Di­se­ño AGRES­TE

Newby Hall & Gar­dens,

AD (Spain) - - Agenda Ad -

“De­be­ría­mos via­jar, el mun­do es lo que es­tá ahí fue­ra”, se di­cen los due­ños de es­ta fin­ca en El Ca­sar, Gua­da­la­ja­ra. Pe­ro no en­cuen­tran un lu­gar me­jor que su par­ce­la atra­ve­sa­da por una lí­nea de pie­dra que de­ter­mi­na la fron­te­ra con Ma­drid. En ella de­bu­tó Fer­nan­do Mar­tos. “Des­pués de tra­ba­jar en In­gla­te­rra en es­tu­dian­do el jar­dín bri­tá­ni­co, a mi vuel­ta co­men­cé a in­ves­ti­gar con plan­tas de dis­tin­tos paí­ses en cli­ma me­di­te­rrá­neo. Que­ría ob­te­ner un pai­sa­je que no re­sul­ta­se es­té­ti­co so­lo en pri­ma­ve­ra, sino a lo lar­go de las es­ta­cio­nes, tam­bién en agos­to a 40 gra­dos. Aquí, ha­ce tres años, pu­se en prác­ti­ca es­tos co­no­ci­mien­tos so­bre un sue­lo pe­dre­go­so y ar­ci­llo­so”. Es­co­gió hier­ba au­tóc­to­na, muy acor­de a su es­ti­lo sil­ves­tre, co­mo la sti­pa gi­gan­tea, que flo­re­ce con es­pi­gas do­ra­das. “Cap­tu­ra la luz del atar­de­cer y le da un as­pec­to muy in­tere­san­te. Y ríos de sal­vias, li­rios, allium, se­dums... Ade­más de se­tos tra­ba­ja­dos de for­ma es­cul­tó­ri­ca en con­tras­te”. El re­sul­ta­do ha atraí­do a re­vis­tas in­ter­na­cio­na­les de jar­di­ne­ría, cu­rio­sos y ad­mi­ra­do­res de Mar­tos. Pe­ro tam­bién a los conejos, los ver­da­de­ros ha­bi­tan­tes de la zo­na, lo que obli­gó a “cam­biar es­pe­cies por otras que no les abrie­ran el ape­ti­to”. Aho­ra so­lo vie­nen a echar una sies­ta, com­pren­si­ble, ¿quién no lo ha­ría? fer­nan­do­mar­tos.com

n

PAR­TE DEL JAR­DÍN DE LA FIN­CA DE GUA­DA­LA­JA­RA CON LAS ES­PI­GAS DO­RA­DAS DE LA STITPA GI­GAN­TEA Y ES­PE­CIES NA­TU­RA­LES DE LA ZO­NA. A LA IZ­DA., EL JO­VEN PAI­SA­JIS­TA FER­NAN­DO MAR­TOS EN­TRE SAL­VIAS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.