"Es­cri­bir es mi pasion"

Iba pa­ra maes­tro, pe­ro por suer­te pa­ra el gran pú­bli­co, la te­le­vi­sión le ten­tó y le con­quis­tó. A sus 34 años, es­te ma­dri­le­ño pue­de pre­su­mir de ha­ber lle­ga­do a lo más al­to, tan­to en el ám­bi­to pro­fe­sio­nal co­mo en el per­so­nal

AR - - PERSONAJE - Tex­to: CRIS­TI­NA GÓ­MEZ

“Yo siem­pre di­go que to­do el mun­do lle­va un ge­nio den­tro. Es­tán los que na­cen,

co­mo Mo­zart, y los que se ha­cen, co­mo Leo­nar­do. Creo que la cu­rio­si­dad

es el prin­ci­pio de to­da ge­nia­li­dad”

C in­co de la tar­de. He­mos que­da­do con el pre­sen­ta­dor en un ho­tel de la Gran Vía ma­dri­le­ña. Ch­ris­tian apa­re­ce con una son­ri­sa XL, esa que es­ta­mos acos­tum­bra­das a ver en la pe­que­ña pan­ta­lla, y que se in­ten­si­fi­ca aún más al ha­blar de su nue­va no­ve­la, Ma­tar a Leo­nar­do da Vin­ci. En­tre pre­gun­ta y pre­gun­ta, des­cu­bri­mos có­mo, con es­fuer­zo y au­to­for­ma­ción, se ha la­bra­do una im­pe­ca­ble ca­rre­ra: ha da­do sus pi­ni­tos co­mo ac­tor, triun­fó co­mo reportero ‘di­cha­ra­che­ro’ en Cai­ga quien

cai­ga y aca­ba de pu­bli­car su cuar­to li­bro. La vi­da le sonríe y él le de­vuel­ve la son­ri­sa con la sa­tis­fac­ción del tra­ba­jo bien he­cho. Aca­ba de cum­plir sie­te años al fren­te de Pa­sa­pa­la­bra, y lle­va cua­tro fe­liz­men­te ca­sa­do con la gim­nas­ta Al­mu­de­na Cid. Aun­que re­co­no­ce no te­ner un hue­co li­bre en su agen­da, Ch­ris­tian mira con ilu­sión al fu­tu­ro. ¿Sus re­tos? Es­cri­bir dos no­ve­las más, “pre­sen­tar otros sie­te años Pa­sa­pa­la­bra ¡y mu­cho más!”, ase­gu­ra. No lo du­da­mos: ener­gía no le fal­ta.

1 “Leo­nar­do da Vin­ci es el per­so­na­je que más ad­mi­ro”

“Por eso lo ele­gí co­mo pro­ta­go­nis­ta de mi no­ve­la. De él co­no­ce­mos sus éxi­tos, sus gran­des obras, pe­ro creo que lo más bo­ni­to, y lo más des­co­no­ci­do, es có­mo Leo­nar­do lle­ga has­ta ahí, to­dos los fra­ca­sos que tu­vo que vi­vir pa­ra con­ver­tir­se en una de las gran­des men­tes que hoy en día co­no­ce­mos”.

2 “Me gus­ta ir a co­mer a la pla­za de San­ta Ana”

“No me gus­ta mu­cho sa­lir por ahí, soy más de ca­si­ta y de ir a ce­nar con Al­mu­de­na. Eso sí, cuan­do sal­go, me en­can­ta ir a la pla­za de San­ta Ana, en Ma­drid”.

3 “Un re­cuer­do es­pe­cial de mi in­fan­cia: ‘Su­per­mán IV”

“Te­nía sie­te años, pe­ro ja­más ol­vi­da­ré có­mo me sor­pren­die­ron mis pa­dres di­cién­do­me que íba­mos a ver un do­cu­men­tal de pe­ces. De re­pen­te, sue­na la ban­da so­no­ra de John Wi­lliams y sa­le el es­cu­do de Su­per­man en pan­ta­lla. Allí apren­dí a vo­lar, con la ima­gi­na­ción”.

4 “Me gus­ta po­ner­me a es­cri­bir con un ca­fé con le­che”

“Por­tá­til, li­bros, lá­piz, pa­pel, y... un ca­fé con le­che, así es co­mo me gus­ta es­cri­bir. Aun­que he de re­co­no­cer que no ten­go ca­si tiem­po pa­ra ha­cer­lo. Al fi­nal el día tie­ne vein­ti­cua­tro ho­ras y yo me de­bo a mi tra­ba­jo, a mis ami­gos y a mi mu­jer”.

5 “La Tos­ca­na es mi lu­gar pre­fe­ri­do pa­ra las vacaciones”

“Es­te año no sé si ten­dré al­gu­nos días li­bres, pe­ro la ver­dad es que no me que­jo. Si no ten­go vacaciones, se­rá una bue­na se­ñal, pues sig­ni­fi­ca­rá que es­toy de gi­ra con el li­bro. De to­das for­mas, si me pue­do es­ca­par unos días, me iré con Al­mu (Al­mu­de­na Cid, su mu­jer), a la Tos­ca­na, sin du­da. Flo­ren­cia es la ciu­dad que más me gus­ta del mun­do”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.