Se eri­gió como del mo­der­nis­mo ca­rio­ca con sus jar­di­nes he­chos con la que él mis­mo des­cu­brió.

AD (Spain) - - Icono -

30 pa­só a di­ri­gir el De­par­ta­men­to de Par­ques y Jar­di­nes de Per­nam­bu­co, su nom­bre em­pe­zó a so­nar y pron­to le ofre­cie­ron en­car­gos im­por­tan­tes pa­ra di­se­ñar zo­nas ver­des pú­bli­cas y pri­va­das. Su con­tac­to y ad­mi­ra­ción por las van­guar­dias ar­tís­ti­cas hi­zo que en sus crea­cio­nes lu­cie­ran nue­vas geo­me­trías y co­lo­res po­ten­tí­si­mos, he­re­de­ras del ex­pre­sio­nis­mo ale­mán o del cu­bis­mo, es­ti­los que prac­ti­có en su pin­tu­ra. Su obra es exu­be­ran­te: más de dos mil jar­di­nes en su tie­rra y por to­do el mun­do. En Caracas, Kua­la Lum­pur, Pen­sil­va­nia o Bue­nos Ai­res. Los del MAM ( Mu­seu de Ar­te Mo­derno), los del edi­fi­cio Pe­tro­brás, los de Gus­ta­vo Ca­pa­ne­ma, el Lar­go do­ma­cha­do, to­dos en Río. Los del Pa­la­cio de Ita­ma­raty, en Bra­si­lia, jun­to con Os­car Nie­me­yer. Con es­te, su paisajismo ad­qui­rió otra di­men­sión aden­trán­do­se en el ur­ba­nis­mo, pues fue su gran co­la­bo­ra­dor en la ges­ta­ción de la ca­pi­tal bra­si­le­ña con ma­ra­vi­llas como la Pla­za de los Cris­ta­les. No hay que ol­vi­dar su po­co pre­ten­cio­so Pa­seo de Co­pa­ca­ba­na, una in­ter­ven­ción de cua­tro ki­ló­me­tros cu­yas on­das blan­cas y ne­gras ado­ran fo­rá­neos y tu­ris­tas. Aun­que su gran or­gu­llo fue el Sí­tio Bur­le Marx, una ha­cien­da que com­pró en los 50 a las afue­ras de la ca­pi­tal ca­rio­ca don­de acu­mu­ló 3.500 va­rie­da­des de plan­tas. A par­tir de los años 70 la con­vir­tió en su re­si­den­cia per­ma­nen­te y, en la si­guien­te dé­ca­da, la do­nó al go­bierno fe­de­ral pa­ra ase­gu­rar su con­ser­va­ción. Como las plan­tas que tan­to amó, su le­ga­do hoy si­gue muy vi­vo. Ex­po­si­ción ‘Ro­ber­to

n Bur­le­marx: Bra­zi­lian Mo­der­nist’. Has­ta el 18 de sep­tiem­bre en The Je­wish­mu­seum, Nue­va York. www.the­je­wish­mu­seum.org

flo­ra icono grá­fi­cos

Di­se­ño del pa­vi­men­to de la Ave­ni­da Atlân­ti­ca en Co­pa­ca­ba­na (Río de Ja­nei­ro). Aba­jo, bo­ce­to de 1983 de la te­rra­za de pie­dra del Ban­co Sa­fra, São Pau­lo.

Jar­dín Le­land Mi­yano, en Oahu (Ha­wai) que creó pa­ra pre­ser­var la flo­ra del país. Dcha., detalle de los cua­tro ki­ló­me­tros de on­das blan­cas y ne­gras que com­ple­tó en 1970 en el Pa­seo de Co­pa­ca­ba­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.