A qué hue­len

AR - - BELLEZA -

Los per­fu­mes mas­cu­li­nos ca­da vez se pa­re­cen me­nos unos a otros, aun­que hay no­tas, co­mo las de ce­dro, que uti­li­zan ca­si to­dos pa­ra apor tar un to­que ama­de­ra­do al con­jun­to. La ten­den­cia en per­fu­me­ría pa­ra ellos pa­sa por in­tro­du­cir ca­da vez más in­gre­dien­tes cla­ra­men­te fe­me­ni­nos, co­mo la ro­sa, la man­za­na ro­ja o el po­me­lo, que res­tan in­ten­si­dad a la fra­gan­cia y la ha­cen más universal. Otro ca­rro al que se han subido los per­fu­mes mas­cu­li­nos es el de las ver­sio­nes sport de sus clá­si­cos, pa­ra lle­var en cual­quier épo­ca del año, más li­ge­ras y con no­tas cí­tri­cas. Al­gu­nas ca­sas han he­cho apues­tas arries­ga­das co­mo Loe­we, con 7, que tie­ne un pun­to mís­ti­co gra­cias a sus no­tas de in­cien­so y ne­ro­lí. La mez­cla de ca­ne­la, ro­sa, vai­ni­lla y sán­da­lo con­vier te a Égoïs­te, de Cha­nel, en un per­fu­me dul­ce y de­li­ca­do. Más clá­si­co, aun­que con un to­que li­ge­ra­men­te cí­tri­co flo­ral, re­sul­ta lo úl­ti­mo de Ken­zo, Night.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.