LA RED IN­TER­NA­CIO­NAL DE HO­TE­LES AC­CE­SI­BLES NATIVE FI­NA­LIS­TA EN LOS PRE­MIOS MÁS IM­POR­TAN­TES DE TU­RIS­MO EN EL MUN­DO

Aire Libre - - Cartas -

Bang­kok fue el es­ce­na­rio de la en­tre­ga de los Tou­rism For To­mo­rrow Awards, los pre­mios más im­por­tan­tes del tu­ris­mo res­pon­sa­ble en el mun­do. El club de ho­te­les NATIVE, con so­lu­cio­nes re­vo­lu­cio­na­rias en su web ac­ce­si­ble a cual­quier usua­rio y en sus ho­te­les, co­mo el re­loj de aler­tas Wiim pa­ra sor­dos, ha si­do se­lec­cio­na­da en­tre 200 pro­yec­tos de 73 paí­ses por un ju­ra­do de 20 ex­per­tos. Y es que el club de ho­te­les es­pa­ñol, que ope­ra co­mo en­ti­dad sin áni­mo de lu­cro en Es­pa­ña, Por­tu­gal, Ita­lia, Ma­rrue­cos y Mé­xi­co, ha si­do crea­dor, pro­mo­tor, tes­ta­dor e im­pul­sor de una se­rie de ele­men­tos de ac­ce­si­bi­li­dad uni­ver­sal que ha­cen sus es­ta­ble­ci­mien­tos más có­mo­dos pa­ra clien­tes con mo­vi­li­dad re­du­ci­da. Su nue­va web - la pri­me­ra, des­de 2010, fue crea­ción de Tech­no­si­te, de la ON­CE –hoy Ilu­nion– se ha do­ta­do del re­vo­lu­cio­na­rio sis­te­ma de ac­ce­si­bi­li­dad uni­ver­sal In­suit, que per­mi­te na­ve­gar por la web sin ver la pan­ta­lla, sin to­car el te­cla­do y sin ha­blar al or­de­na­dor. Sim­ples so­pli­dos, so­ni­dos o to­car cual­quier te­cla –si te­ne­mos par­kin­son o ar­tri­tis por ejem­plo– equi­va­len a clics del ra­tón. Des­de aho­ra, en los ho­te­les de la red los clien­tes sor­dos pue­den so­li­ci­tar du­ran­te su es­tan­cia un re­loj Wiim de aler­tas en ca­so de in­cen­dio, inun­da­ción, avi­so de lla­ma­da a la puer­ta y men­sa­jes cor­tos des­de Re­cep­ción, me­dian­te una vi­bra­ción que le in­vi­ta a leer la pan­ta­lla pa­ra re­ci­bir men­sa­jes de emer­gen­cia o in­for­ma­ti­vos. Has­ta aho­ra las op­cio­nes pa­ra des­per­tar a un clien­te sor­do en un ho­tel en ca­so de in­cen­dio se li­mi­ta­ban a dis­po­ner de un vi­bra­dor de al­moha­da y una luz po­ten­te en la ha­bi­ta­ción. Que no son efec­ti­vos si el clien­te duer­me en la pun­ta opues­ta de la al­moha­da en el mo­men­to del avi­so o si el sue­ño pro­fun­do le im­pi­de des­per­tar­se con luz. En­tre las in­no­va­cio­nes que han sor­pren­di­do a los asis­ten­tes a la Cum­bre des­ta­ca por su ori­gi­na­li­dad la adap­ta­ción de una si­lla de rue­das pa­ra mon­tar dro­me­da­rio en el sur de Ma­rrue­cos. Es­ta ini­cia­ti­va, pues­ta en mar­cha con el ho­tel Kas­bah Dar Daïf, en Ouar­za­za­te, per­mi­te ha­cer el trek­king a per­so­nas ma­yo­res o con al­gu­na dis­ca­pa­ci­dad. Y ya se es­tá tra­ba­jan­do una pla­ta­for­ma bas­cu­lan­te en la si­lla, que sua­vi­za el ángulo que adop­ta el pa­sa­je­ro en los mo­men­tos de le­van­tar­se y sen­tar­se el ani­mal. Otras so­lu­cio­nes que NATIVE in­clu­ye en sus ho­te­les son la se­ña­lé­ti­ca brai­lle y en re­lie­ve en nu­me­ro­sos pun­tos de la ha­bi­ta­ción del clien­te y zo­nas co­mu­nes del ho­tel, di­se­ña­dos con Pun­to­dis, la po­si­bi­li­dad de dis­po­ner en el res­tau­ran­te del sis­te­ma Chef's Voi­ce de au­di­ción del me­nú en 12 idio­mas in­clu­yen­do fil­tro de alér­ge­nos que le mues­tra só­lo los pla­tos que pue­de to­mar, o in­clu­so men­sa­jes de bien­ve­ni­da o in­for­ma­ti­vos en len­gua de sig­nos a tra­vés de un ava­tar crea­ción de Sign-lab. Pa­ra Pa­blo Ra­món, fun­da­dor de la red de ho­te­les, "te­ne­mos que apro­ve­char es­ta vi­si­bi­li­dad pla­ne­ta­ria fu­gaz pa­ra ex­pan­dir es­te men­sa­je de in­clu­sión uni­ver­sal que no só­lo es de jus­ti­cia so­cial, sino de in­te­li­gen­cia de ne­go­cio pa­ra el sec­tor tu­rís­ti­co. De las más de 700 mi­llo­nes de per­so­nas con al­gu­na dis­ca­pa­ci­dad, 500 mi­llo­nes no pue­den uti­li­zar un PC a cau­sa de ba­ja vi­sión, par­kin­son, ce­gue­ra... sal­vo que las web sean ac­ce­si­bles. Y la in­for­ma­ción es el pri­mer paso de la ca­de­na del tu­ris­mo, cuan­do ele­gi­mos un des­tino y un ho­tel des­de ca­sa. Y pa­ra ser úti­les de­be­mos uti­li­zar he­rra­mien­tas uni­ver­sa­les, co­mo el sis­te­ma In­suit, en el que na­ve­gas me­dian­te so­pli­dos, so­ni­dos o to­can­do cual­quier te­cla. No es magia, es tec­no­lo­gía pa­ra las per­so­nas. Y to­dos pa­sa­re­mos por años de mo­vi­li­dad re­du­ci­da en nues­tra ve­jez, que ca­da vez es más lar­ga". El ga­na­dor en In­no­va­ción ha si­do The Na­tu­re Con­ser­vancy, de Es­ta­dos Uni­dos, en un es­tu­dio con la Uni­ver­si­dad de Cam­brid­ge so­bre la re­la­ción en­tre los arre­ci­fes de co­ral en to­do el mun­do y el ré­di­to que su­po­ne ca­da uno de ellos pa­ra el tu­ris­mo en ca­da re­gión. Un es­tu­dio rea­li­za­do con ayu­da de Mi­cro­soft. En Me­dio Am­bien­te ha si­do Mi­so­ol, una re­ser­va de fau­na ma­ri­na en In­do­ne­sia. En Co­mu­ni­dad ha si­do pa­ra Ol Pe­je­ta Con­ser­vancy, de Ke­nia, so­bre con­ser­va­ción vin­cu­la­da a la par­ti­ci­pa­ción di­rec­ta de la po­bla­ción de los par­ques na­cio­na­les. En Des­ti­nos ha si­do Bots­wa­na por su con­ti­nua­da pro­mo­ción del tu­ris­mo res­pon­sa­ble, que ha pre­sen­ta­do Cho­be Mag­ka­dik­ga­di & Oka­van­go Del­ta. En So­cial ha si­do pa­ra Chi­na Hos­pi­ta­lity Edu­ca­tion Ini­tia­ti­ve de for­ma­ción pa­ra ho­te­le­ría pa­ra jó­ve­nes sin re­cur­sos por la Fun­da­ción Wi­llard y Ali­ce Ma­rriott.

Una clien­te del ho­tel Kas­ba Dar Daïf, en Ma­rrue­cos, ha­ce un trek­king por el de­sier­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.