NUEVOS EXPLORADORES Stu­dio Swi­ne re­fle­xio­nan so­bre lo glo­bal ha­cien­do de los des­he­chos mue­bles ex­qui­si­tos.

Di­se­ño, eco­lo­gía, y una mar­ca­da con­cien­cia glo­bal se dan la mano en la obra de Stu­dio Swi­ne. En sus pro­yec­tos, los desechos se trans­for­man en ex­qui­si­tas pie­zas en las que la re­fle­xión es tan im­por­tan­te co­mo su as­pec­to fi­nal.

AD (Spain) - - Contents - tex­to: eduardo in­fan­te re­tra­to: tho­mas ca­net

Su nom­bre ya in­di­ca que no son unos di­se­ña­do­res al uso. En in­glés swi­ne sig­ni­fi­ca li­te­ral­men­te cer­do, un ani­mal que les atrae por su ca­pa­ci­dad de trans­for­ma­ción en di­fe­ren­tes cul­tu­ras, “igual que el di­se­ño”, pe­ro que ellos usan co­mo acró­ni­mo: Su­per Wi­de In­ter­dis­ci­pli­nary New Ex­plo­rers. “Nos de­fi­ni­mos co­mo mul­ti­dis­ci­pli­na­res, yo ven­go de la Ar­qui­tec­tu­ra y él de las Bellas Artes –ex­pli­ca la ja­po­ne­sa Azu­sa Mu­ra­ka­mi, 50% del es­tu­dio jun­to al in­glés Ale­xan­der Gro­ves–. No te­ne­mos lí­mi­tes, ex­plo­ra­mos las na­rra­ti­vas e in­ves­ti­ga­mos mu­cho to­do el con­tex­to pa­ra ver qué tie­ne de es­pe­cial”. Des­de 2011, en sus pro­yec­tos han con­ver­ti­do el plás­ti­co de los océa­nos en ex­qui­si­to mo­bi­lia­rio en su co­lec­ción Gy­re­craft, han usa­do la­tas de alu­mi­nio de las ca­lles de São Pau­lo pa­ra crear bu­ta­cas y me­sas en Can City o han ma­ni­pu­la­do pe­lo hu­mano que se co­mer­cia­li­za en Chi­na pa­ra ador­nar las pre­cio­sis­tas pie­zas de su se­rie Hair High­way. La sos­te­ni­bi­li­dad siem­pre ha si­do su pun­to de en­cuen­tro (“nun­ca usa­ría­mos ma­te­ria­les que afec­ta­ran a los ani­ma­les y al me­dio am­bien­te”) y han do­cu­men­ta­do to­do en films, con los que has­ta les han pre­mia­do en Can­nes. “Nos gus­ta que las co­sas se vean en un con­tex­to, un lu­gar y un am­bien­te, y eso se lo­gra con una pe­lí­cu­la. Que­re­mos usar el di­se­ño co­mo una es­pe­cie de tour pe­rio­dís­ti­co, al­go que ex­plo­ra el mun­do”, ase­gu­ra Gro­ves. En su con­fe­ren­cia en el De­sign Fest del IED Ma­drid, ex­pli­ca­ron có­mo pre­ser­var la iden­ti­dad den­tro de un mun­do glo­bal, al­go que con­tro­lan tras co­la­bo­ra­cio­nes con mar­cas co­mo COS, pa­ra la que crea­ron New Spring, un ár­bol me­tá­li­co que se con­vir­tió en una de las es­tre­llas del Salone de 2017. “Aho­ra es­ta­mos in­tere­sa­dos en las es­cul­tu­ras de gran ta­ma­ño y en có­mo la tec­no­lo­gía pue­de dar una ex­pli­ca­ción emo­cio­nal y ex­pe­rien­cial a los fe­nó­me­nos na­tu­ra­les”, con­clu­yen. www.stu­dios­wi­ne.com

“No te­ne­mos lí­mi­tes, ex­plo­ra­mos las na­rra­ti­vas e in­ves­ti­ga­mos mu­cho to­do el con­tex­to pa­ra ver qué tie­ne de es­pe­cial”. stu­dio swi­ne

Ja­rrón de la se­rie HairHigh­way, los di­se­ña­do­res en el IED Ma­drid y, de­ba­jo, me­sa del pro­yec­to Can City, he­cha con la­tas de alu­mi­nio de las ca­lles de São Pau­lo.

Es­pe­jo de pe­lo y re­si­na en el que evo­can aca­ba­dos no re­no­va­bles co­mo el ca­pa­ra­zón de tor­tu­ga. Arri­ba, es­cul­tu­ra con des­he­chos ma­ri­nos In­dian Ocean, y ár­bol New Spring, di­se­ña­do pa­ra COS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.