Ju­nio

Plu­tón nos apor­ta­rá el co­no­ci­mien­to ne­ce­sa­rio pa­ra su­pe­rar in­se­gu­ri­da­des

AR - - HORÓSCOPO -

Aries

21 de mar­zo al 20 de abril

Úl­ti­ma­men­te te com­por­tas de una for­ma un tan­to egoís­ta y ca­pri­cho­sa con tu pa­re­ja, y en el fon­do lo sa­bes. ¿Por qué no te de­ci­des a ha­blar cla­ro con él y ex­pli­car­le lo que real­men­te quie­res? To­do irá me­jor. Si no tie­nes una re­la­ción es­ta­ble, no ten­drás pro­ble­mas pa­ra con­quis­tar a quien te pro­pon­gas, ya que Cupido es­ta­rá pen­dien­te de ti pa­ra lan­zar sus fle­chas del amor.

Tau­ro

21 de abril al 21 de ma­yo Es­tás de en­ho­ra­bue­na ya que en tu vi­da rei­na­rá la ar­mo­nía. La com­pli­ci­dad con tu pa­re­ja se­rá to­tal y dis­fru­ta­rás de ca­da mo­men­to a su la­do. Eso sí, qui­zás te sien­tas un po­co más pe­re­zo­sa de lo ha­bi­tual y no te ape­tez­ca sa­lir mu­cho; pro­cu­ra ani­mar­te. Sa­lir con tus ami­gas te ayu­da­rá a rom­per con la ru­ti­na y ol­vi­dar­te de los pro­ble­mas.

Gé­mi­nis

22 de ma­yo al 21 de ju­nio

La re­la­ción con tu pa­re­ja es­tá pa­san­do por un mo­men­to ma­ra­vi­llos: no de­jes que na­da ni na­die se in­ter­pon­ga en­tre vo­so­tros. Tus ami­gos lle­van mu­cho tiem­po de­trás de ti pa­ra en­se­ñar­te un lu­gar muy es­pe­cial. No te ha­gas de ro­gar, ya que no te arre­pen­ti­rás y lo pa­sa­rás fe­no­me­nal. Por cier­to, ya es ho­ra de sa­lir de com­pras y re­no­var tu ar­ma­rio.

Cán­cer

22 de ju­nio al 22 de ju­lio Si has fi­na­li­za­do una re­la­ción de pa­re­ja ha­ce po­co tiem­po, ne­ce­si­tas po­ner de tu par­te. So­lo así po­drás su­pe­rar es­ta cri­sis que te tie­ne del re­vés. Si pue­des pa­sar unos días de vacaciones, no lo du­des y haz la ma­le­ta. Vol­ve­rás re­no­va­da y con ener­gía pa­ra en­ca­rar el fu­tu­ro. El apo­yo que en­con­tra­rás en tu fa­mi­lia se­rá cla­ve en es­te mo­men­to: re­fú­gia­te en ellos.

Leo

23 de ju­lio al 23 de agos­to

La mo­no­to­nía se ha ins­ta­la­do en tu re­la­ción y con ella ha lle­ga­do el abu­rri­mien­to. Sin em­bar­go, no pa­re­ce que ten­gas ga­nas de so­lu­cio­nar­lo. Si tu co­ra­zón no tie­ne due­ño ten­drás más de una opor­tu­ni­dad pa­ra vol­ver a enamo­rar­te. Dé­ja­te lle­var y no des­car­tes co­men­zar una nue­va re­la­ción. To­do pue­de pa­sar es­te mes.

Vir­go

24 de agos­to al 22 de sep­tiem­bre No te que­rrás se­pa­rar de tu chi­co en nin­gún mo­men­to y la com­pli­ci­dad en­tre vo­so­tros se­rá to­tal. Si has ido de­mo­ran­do la op­ción de ser ma­dre, aho­ra pue­de ser un mo­men­to per­fec­to pa­ra de­ci­dir­te, ya que to­dos los as­tros es­tán de tu par­te. Pro­cu­ra ha­cer un po­co más de ejer­ci­cio: te ayu­da­rá a con­ci­liar el sue­ño, uno de tus pun­tos dé­bi­les.

Li­bra

23 de sep­tiem­bre al 23 de oc­tu­bre Si quie­res que tu re­la­ción de pa­re­ja fun­cio­ne, ne­ce­si­tas cui­dar con mi­mo y pa­sión –y por qué no, con humor– vues­tros en­cuen­tros ín­ti­mos. Por otra par­te, ha­ce tiem­po que no des­can­sas to­do lo que ne­ce­si­tas y aho­ra es cuan­do em­pie­za a pa­sar­te fac­tu­ra. Ten cui­da­do con los po­si­bles des­pis­tes fru­to de ese can­san­cio, so­bre to­do en el tra­ba­jo.

Es­cor­pio

24 de oc­tu­bre al 22 de no­viem­bre Si no tie­nes pa­re­ja es­ta­ble es por­que no quie­res. Sa­bes que cuan­do te lo pro­po­nes es di­fí­cil re­sis­tir­se a tus en­can­tos. De to­das for­mas, no es­ta­ría mal que em­pe­za­ras a pen­sar en sen­tar un po­co la ca­be­za. Vi­vi­rás momentos muy es­pe­cia­les con tu fa­mi­lia y re­cor­da­rás días muy fe­li­ces de tu ni­ñez.

Sa­gi­ta­rio

23 de no­viem­bre al 23 de di­ciem­bre Tu fal­ta de ini­cia­ti­va es la cul­pa­ble de la si­tua­ción que es­tás vi­vien­do en el amor. Re­co­nó­ce­lo: lle­vas de­ma­sia­do tiem­po sus­pi­ran­do por al­guien con el que sa­bes que to­do iría so­bre rue­das ¡si te de­ci­die­ras a ac­tuar de una vez! Pon­te en mar­cha, el éxi­to es­tá más que ase­gu­ra­do. Si ya tie­nes pa­re­ja, en­ho­ra­bue­na, vi­vi­réis una eta­pa inol­vi­da­ble.

Ca­pri­cor­nio

24 de di­ciem­bre al 20 de enero Los ce­los es­tán ha­cien­do mu­cho da­ño a vues­tra re­la­ción. Tie­nes que po­ner más de tu par­te y cen­trar­te en lo que ha­ces y, so­bre to­do, en lo que di­ces pa­ra po­der su­pe­rar es­te ba­che. Si has pen­sa­do en cam­biar de vi­vien­da o ha­cer obras en tu ca­sa, aho­ra po­drás ha­cer reali­dad uno de tus sue­ños. Es ho­ra de in­ver­tir tus aho­rros.

Acua­rio

21 de enero al 18 de fe­bre­ro La nos­tal­gia por la re­la­ción que aca­bas de dar por fi­na­li­za­da te es­tá pa­san­do fac­tu­ra y no te de­ja des­can­sar. De­ja tu or­gu­llo a un la­do y llá­ma­le: lo es­tá es­pe­ran­do. Si quie­res re­cu­pe­rar­le, es la me­jor op­ción pa­ra vol­ver a ser fe­liz. Si pue­des, pla­ni­fi­ca una es­ca­pa­da de fin de se­ma­na: te ven­drá de ma­ra­vi­lla.

Pis­cis

19 de fe­bre­ro al 20 de mar­zo Lle­vas ya de­ma­sia­do tiem­po sin te­ner una re­la­ción sen­ti­men­tal es­ta­ble, y ha lle­ga­do el mo­men­to de po­ner­te ma­nos a la obra pa­ra ter­mi­nar con es­ta se­quía. So­lo es cues­tión de ac­ti­tud. Si quie­res, pue­des. Por otra par­te, si ha­ce tiem­po que dis­cu­tis­te con un fa­mi­liar y nun­ca lo ha­blas­teis, es el mo­men­to de po­ner fin a ese dis­tan­cia­mien­to. Llá­ma­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.