Lo “Dis­fru­ta­mos MEZ­CLAN­DO con lo que no va­le que VA­LE mu­cho CHINO na­da: un ce­ni­ce­ro del Lacha­pe­lle”. AL AS­KA con una FO­TO de

AD (Spain) - - Premio Especial De La Redacción -

to­do el pro­yec­to es su­yo –pro­si­gue él–. Por otro la­do es mi ha­bi­ta­ción fa­vo­ri­ta: me me­to aquí y no sal­go. Es­tá muy bien or­ga­ni­za­da en dos par­tes: una más lú­di­ca que com­par­ti­mos, al fon­do de la cual de­ci­dí po­ner­me mi me­si­ta, y otra don­de hay en­sa­yos y to­do lo que le gus­ta a la Ol­vi: la antropología, los mo­nos, los su­me­rios, Ro­ma, Gre­cia... –cuen­ta rién­do­se–. Nos la hi­cie­ron nues­tros car­pin­te­ros di­vi­nos de Al­cor­cón, una fa­mi­lia que tra­ba­ja la ma­de­ra de to­da la vi­da”. Las ideas ya las te­nían cla­ras en la ca­be­za, como los ma­te­ria­les y co­lo­res (ter­cio­pe­los, mo­ra­do, el do­ra­do y el ne­gro y el ver­de y el rojo), y mu­chos de los mue­bles tam­bién. Pro­vie­nen de El Ras­tro, ebay y de sus via­jes por Nor­tea­mé­ri­ca. To­do es de se­gun­da mano, bus­ca­do, ras­trea­do, en­con­tra­do y adap­ta­do, lle­va­do a su te­rreno. “Ca­da vez que em­pe­za­mos una ca­sa, nos da­mos cuen­ta de que nues­tro mundo, de­co­ra­ti­va­men­te ha­blan­do, es­tá en pe­li­gro de ex­tin­ción. Por ejem­plo, nos en­can­ta el oro y ca­da vez es más di­fí­cil en­con­trar­lo. Man­da­mos do­rar las ven­ta­nas, las re­ji­llas del ai­re acon­di­cio­na­do... Aho­ra a to­do el mundo le pa­re­ce or­di­na­rio, pe­ro a mí lo que real­men­te me pa­re­ce or­di­na­rio es el mi­ni­ma­lis­mo y el zen. Las ten­den­cias ac­tua­les no me in­tere­san. Nos da pe­na cuan­do vamos a un ho­tel y no sa­be­mos có­mo fun­cio­na la du­cha. Nos gus­ta lo clá­si­co por­que lo clá­si­co siem­pre fue lo mo­derno”, sen­ten­cia Ma­rio. “Te das cuen­ta de que cuan­do vas a bus­car esas co­sas que has vis­to siem­pre, re­sul­ta que ya no no exis­ten. ¿Que quie­res un la­va­bo de ce­rá­mi­ca ama­ri­llo ca­na­rio? Pues tie­nes que ir­te a EEUU, Ale­ma­nia o Mé­xi­co”, ex­pli­ca Ol­vi­do. En cuan­to al ar­te, otro pun­to im­por­tan­te, hay mu­cha fo­to­gra­fía, de dos ti­pos: la ar­tís­ti­ca y de ga­le­ría, de nom­bres como Terry Richardson, y las po­la­roids y car­te­les que ellos lla­man “mo­men­to fan”, de chi­cas, ca­ba­rets de los 70 y gru­pos de mú­si­ca. Tam­bién hay obra de ami­gos como Fa­bio Mcna­ma­ra y Juan Gat­ti, “que ilu­mi­nan nues­tras vi­das”. “No que­ría­mos luz na­tu­ral, nos gus­tan los neo­nes, to­do lo fal­so y ar­ti­fi­cial, po­día­mos ha­ber subido los te­chos pe­ro no qui­si­mos... Adap­ta­mos la ca­sa a no­so­tros, a nues­tro es­ti­lo, al es­ti­lo Alas­ka y Ma­rio”, re­ma­ta él. Y se pre­vé que ha­brá una ter­ce­ra par­te por­que han com­pra­do tam­bién el 5º: “Estamos ha­cien­do una sui­te­ma­ría An­to­nie­ta pa­ra nues­tros in­vi­ta­dos”.

n

EN LA BI­BLIO­TE­CA, CHES­TER A ME­DI­DA DE CA­SA ES­CU­DE­RO, ME­SI­TAS COM­PRA­DAS EN FE­RIAR­TE Y AL­FOM­BRA DE MIGUEL STUYCK HE­CHA POR EN­CAR­GO. OBRA Y CO­JI­NES DE JUAN GAT­TI. EN LA OTRA PÁ­GI­NA: EN EL MIS­MO ES­PA­CIO, ALACENA NEO­GÓ­TI­CA DE EL RAS­TRO CON PORCELANA DE PÁ­JA­ROS

(ver car­net de di­rec­cio­nes)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.