Lis­tas pa­ra sa­lir

AR - - SALIR - Tex­to: TE­RE­SA OLA­ZA­BAL Y LO­LA SO­TO

Ce­nar a la luz de la lu­na, to­mar el ape­ri­ti­vo mi­ran­do al mar, bai­lar en la are­na de la pla­ya...

¿Te vas a per­der es­tos pla­ce­res de verano?

Es la épo­ca del año en que más nos ape­te­ce sa­lir. Y es que to­do in­vi­ta al ocio y a la di­ver­sión a nues­tro al­re­de­dor. Es­te verano los cóc­te­les se vuel­ven más fru­ta­les, los me­nús más in­for­ma­les y la mú­si­ca más dan­ce que nun­ca. Si quie­res dis­fru­tar­lo en vi­vo y en di­rec­to, tie­nes una ci­ta en las te­rra­zas más ape­te­ci­bles de la tem­po­ra­da.

Ma­gia en Bar­ce­lo­na

Su pri­vi­le­gia­da si­tua­ción, en pleno puer­to de Bar­ce­lo­na y en la plan­ta su­pe­rior del Reial Club Ma­ri­tim, pro­por­cio­na a es­ta te­rra­za unas vis­tas úni­cas al Me­di­te­rrá­neo. Un plan per­fec­to pue­de ser es­pe­rar la pues­ta de sol mien­tras to­mas un cóc­tel Blue Ma­ri­tim en uno de sus so­fás y, des­pués, quedarte a ce­nar pa­ra de­gus­tar sus pescados fres­cos.

ma­ri­tim­res­tau­rant.es

Ma­llor­ca ‘chill out’

Ca­fé del Mar, la mar­ca que ha con­ver­ti­do la pues­ta de sol en un ri­tual en los cin­co con­ti­nen­tes, inau­gu­ra nue­vo lo­cal en una de las pla­yas más bo­ni­tas de la is­la, en Ma­ga­luf, al su­r­oes­te del li­to­ral. Es­te lo­cal de es­ti­lo chill out pro­me­te un am­bien­te in­for- mal y di­ver­ti­do con la mú­si­ca que más adep­tos ga­na ca­da verano. Me­liá Ho­tels al­ber­ga es­te es­pa­cio mí­ti­co en pri­me­ra lí­nea de pla­ya en su mag­ní­fi­co Sol Wa­ve Hou­se. me­lia.com

Fies­ta en So­to­gran­de

Es la te­rra­za de co­pas y bai­le más ani­ma­da de So­to­gran­de, en Cá­diz. Las me­jo­res fies­tas del verano es­tán allí, en el Af­ter Po­lo, en el co­ra­zón de San­ta Ma­ría Po­lo Club. Si­tua­do en­tre dos can­chas de po­lo y de­co­ra­do con mi­mo al es­ti­lo chill out, las fres­cas no­ches de es­te rin­cón ga­di­tano no se aca­ban nun­ca.

san­ta­ma­ria­po­lo­club.com/es

A la luz de un fa­ro

Si qui­sie­ras per­der­te en una de las te­rra­zas más ro­mán­ti­cas de nues­tro país ten­drías que pro­bar la del ho­tel El Far, en San Sebastián de la Guar­da, en pleno co­ra­zón de la Cos­ta Bra­va ge­run­den­se. Si­tua­do so­bre un acan­ti­la­do, el so­ni­do del mar y el fa­ro se­rán acom­pa­ñan­tes de ho­nor de la ve­la­da con una car­ta de tra­di­ción ma­ri­ne­ra. ¿Qué más se pue­de pe­dir? El res­tau­ran­te del ho­tel El Far no es so­lo un lu­gar don­de de­gus­tar una co­mi­da me­di­te­rrá­nea de­li­cio­sa, sino tam­bién don­de de­lei­tar­se con una ubi­ca­ción má­gi­ca que se que­da­rá pa­ra siem­pre en tu me­mo­ria. el­far.net

El Thys­sen más lu­jo­so

En el áti­co del Mu­seo Thys­sen, en Ma­drid, se en­cuen­tra es­ta ex­clu­si­va te­rra­za, con ape­nas diez me­sas y unas vis­tas so­bre el pa­seo del Pra­do que qui­tan el hi­po. Con es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas y con una cocina y un ser­vi­cio cin­co es­tre­llas no es ra­ro en­con­trar ca­ras co­no­ci­das e in­clu­so al­gún fa­mo­so en bus­ca de una te­rra­za tran­qui­la y de gran ca­li­dad.

el­mi­ra­dor­delthys­sen.com

‘Gour­met’ en Lo­gro­ño

Es­ta te­rra­za era el sue­ño del chef es­tre­lla Mi­che­lin Fran­cis Pa­nie­go. Ton­de­lu­na es un tem­plo pa­ra foo­dies de lo más in­for­mal en el que se pue­de co­mer des­de 15 eu­ros y ver to­do el pro­ce­so de ela­bo­ra­ción en vi­vo, ya que cocina y sa­la son un so­lo es­pa­cio. Ofre­ce una car­ta tan li­bre que pue­des ele­gir ta­pas, pla­tos con­tun­den­tes, ra­cio­nes y ha­cer un ta­ke

away con cual­quie­ra de las co­sas que pi­das. Un nue­vo con­cep­to de cocina que ya ha da­do qué ha­blar. Muro de

la Ma­ta, 9 (Lo­gro­ño).

Ma­drid tran­qui­lo

En Ma­la­sa­ña, el ba­rrio de mo­da, sor­pren­de una te­rra­za a la que los más cos­mo­po­li­tas no po­drán re­sis­tir­se. Jun­to a la Igle­sia de San Mar­tín, pre­sen­ta unas vis­tas al Ma­drid más tra­di­cio­nal sor­pren­dien­do con una de­co­ra­ción mo­der­na y mini-

ma­lis­ta. Gymage Loun­ge Re­sort es el lu­gar per­fec­to pa­ra en­con­trar tran­qui­li­dad en pleno bu­lli­cio ma­dri­le­ño, don­de dis­fru­tar en al­gu­na de sus ha­ma­cas, so­fás o ca­mas tan­to de su ba­rra de cóc­te­les co­mo de una se­lec­ción de ba­ti­dos y de ca­fés. Los más go­lo­sos dis­fru­ta­rán de su am­plia ofer­ta de tar­tas y muf­fins. gymage.es

Beach Club en Pal­ma

La te­rra­za del Pu­ro Beach (una ca­de­na de Beach Clubs de lu­jo por el Me­di­te­rrá­neo) es­tá en Ca­la Es­tan­cia, en la pla­ya de Pal­ma. Es­te lu­gar es­tá pen­sa­do pa­ra dis­fru­tar to­do el día, prac­ti­car yo­ga por la ma­ña­na, co­mer al bor­de del mar, re­ci­bir un ma­sa­je al atar­de­cer y to­mar una co­pa al po­ner­se el sol. Los do­min­gos, ade­más, pue­des dis­fru­tar de un brunch des­pués de uno de sus tra­ta­mien­tos de spa o de un ba­ño en la pis­ci­na, to­do ello acom­pa­ña­do siem­pre de una at­mós­fe­ra re­la­jan­te con la ayu­da de la mú­si­ca am­bien­te del DJ, que pin­cha des­de por la ma­ña­na has­ta bien en­tra­da la ma­dru­ga­da. pu­ro­beach.com

El pa­raí­so per­di­do

Ro­dea­da de vi­des y oli­vos, a diez mi­nu­tos de Tarragona, la fin­ca La Boe­lla se ha con­ver­ti­do en un lu­gar de pe­re­gri­na­je pa­ra quien bus­ca huir del bu­lli­cio pla­ye­ro y dis­fru- tar de una ve­la­da en sus jar­di­nes arru­lla­da por el so­ni­do del agua y el olor de los na­ran­jos, las flo­res de azahar, las mag­no­lias, la la­van­da y el ro­me­ro. To­do ello jun­to con una car­ta que res­pe­ta la esen­cia me­di­te­rrá­nea y se apo­ya en la cul­tu­ra ki­ló­me­tro ce­ro. Un dis­fru­te pa­ra los sen­ti­dos.

la­boe­lla.com

Gla­mour en el Ritz

En­tre sus me­sas pue­des ver pa­sear­se je­que­sas, ac­tri­ces y gen­te gua­pa y son­rien­te. Se tra­ta de uno de los me­jo­res am­bien­tes ma­dri­le­ños pa­ra pa­sar una de esas no­ches que te in­tere­sa que no se ol­vi­den y en la que quie­res que to­do sea muy es­pe­cial. Tú eli­ges si te sien­tas en la zo­na pa­ra ce­na li­ge­ra o en el área más for­mal. Tan­to en una co­mo en otra po­drás dis­fru­tar del olor a jaz­mín y plan­tas exó­ti­cas del cer­cano Jar­dín Bo­tá­ni­co mien­tras de­gus­tas un sas­hi­mi de bo­ga­van­te o un car­pac

cio de ca­ra­bi­ne­ros, re­ga­do, có­mo no, con una co­pi­ta de cham­pán. ritz.es

Di­se­ño en Ála­va

Es­te ho­tel con en­can­to en Vi­lla­bue­na de Ála­va, en el centro de la ru­ta vi­ní­co­la de La Rio­ja ala­ve­sa, es to­da una sor­pre­sa. El ho­tel Viu­ra es un edi­fi­cio espectacular de di­se­ño mo­der­ní­si­mo he­cho con cu­bos su­per­pues­tos. Es­tá

si­tua­do a diez mi­nu­tos de Lo­gro­ño y de Ha­ro. En su úl­ti­ma plan­ta en­con­tra­rás una mag­ní­fi­ca te­rra­za ajar­di­na­da con unas vis­tas es­pec­ta­cu­la­res a la sie­rra de Can­ta­bria, don­de pue­des dis­fru­tar de una cocina ex­qui­si­ta que in­clu­ye me­nús de­gus­ta­ción a la car­ta, ba­sa­dos en la cocina rio­ja­na y vas­ca. Pa­ra que co­noz­cas to­do lo que es­ta zo­na pue­de ofre­cer­te.

ho­tel­viu­ra.com

Mar­cha en Bil­bao

Se tra­ta uno de los edi­fi­cios más es­pe­cia­les que pue­des co­no­cer, sin du­da. La Al­hón­di­ga de Bil­bao es­tá si­tua­da en unas an­ti­guas bo­de­gas que han si­do trans­for­ma­das, por obra y gra­cia del ge­nial di­se­ña­dor Phi­lip­pe Stark, en un centro cul­tu­ral del si­glo XXI. Es­te lu­gar tan es­pe­cial y ani­ma­do, don­de ocu­rre to­do lo que me­re­ce la pe­na en la capital ala­ve­sa al­ber­ga un res­tau­ran­te de al­ta gas­tro­no­mía, Yan­dio­la, y una te­rra­za abier­ta al pú­bli­co des­de la una de la tar­de has­ta bien en­tra­da la ma­dru­ga­da, don­de de­gus­tar cóc­te­les de au­tor y re­la­jar­se vien­do el sky­li­ne for­ma­do por los te­ja­dos bil­baí­nos. Esen­cial pa­ra tes­tar es­ta ciu­dad tan mo­der­na, cos­mo­po­li­ta y des­pier­ta. yan­dio­la.com

Lu­jo en Mar­be­lla

A cin­co mi­nu­tos de Es­te­po­na y a otros tan­tos del ani­ma­do Puer­to Ba­nús se en­cuen­tra el Kem­pins­ki Ho­tel Bahía Mar­be­lla. Si eres una aman­te del golf, es­te ho­tel de cin­co es­tre­llas te con­quis­ta­rá por com­ple­to, ya que tie­ne acuer­dos es­pe­cia­les con más de vein­te cam­pos de golf de la zo­na pa­ra que pue­das dis­fru­tar de ellos. Des­pués de un día de de­por­te o de una jor­na­da pla­ye­ra, pue­des des­can­sar en cual­quie­ra de las te­rra­zas de sus res­tau­ran­tes mien­tras de­gus­tas su gran se­lec­ción de ta­pas o sus vi­nos lo­ca­les. Si sim­ple­men­te quie­res dis­fru­tar de un atar­de­cer o de una so­bre­me­sa a pie de pla­ya, de­cán­ta­te por al­guno de sus de­li­cio­sos cóc­te­les, idea­les pa­ra po­ner un to­que de co­lor a las tar­des más ca­lu­ro­sas del verano de la Cos­ta del Sol. kem­pins­ki.com

Te­so­ro en Mur­cia

En el pe­que­ño pue­blo de La Azohia, en Mur­cia, se es­con­de uno de los te­so­ros me­jor guar­da­dos de la zo­na: el res­tau­ran­te Las An­tí­po­das. Su en­can­to re­si­de en su am­bien­te tran­qui­lo, su si­tua­ción pri­vi­le­gia­da al bor­de del mar y un menú que va­ría se­gún el pes­ca­do del día. En es­te rin­cón mur­ciano pue­des des­pe­dir la jor­na­da mien­tras con­tem­plas uno de los atar­de­ce­res más bo­ni­tos acom­pa­ña­do de al­gu­na de las infusiones que in­clu­ye en su car­ta: clas­sic, jamaica, sweet chai...

an­ti­po­das­ta­vern.com

Ma­ri­tim Res­tau­rant

San­ta Ma­ría Po­lo Club

Ca­fé del Mar

Te­rra­za del Thys­sen

El Far

Ton­de­lu­na

Gymage Loun­ge Re­sort

Ho­tel Beach Club

Kem­pins­ki Ho­tel

Las An­tí­po­das

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.