Es­pí­ri­tu

AD (Spain) - - Premio Especial De La Redacción -

el

de un

Cis­zak Dal­mas – tras ca­pa, los di­se­ña­do­res apa tras ca­pa, tras ca­pa,

2 has­ta de­ja­res­ta ca­sa de 200 m fue­ron des­nu­dan­do oriun­dos de Tu­rín– Des­cal­zas, con la so­bria

al Con­ven­to de las Tri­ni­ta­rias la en cru­do. Fren­te Cer­van­tes,

en­te­rra­do Miguel de don­de se di­ce que es­tá Cis­zak y fa­cha­da de la iglesia de Al­ber­to Gob­bino

es el cen­tro de ope­ra­cio­nes lle­ga­ron es­te am­bien­te mo­na­cal y pa­cien­cia

y su fa­mi­lia. Con es­fuer­zo y la vi­vien­da del pri­me­ro

un pi­so es­tre­cho,to­do Era An­drea Ca­ru­so Dal­mas sue­los y pa­re­des.

de lo su­per­fluo­te­chos, Lle­va­ba­quin­cea­ño s a la piel ori­gi­nal, des­po­jan­do

del Ma­dri­dan­ti­guo.“di­mi­nu­tas, sin luz, tí­pi­co al im­pul­sar nues­pa­si­llo,con ha­bi­ta­cio­nes de­mos­tró una gran sen­si­bi­li­dad

pa­ra nues­tra sor­pre­sa, pe­ro al ras­car un po­co ce­rra­do. El pro­pie­ta­rio, con­di­cio­nes dan­tes­cas,

Se en­con­tra­ba en unas des­cu­bri­mos el des­te­tras ideas de re­mo­de­la­ción. épo­cas

pin­ta­do de to­das las es­pí­ca­pas de pin­tu­ra y pa­pel

¡Aquí po­día exis­tir el el go­te­lé y más de 10 nues­tra ima­gi­na­ción.

un ha­llaz­go que cau­ti­vó de­ja­ron a la vis­taal­gu­nas llo de un es­tu­co. Fue lu­gar de arra­sar­las,

co­men­ta­gob­bino. En crean ri­tu de un pa­laz­zo ita­liano!”,

es el de lien­zos que por di­fe­ren­tes lám­pa­ras, ba­jo la luz mo­du­la­da li­nó­leo apa­re­cie­ron ma­de­ca­pas y el re­sul­ta­do, de

al eli­mi­nar las ca­pas arel sue­lo es irre­gu­lar; “Como un for­mas úni­cas. Tam­bién su­per­pues­to.

aho­ra to­do con­vi­ve de los 40 y ce­men­to: len­ta­men­te, des­ve­lan­do ra, bal­do­sas hi­dráu­li­cas qui­tan­do es­tra­tos

una rui­na, he­mos ido pai­sa­je, nues­tro há­bi­tat, queó­lo­go cuan­do des­cu­bre de­cir que des­nu­dar

el sin due­ño. Al fi­nal po­de­mos esa paz vi­sual”, emo­cio­nes e his­to­rias ne­ce­si­ta­mos

de ar­te en las pa­re­des, ri­tual. No hay obras una sen­sa­ción de ar­mo­nía ha si­do un ver­da­de­ro al­go muy com­pli­ca­do, que he­mos con­se­gui­do con­so­nan­cia con nues

en ex­pli­ca An­drea. “Creo rin­cón, to­do es­tá

un equi­li­brio en ca­da por si­tuar­nos fue­ra den­tro de un caos or­de­na­do, y op­ta­mos

cuan­do la cri­sis ex­plo­tó ni a Co­men­za­mos jus­to a los mo­dos tro es­pí­ri­tu crea­ti­vo. no­sa­dap­ta­mos

So­mos an­ti­sis­te­ma, no mer­ca­do del­di­se­ño.

(con­ti­núa en pá­gi­nas fi­na­les) de la in­dus­tria y del pun­tua­li­za Al­ber­to.

te­ne­mos el nues­tro­pro­pio”, los tiem­pos del sec­tor,

EN EL DOR­MI­TO­RIO DE AL­BER­TO DES­TA­CAN LOS RES­TOS DE UN PA­PEL PIN­TA­DO QUE APA­RE­CIÓ AL RE­TI­RAR LAS CA­PAS DE GO­TE­LÉ Y PIN­TU­RA, Y QUE HA­CE LAS VE­CES DE CA­BE­CE­RO. “ME PA­RE­CIÓ MUY SU­GE­REN­TE, LOS PA­LAZ­ZI ITA­LIA­NOS ES­TÁN EN MI IMA­GI­NA­RIO DES­DE QUE ERA UN NI­ÑO”, EX

Y AL­BER­TO, AN­DREA (IZ­DA.) DAL­MAS, EL DÚO CIS­ZAK EN LA EN SU CA­SA-ES­TU­DIO. UN RIN­CÓN OTRA PÁ­GI­NA: EN ACUA­RE­LA DEL DOR­MI­TO­RIO, DE LA AR­TIS­TA CHI­LE­NA Y FRAN­CIS­CA FEUEREISEN EN UN ME­SA EN­CON­TRA­DA LA CA­LLE. CON­TE­NE­DOR DE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.