SKIN FLASH:

AR - - BELLEZA -

Si lo que quie­res es ten­sar e ilu­mi­nar la piel de la ca­ra y el es­co­te, y ade­más re­de­fi­nir el óva­lo fa­cial, la

(Ma­drid), com­bi­na ra­dio­fre­cuen­cia con Ac­cent y pee­ling quí­mi­co en una so­la se­sión y sin ne­ce­si­dad de cui­da­dos pos­te­rio­res. FLA­CI­DEZ A RA­YA. La ra­dio­fre­cuen­cia se rea­li­za me­dian­te fre­cuen­cias eléc­tri­cas muy al­tas que pro­por­cio­nan ca­lor en la der­mis pro­fun­da. Lo que ha­ce es­te ca­len­ta­mien­to de la zo­na es es­ti­mu­lar la for­ma­ción de nue­vo co­lá­geno. Cuan­do ocu­rre es­to, la piel se ten­sa y el as­pec­to de las arru­gas se ate­núa, ya que el co­lá­geno es el prin­ci­pal res­pon­sa­ble de que el so­por te de la piel sea fuer te y es­ta pre­sen­te un as­pec­to li­so e hi­dra­ta­do. La se­sión de ra­dio­fre­cuen­cia se rea­li­za sin anes­te­sia, ya que ape­nas mo­les­ta. La piel pue­de en­ro­je­cer­se y se no­ta una sen­sa­ción de ca­lor que en ningún ca­so lle­ga a que­mar. A los po­cos mi­nu­tos, re­co­bra su as­pec­to nor­mal. LUZ Y SUA­VI­DAD. Se con­si­guen con el se­gun­do pa­so del tra­ta­mien­to: pee­ling quí­mi­co con al­fahi­dro­xiá­ci­dos. Lo que ha­ce es­ta téc­ni­ca es eli­mi­nar de for­ma con­tro­la­da la capa más su­per­fi­cial de la piel, es de­cir, las cé­lu­las muer­tas que dan un as­pec­to des­hi­dra­ta­do o en­ve­je­ci­do. Sua­vi­za arru­gas, eli­mi­na pun­tos ne­gros, mar­cas de ac­né y pe­que­ñas irre­gu­la­ri­da­des. La piel re­sul­tan­te es ‘nue­va’, y por lo tan­to tie­ne un as­pec­to re­ju­ve­ne­ci­do y lu­mi­no­so. Es muy sen­ci­llo de rea­li­zar: se apli­ca la so­lu­ción quí­mi­ca (al­fahi­dro­xiá­ci­dos) en el ros­tro, se de­ja ac­tuar quin­ce mi­nu­tos y se re­ti­ra con agua. LIS­TA EN UNA HO­RA. En se­sen­ta mi­nu­tos se rea­li­za el tra­ta­mien­to com­ple­to. Las pie­les más sen­si­bles pue­den no­tar en­ro­je­ci­mien­to o pi­cor, pe­ro es­tas con­se­cuen­cias des­apa­re­cen en po­co tiem­po. Los re­sul­ta­dos se apre­cia­rán in­me­dia­ta­men­te (300 €). www.skin­lo­ginc.es

UN DE LAS PER­SO­NAS QUE ACU­DEN A UN CEN­TRO MEDICOESTÉTICO SON HOM­BRES. HA­CE DOS AÑOS ES­TA CI­FRA APE­NAS LLE­GA­BA AL 12 %

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.