN EL DOR­MI­TO­RIO, CA­MA CON DO­SEL DE HOLLY HUNT, LÁM­PA­RA DE CON­CHA DE TOR­TU­GA, LA­TÓN Y ÉBANO DI­SE­ÑA­DA POR CAS­TI­LLO Y CA­NA­PÉ DE LOS 50 DE MAI­SON JAN­SEN CON SE­DA DE JIM THOM­PSON. EN LA PA­RED, CO­LEC­CIÓN DE GRA­BA­DOS DE AN­TO­NIO CA­NO­VA DEL SI­GLO XIX, ES­PE­JO ES­PA

(ver car­net de di­rec­cio­nes)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.