CA­SA DO PAS­SA­DIÇO

Son las nue­vas es­tre­llas de la de­co­ra­ción lusa. Las her­ma­nas Cláu­dia y Ca­ta­ri­na Soa­res Pe­rei­ra fir­man in­te­rio­res fres­cos y lu­jo­sos, des­de ya­tes o he­la­de­rías a las tien­das de ‘Aquaz­zu­ra’.

AD (Spain) - - “Mis Obsesiones” - POR RO­CÍO LEY

DESCRÍBANSE EN CIN­CO PA­LA­BRAS. So­mos per­fec­cio­nis­tas, ge­ne­ro­sas, lea­les, bien in­ten­cio­na­das y apa­sio­na­das de nues­tro tra­ba­jo. ¿Y OTRAS CIN­CO QUE NO LES GUS­TA­RÍA QUE LAS DESCRIBIERAN? Men­ti­ro­sas, en­vi­dio­sas, mez­qui­nas, in­gra­tas y pe­re­zo­sas. ¿QUIÉ­NES HAN SI­DO SUS PRIN­CI­PA­LES MAES­TROS? Nues­tra ma­dre, la fundadora de Ca­sa do Pas­sa­diço, por­que nos lle­vó a in­tere­sar­nos des­de muy pron­to por la es­té­ti­ca, el ar­te, la ar­qui­tec­tu­ra y el di­se­ño. ¿CÓ­MO DEFINIRÍAN SU ES­TI­LO? Cree­mos que es con­tem­po­rá­neo, chic, atem­po­ral, con­for­ta­ble, cos­mo­po­li­ta y re­fi­na­do. ¿QUÉ LES INS­PI­RA? La mo­da, con sus ten­den­cias, tex­tu­ras y co­lo­res, y el ar­te, por­que nos enriquece per­so­nal y pro­fe­sio­nal­men­te. ¿CUÁL ES LA RE­GLA NÚ­ME­RO UNO DE LA DE­CO­RA­CIÓN? El equi­li­brio. ¿Y LA MA­YOR VIR­TUD DE UN IN­TERIO­RIS­TA? An­ti­ci­par­se. ¿QUÉ ES LO ME­JOR DE VI­VIR Y TRA­BA­JAR EN BRA­GA? Por­tu­gal es un pa­raí­so, un puer­to se­gu­ro cer­ca del mar. Y Bra­ga es nues­tro epi­cen­tro: nos pro­por­cio­na es­ta­bi­li­dad, pe­ro tam­bién nos per­mi­te via­jar. SUS CA­SAS SON... Prác­ti­cas y ele­gan­tes, efi­ca­ces y so­fis­ti­ca­das a la vez. ¿QUÉ ES­TÁ PROHI­BI­DO EN ELLAS? Las co­mi­das que no sean ca­se­ras. ¿LO PRI­ME­RO QUE HA­CEN CUAN­DO LLE­GAN? Ver a nues­tros hi­jos. ¿LO ÚL­TI­MO QUE HAN COM­PRA­DO? Un bus­to an­ti­guo de ala­bas­tro. ¿EN QUÉ HA­BI­TA­CIÓN SE RELAJAN? En el jar­dín o en la pis­ci­na. ¿QUÉ HAY EN SUS MESILLAS DE NO­CHE? Li­bros, re­vis­tas, flo­res y ve­las. ¿MA­TE­RIA­LES QUE AMAN PA­RA UN HO­GAR? Már­mo­les, bron­ces, co­bres, me­ta­les os­cu­ros, ma­de­ras na­tu­ra­les y hor­mi­gón.

¿LO QUE NO USARÍAN? Los plás­ti­cos, las co­pias y las lu­ces blan­cas. ¿SU COM­BI­NA­CIÓN FA­VO­RI­TA DE CO­LO­RES? La de Yves Saint Lau­rent: fuc­sia con ro­jo. Tam­bién usa­mos el ro­sa y el azul Klein. ¿Y EN CUES­TIÓN DE TEX­TI­LES? Nos en­can­ta com­bi­nar tex­tu­ras: tweeds, al­go­do­nes, se­das, ter­cio­pe­los, ca­che­mi­ras, pie­les... ¿CÓ­MO PONEN LA ME­SA? Ja­más pue­den fal­tar por­ce­la­nas, va­sos de cris­tal de Bac­ca­rat, pla­ta por­tu­gue­sa y flo­res na­tu­ra­les (¡peo­nías!), to­do so­bre un im­pe­ca­ble man­tel de lino blan­co. ¿CÓ­MO LES GUS­TA ILU­MI­NAR? Con lám­pa­ras con pan­ta­llas de te­la y ve­las. Es esen­cial pa­ra crear un buen am­bien­te. ¿EL MUE­BLE QUE LES GUS­TA­RÍA TE­NER? Una pie­za del ma­tri­mo­nio La­lan­ne y una es­cul­tu­ra de Cons­tan­tin Bran­cu­si. EL SO­FÁ 10 ES... El Zeno Light de An­to­nio Cit­te­rio pa­ra Flexform. ¿DI­SE­ÑO O VIN­TA­GE? Am­bos. Ado­ra­mos la bue­na pro­por­ción. ¿ACUMULADORAS O ESPARTANAS? Re­no­va­mos y ex­pe­ri­men­ta­mos pe­ro man­te­ne­mos lo in­sus­ti­tui­ble, es de­cir, los mue­bles he­re­da­dos, co­mo un bar­gue­ño in­do­por­tu­gués del si­glo XVII con in­crus­ta­cio­nes de mar­fil que era de nues­tros abue­los.

Que­rer usar to­do lo que se tie­ne y mez­clar exa­ge­ra­da­men­te. EN AN­TI­GÜE­DA­DES, ¿CUÁ­LES SON SUS ÉPO­CAS PRE­FE­RI­DAS? El es­ti­lo in­do­por­tu­gués y el mo­bi­lia­rio clá­si­co fran­cés del XVIII. ¿A QUÉ MAES­TROS AD­MI­RAN? A Sy­rie Maug­ham, Et­to­re Sot­tsass, Il­se Craw­ford, Luis Ba­rra­gán, Ri­chard Neu­tra, Rem Kool­haas... ¿QUÉ OBRAS CUEL­GAN DE SUS PA­RE­DES? Chi­lli­da, Ta­piès, Bram van Vel­de, Ju­lian Opie, Re­né Ro­che y Jean-bap­tis­te Huynh. ¿Y CUÁ­LES AN­HE­LAN? Al­go de Frank Ste­lla, Bas­quiat, Du­buf­fet, Ama­deo de Sou­za-car­do­so, Lu­cio Fon­ta­na, So­nia De­lau­nay... ¿QUÉ EDI­FI­CIO LES IM­PRE­SIO­NA? El Trans­por­ta­tion Hub de Ca­la­tra­va en el World Tra­de Cen­ter yla Fon­da­tion Louis Vuit­ton de Gehry. ¿UN DES­CU­BRI­MIEN­TO? El fo­tó­gra­fo Mas­si­mo Lis­tri. ¿QUÉ LES GUS­TA­RÍA DE­CO­RAR? Un ho­tel cer­ca del mar. ¿QUÉ SE­RÁ LO PRÓ­XI­MO EN IN­TERIO­RIS­MO? Los ma­te­ria­les no­bles, eter­nos y de ca­li­dad, co­mo el már­mol, y los bue­nos te­ji­dos li­sos, sin es­tam­pa­dos. El lu­jo que no se per­ci­be, pe­ro se sien­te.

n

“Usa­mos mu­cho el már­mol, po­ne­mos la me­sa con cris­tal de ‘Bac­ca­rat’ (arri­ba dcha.) y el so­fá per­fec­to es el ‘Zeno Light’ de Cit­te­rio pa­ra ‘Flexform’ (dcha.)”. Bu­ta­ca ro­sa de di­se­ño pro­pio y, arri­ba, su ‘bou­ti­que’ pa­ra ‘Aquaz­zu­ra’ en Flo­ren­cia. “Nos gus­ta e

“Ama­mos el hor­mi­gón (arri­ba, me­sa ‘Soap’ de ‘Mi­ni­forms’) y a Et­to­re Sot­tsass (aba­jo, su ta­bu­re­te ‘Pi­las­tro’ pa­ra ‘Kar­tell’) y he­mos des­cu­bier­to al fo­tó­gra­fo Mas­si­mo Lis­tri (iz­da.)”. Dcha., una he­la­de­ría en Lis­boa obra su­ya. RES­TAU­RAN­TES: “The Po­lo Bar’ en

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.