Cues­tión de quí­mi­ca

Ana de Ar­mas y Martiño Ri­vas son pu­ra com­pli­ci­dad den­tro y fue­ra de la pan­ta­lla.

AR - - SUMARIO - Tex­to: DIA­NA ARRAS­TIA. Fo­tos: AN­GÉ­LI­CA HE­RAS

Ana des­pren­de una se­re­ni­dad y una ma­du­rez pas­mo­sas. Se­rá por­que se mar­chó de La Habana, Cu­ba, a los 18 años, cuan­do, por fin, pu­do usar el pa­sa­por­te español que le con­fe­ría su do­ble na­cio­na­li­dad (sus abue­los na­cie­ron en Pa­len­cia y León). O por­que ac­tual­men­te an­da ins­ta­la­da en­tre Ma­drid y la aven­tu­ra de Los Án­ge­les: “He te­ni­do la suer­te de es­tar vi­vien­do la par­te bo­ni­ta de es­ta ex­pe­rien­cia”, nos cuen­ta. Aho­ra, aguar­da su de­but en Holly­wood con el estreno de Hand of Sto­ne, jun­to a Ro­bert de Ni­ro, y tie­ne pen­dien­te el ro­da­je del th­ri­ller

Knock, Knock, en San­tia­go de Chi­le. Por su par­te, Martiño nos sor­pren­de con una ac­ti­tud re­fle­xi­va que, a ca­da ra­to, ali­ge­ra con al­gu­na bro­ma. Tres bo­das de más, en ci­ne, y la mi­ni­se­rie Romeo y Ju­lie­ta, en te­le­vi­sión, han si­do sus úl­ti­mos es­tre­nos. An­da tam­bién subido a las ta­blas con la fun­ción de tea­tro Cues­tión de

al­tu­ra: “Es­pe­ra­mos que sal­ga una gi­ra a par­tir de sep­tiem­bre”, cuen­ta. Jun­tos, Ana de Ar­mas y Martiño Ri­vas pa­re­cen dos ami­gos in­se­pa­ra­bles de la in­fan­cia, aun­que en reali­dad se co­no­cie­ron en la se­rie El in­ter­na­do ha­ce ocho años. Y si los tras­la­das a la pan­ta­lla de ci­ne y les en­tre­gas dos per­so­na­jes enamo­ra­dos, sim­ple­men­te sur­ge la ma­gia. Cues­tión de quí­mi­ca.

Eso era, exac­ta­men­te, lo que Da­vid Men­kes, res­pon­sa­ble del guion y la di­rec­ción de Por un

pu­ña­do de be­sos, bus­ca­ba cuan­do de­ci­dió pre­pa­rar el re­par­to de su pe­lí­cu­la, ba­sa­da en la no­ve­la Un po­co de abril, al­go de ma­yo, to­do sep­tiem­bre, de Jor­di Sie­rra i Fa­bra. Men­kes eli­gió pri­me­ro a Ana, a quien ase­gu­ra ha­ber te­ni­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.