Delicias de cho­co­la­te

Es un gran pla­cer al que nos en­tre­ga­mos con fer­vor. Nos lo cuen­ta una cho­coa­dic­ta y des­cu­bri­mos los me­jo­res si­tios y re­ce­tas pa­ra dis­fru­tar­lo en to­das sus for­mas y sa­bo­res

AR - - GASTRO - Tex­to: LO­LA SO­TO

Ra­quel Sán­chez Sil­va: “Me en­lo­que­ce con un pun­ti­to de sal”

En su úl­ti­mo pro­gra­ma, De­ja si­tio pa­ra el pos­tre (Cua­tro), la pre­sen­ta­do­ra es­tá cons­tan­te­men­te ro­dea­da de los me­jo­res pas­te­le­ros es­pa­ño­les y de re­ce­tas que de­jan sin alien­to. Ra­quel Sán­chez Sil­va confiesa que tie­ne que es­for­zar­se pa­ra no dar­le un bo­ca­do a ca­da uno de los dul­ces que se pre­pa­ran. Pe­ro si hay al­go a lo que la pa­cen­se real­men­te no pue­de re­sis­tir­se es al cho­co­la­te. Co­mo fan con­fe­sa de es­te man­jar de dio­ses, nos des­cu­bre sus ten­ta­cio­nes y se­cre­tos me­jor guar­da­dos, y nos des­ve­la sus lu­ga­res pre­fe­ri­dos pa­ra dis­fru­tar de es­te ca­pri­cho.

¿Qué es lo que te con­vier­te en una cho­coa­dic­ta?

¡Me gus­tan to­dos los cho­co­la­tes en ge­ne­ral! Las con­cen­tra­cio­nes de azú­car de­pen­den de la ne­ce­si­dad del día: hay días que lo pre­fie­ro amar­go y días de cho­co­la­te con le­che, con ca­ra­me­lo, re­lleno de tof­fee... Lo co­mo a dia­rio des­de ha­ce años, y me ha da­do tiem­po a va­riar. Pe­ro si tu­vie­se que ele­gir, me de­can­to por un cho­co­la­te con un pun­ti­to de sal. Me en­lo­que­ce.

¿Qué otras mez­clas te apa­sio­nan?

Me en­can­ta con fru­tas, con fram­bue­sas, con pi­ña... Y un clá­si­co: pan con cho­co­la­te y acei­te. Lo más.

¿Cho­co­la­te ne­gro o con le­che?

El cho­co­la­te pu­ro es una de­li­cia. El cho­co­la­te con le­che, una de­bi­li­dad y, en oca­sio­nes, una ne­ce­si­dad... So­bre to­do al le­van­tar­me de una sies­ta.

¿En ta­ble­ta, a la ta­za o en bom­bo­nes?

Me da igual ta­ble­ta, que ta­za, que va­so, que tar­ta..., mien­tras sea de Pa­co To­rre­blan­ca [pastelero español, ga­lar­do­na­do co­mo Me­jor Pastelero de Pos­tres de

Res­tau­ran­te de Es­pa­ña en 2004, y com­pa­ñe­ro de Ra­quel en el pro­gra­ma De­ja si­tio pa­ra el pos­tre].

Aho­ra que pre­sen­tas un pro­gra­ma de re­pos­te­ría, ¿te has aven­tu­ra­do a de­di­car­le tiem­po a la cocina?

De pe­que­ña me gus­ta­ba mu­cho ha­cer bom­bo­nes, pe­ro aho­ra que he vis­to los To­rre­blan­ca, me rindo. Tra­ba­jar bien ese dul­ce es com­pli­ca­do. He em­pe­za­do por al­go más sen­ci­llo: fla­nes, biz­co­chos... Pe­ro lle­ga­rá el día.

Aun­que no sea de co­se­cha pro­pia, ¿a qué re­ce­ta no pue­des de­cir­le que no?

Un brow­nie es un brow­nie, eso es cier­to. Pe­ro las tar­tas de cho­co­la­te y ga­lle­ta de la ma­dre de mi ami­ga Kelly son re­cuer­dos de mi in­fan­cia y si­guen sien­do mis fa­vo­ri­tas: las de to­da la vi­da, con cho­co­la­te ne­gro y ga­lle­tas a ca­pas mo­ja­das en le­che.

¿Tam­bién eres afi­cio­na­da al cho­co­la­te a la na­za?

Me gus­ta­ba com­prar ha­ce años cho­co­la­te ne­gro en ta­ble­ta, ras­car­la, mez­clar­la con una ter­ce­ra par­te de cho­co­la­te con le­che y fun­dir­las. Gran cho­co­la­te a la ta­za y chu­rros de chu­rre­ría.

Si tu­vie­ses que re­co­men­dar un si­tio pa­ra dis­fru­tar de es­te pla­cer, ¿cuál ele­gi­rías?

Lo de to­mar cho­co­la­te a la ta­za en un lu­gar clá­si­co del centro de una ciu­dad es pu­ra tra­di­ción. Más allá de tí­pi­cos ma­dri­le­ños co­mo la ca­fe­te­ría San Gi­nés (Pa­sa­di­zo San Gi­nés, 5), me en­can­ta ir a la ca­fe­te­ría HD, en Guz­mán el Bueno, 67, tam­bién en Ma­drid, y to­mar la me­rien­da de siem­pre en un lu­gar que ha sa­bi­do con­cen­trar lo me­jor que te­nía, las ve­ci­nas del ba­rrio, con lo que po­día lle­gar: to­dos no­so­tros.

¿Dón­de sue­les com­prar­lo?

Pa­co y su fa­mi­lia me re­ga­lan pos­tres. Aho­ra, du­ran­te el pro­gra­ma, ten­go una ne­ve­ra lle­na de dul­ces ma­ra­vi­llo­sos. Soy to­tal­men­te fiel a ellos. Lue­go me sur­to co­mo to­do el mun­do, en el su­per­mer­ca­do. Y si es­toy de pa­so por Bru­se­las no pue­do re­sis­tir­me a com­prar la mar­ca de Pie­rra Mar­co­li­ni.

De to­dos los lu­ga­res en los que lo has pro­ba­do, ¿dón­de has to­ma­do el me­jor cho­co­la­te?

Pues en mi ca­sa, ha­ce ape­nas unas se­ma­nas: a Pa­co To­rre­blan­ca se le ocu­rrió man­dar­me una mag­ní­fi­ca tar­ta me­di­te­rrá­nea he­cha con un cho­co­la­te ex­qui­si­to. Ya la he ter­mi­na­do, cla­ro.

1

5

2

4

3

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.