Sa­lió RE­DON­DA

LA MAI­SON BER­NARD CON SUS ES­FE­RAS, 60 UN NUE­VO DIÁ­LO­GO ES­TA­BLE­CIÓ EN LOS Y LA NATURALEZA. CONS­TRUC­CIO­NES EN­TRE LAS ICONO DE RE­FOR­MAS, EL TRAS CIN­CO AÑOS LA PA­RA REIVIN­DI­CAR ABRE SUS PUER­TAS ANT­TI LO­VAG, OSA­DÍA DE SU AR­QUI­TEC­TO, PIE­RRE BER­NARD. Y DE

AD (Spain) - - Ar­qui­tec­tu­ra - To­rre­ci­llas. fo­tos: yves ge­llie por to­ni

i sé có­mo va a que­dar, ni el tiem­po que tar­da­ré en aca­bar­la, ni lo que va a cos­tar”, es­tas tres con­di­cio­nes es­ta­ble­cía el ar­qui­tec­to hún­ga­ro Ant­ti Lo­vag (1920-2014) pa­ra acep­tar un pro­yec­to. Si bien su obra más po­pu­lar es el Pa­lais Bu­lles, que le­van­tó en Can­nes de 1979 a 1984 por ca­pri­cho de Pie­rre Car­din, es­te no exis­ti­ría si ocho años an­tes no hu­bie­ra sorprendido a pro­pios y ex­tra­ños con la­mai­son Ber­nard. La ca­sa de bur­bu­jas de ce­men­to fue el en­car­go de su ami­go, el em­pre­sa­rio au­to­mo­vi­lís­ti­co y fi­lán­tro­po, Pie­rre Ber­nard. En los 60, cuan­do co­men­zó a so­ñar con cons­truir su man­sión en Théou­le-sur-mer, en la Cos­ta Azul, lla­mó a Lo­vag, quien en esa épo­ca ex­pe­ri­men­ta­ba con las cons­truc­cio­nes es­fé­ri­cas co­mo una nue­va for­ma de apro­xi­mar­se a la naturaleza. “Ya sea por mo­ti­vos eco­nó­mi­cos o por so­lu­cio­nes téc­ni­cas, los hom­bres se han con­fi­na­do en cu­bos lle­nos de án­gu­los muer­tos, que son agre­si­vos con el pai­sa­je y con­tra­rios a los mo­vi­mien­tos na­tu­ra­les de las pier­nas y los bra­zos, que son cir­cu­la­res”, de­cía Lo­vag. El re­sul­ta­do fue una re­si­den­cia que se de­rra­ma por la tie­rra co­mo un or­ga­nis­mo vi­vo en el que pa­si­llos tu­bu­la­res con ojos de pez con­du­cen a las cé­lu­las ha­bi­ta­bles. Aun­que am­bos >

Ant­ti Lo­vag pro­yec­tó la ca­sa a par­tir de es­fe­ras por­que las con­si­de­ra­ba la cons­truc­ción más sen­ci­lla. El ar­qui­tec­to cu­brió la es­truc­tu­ra de hie­rro con ce­men­to pin­ta­do con spray pa­ra in­te­grar­la en el pai­sa­je de la Cos­ta Azul. En la fo­to, uno de los mó­du­los

La ca­sa se pre­sen­ta a la vis­ta co­mo un sis­te­ma neu­ro­nal ha­bi­ta­ble. Aba­jo, sa­lón con su so­fá de obra re­ta­pi­za­do por los ar­te­sa­nos que tra­ba­ja­ron con el ar­qui­tec­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.