No si­gas su ejem­plo

AR - - AMOR -

Son la mues­tra más cla­ra de que del amor al odio hay so­lo un pa­so. Si quie­res evi­tar vi­vir en un juz­ga­do a cuen­ta de las de­nun­cias en­tre tú y tu ex, ni se te ocu­rra ac­tuar co­mo es­tas pa­re­jas. Cuan­do la in­fi­de­li­dad ma­ta el amor. Ar­nold Sch­war­ze­neg­ger y Ma­ria Sh­ri­ver (1) ter­mi­na­ron mal a cuen­ta del adul­te­rio del ac­tor re­con­ver ti­do en político. Él lle­gó a te­ner un hi­jo ile­gí­ti­mo con una em­plea­da de ho­gar. Su ta­bla de sal­va­ción: el acuer­do pre­ma­tri­mo­nial... aun­que no siem­pre fun­cio­na. Ti­ger Woods y Elin Nor­de­gren (2) tu­vie­ron que re­ne­go­ciar su acuer­do pre­ma­tri­mo­nial por los es­cán­da­los se­xua­les del gol­fis­ta, que desem­bo­ca­ron en uno de los di­vor­cios más ca­ros de la his­to­ria. Con los hi­jos he­mos to­pa­do. Ha­lle Berr y y Ga­briel Aubr y (3) ter­mi­na­ron a gol­pes... en­tre él y la nue­va pa­re­ja de la ac­triz, Oli­vier Mar­ti­nez. Y to­do por­que Berr y le pi­dió mu­dar­se con su hi­ja a Pa­rís. Tom Crui­se y Ka­tie Hol­mes (4) tam­bién aca­ba­ron mal a cuen­ta de su hi­ja Su­ri, por­que Ka­tie no que­ría que per te­ne­cie­se a la igle­sia de la Cien­cio­lo­gía, de la que Crui­se es em­ba­ja­dor y acé­rri­mo prac­ti­can­te.

1

3

2

4

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.