“Au­men­ta la mo­ti­va­ción y re­fuer­za la unión”

AR - - BIENESTAR -

Prac­ti­car de­por­te ofre­ce be­ne­fi­cios pa­ra el cuer­po pe­ro tam­bién pa­ra la men­te. La psicóloga Ama­ya Te­rrón nos des­cu­bre lo me­jor del ejer­ci­cio en bue­na com­pa­ñía. ¿Por qué re­co­mien­das ha­cer de­por te en pa­re­ja? En ge­ne­ral, rea­li­zar y com­par­tir ac­ti­vi­da­des de ocio y de pla­cer con la pa­re­ja re­fuer­za el víncu­lo afec­ti­vo. En con­cre­to, el de­por te tie­ne unas cua­li­da­des que ha­cen de él una ex­ce­len­te ac­ti­vi­dad pa­ra com­par­tir. Prac­ti­can­do de­por te jun­tos no so­lo se ge­ne­ran hor­mo­nas di­fe­ren­tes a cuan­do es­ta­mos inac­ti­vos, sino que se les sa­ca más par­ti­do en com­pa­ñía al pla­cer y al relax que se sien­ten des­pués. Aso­cia­mos una ac­ti­vi­dad ge­ne­ra­do­ra de bie­nes­tar a la per­so­na con la que con­vi­vi­mos y que­re­mos, lo que ha­ce que se es­tre­chen la­zos. ¿Ayu­da a ser cons­tan­tes? Los de­por tes y las ac­ti­vi­da­des que se rea­li­zan en pa­re­ja, en gru­po o sim­ple­men­te con com­pa­ñía, siem­pre mo­ti­van más que las que rea­li­za­mos so­los. De he­cho, se fo­men­ta un ti­po de mo­ti­va­ción que de­no­mi­na­mos ‘in­trín­se­ca’, es de­cir, aque­lla ac­ti­vi­dad que rea­li­za­mos y en la que el pla­cer o la re­com­pen­sa se en­cuen­tran en la ac­ti­vi­dad en sí mis­ma. El ejer­ci­cio en pa­re­ja sue­le ser más di­ná­mi­co y di­ver ti­do, y tie­ne un com­po­nen­te in­ter­ac­ti­vo so­cial que a las per­so­nas nos mo­ti­va mu­cho, lo que ha­ce que nos man­ten­ga­mos cons­tan­tes en su prác­ti­ca. Des­de lue­go, es una op­ción muy re­co­men­da­ble no so­lo pa­ra fo­men­tar un víncu­lo afec­ti­vo, sino pa­ra di­ver tir­se, cuidar nues­tro cuer­po y, por su­pues­to, po­ner la men­te en for­ma. ¿Qué be­ne­fi­cios psí­qui­cos apor ta el de­por te? Siem­pre, des­pués de ha­cer ejer­ci­cio, es­ta­mos más li­be­ra­dos y ve­mos las co­sas des­de otra pers­pec­ti­va. Las emo­cio­nes se en­frían, los pro­ble­mas se re­la­ti­vi­zan y to­do nos afec­ta me­nos des­de un pun­to de vis­ta emo­cio­nal. Au­men­tan nues­tras po­si­bi­li­da­des de to­mar de­ci­sio­nes más in­te­li­gen­tes.

Dra. Ama­ya Te­rrón

PSICÓLOGA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.