“La natación me apor­ta vi­ta­li­dad y mol­dea mi cintura”

AR - - FITNESS -

Asus 44 años la mo­de­lo y em­pre­sa­ria Mar Flo­res pue­de pre­su­mir de una fi­gu­ra en­vi­dia­ble. Que se cui­da no es nin­gún se­cre­to, y que es una aman­te del de­por­te tam­po­co. Por eso he­mos que­ri­do ha­blar con ella pa­ra sa­ber qué ac­ti­vi­da­des son las que le dan tan buen re­sul­ta­do. ¿La res­pues­ta? La natación ga­na por go­lea­da. La mo­de­lo, que es­tre­na fa­ce­ta co­mo di­se­ña­do­ra de bol­sos (www.mar­flo­res­ma­drid.com), nos ha con­ta­do qué le apor­ta ha­cer ejer­ci­cio en la pis­ci­na.

Cuén­ta­nos, ¿des­de cuán­do na­das?

Des­de que na­ció mi se­gun­do hi­jo, ya que em­pe­cé a te­ner pro­ble­mas de es­pal­da. De to­das for­mas, es un de­por­te que siem­pre me ha gus­ta­do y lo prac­ti­co mu­chí­si­mo, so­bre to­do en verano.

¿Qué te apor­ta la natación?

So­bre to­do, mu­cha vi­ta­li­dad. Des­pués de me­dia ho­ra o vein­te mi­nu­tos no ne­ce­si­to más, me sien­to me­jor, enér­gi­ca. Ade­más de las ven­ta­jas fí­si­cas que apor­ta cual­quier de­por­te y que to­dos co­no­ce­mos.

¿Qué be­ne­fi­cios con­cre­tos has no­ta­do?

He po­di­do com­pro­bar que po­ten­cia mu­chí­si­mo la mus­cu­la­tu­ra de la es­pal­da. Ade­más, na­dar a crol ayu­da a de­fi­nir los ab­do­mi­na­les y la cintura. En ge­ne­ral, la natación ayu­da a mus­cu­lar el cuer­po. Sí, lle­vo mu­chos años ha­cien­do de­por­te de for­ma con­ti­nua. La natación es un com­ple­men­to de otras ru­ti­nas de en­tre­na­mien­tos que prac­ti­co, co­mo pi­la­tes o EEM-Body [elec­tro­mus­cu­la­ción]. De­di­co dos días a la se­ma­na a pi­la­tes, uno más a EEM y uno a natación.

¿Tan­to en verano co­mo en in­vierno?

En verano na­do prác­ti­ca­men­te a dia­rio por­que me re­sul­ta mu­cho más fá­cil: ten­go más tiem­po. En in­vierno soy más pe­re­zo­sa, por el te­ma del pe­lo, pe­ro pro­cu­ro te­ner una con­ti­nui­dad y no de­jar de prac­ti­car­la.

¿Qué le di­rías a aque­llos que es­tán pen­san­do en ir a la pis­ci­na pe­ro les echa pa­ra atrás con­ti­nuar des­pués del verano?

Que en cuan­to se co­ge un po­co de ru­ti­na ¡se ob­tie­nen unos re­sul­ta­dos in­me­jo­ra­bles! Y se tra­ba­jan múscu­los que de otra for­ma es im­po­si­ble.

¿Te gus­ta el mar o pre­fie­res la pis­ci­na?

De­fi­ni­ti­va­men­te, pa­ra ha­cer ejer­ci­cio pre­fie­ro la pis­ci­na, pro­cu­ran­do man­te­ner un rit­mo de pul­sa­cio­nes re­la­ti­va­men­te al­to. En el mar sue­lo prac­ti­car snor­kel con mis hi­jos, pe­ro con tran­qui­li­dad. Lo ha­ce­mos so­lo pa­ra di­ver­tir­nos y pa­sar un buen ra­to.

aquagym? Sí, en los em­ba­ra­zos, y real­men­te es ge­nial. Es un de­por­te que, por suer­te, no sue­le es­tar con­tra­in­di­ca­do en el em­ba­ra­zo, sal­vo en las úl­ti­mas se­ma­nas, y en to­do ca­so a no ser que el mé­di­co di­ga lo con­tra­rio.

¿Has prac­ti­ca­do al­gu­na vez

Pre­ci­sa­men­te eres una aban­de­ra­da de la natación pa­ra em­ba­ra­za­das. ¿Nos cuen­tas tu ex­pe­rien­cia?

Na­dar fue la for­ma de man­te­ner el pe­so co­rrec­to, ya que du­ran­te los em­ba­ra­zos no me he pri­va­do de na­da por­que es­ta­ba ham­brien­ta a to­das ho­ras. Eso sí, pro­cu­ra­ba se­guir una die­ta equi­li­bra­da y, por su­pues­to, me da­ba al­gún que otro ca­pri­cho.

¿Na­das con al­gu­na mú­si­ca en es­pe­cial?

¡No! Mi mo­men­to de natación es con ga­fas, en si­len­cio... ¡Y a to­da ca­ña!

¿Les gus­ta na­dar a tus hi­jos?

Mis hi­jos, por suer­te, ado­ran el de­por­te, so­bre to­do el ba­lon­ces­to y el fút­bol. En verano nos lan­za­mos al agua to­da la fa­mi­lia, nos po­ne­mos las ale­tas y las ga­fas y ve­mos los fon­dos ma­ri­nos de las pla­yas que vi­si­ta­mos. Uno de mis hi­jos ha lle­ga­do a ba­jar do­ce me­tros a pul­món ¡con tan so­lo 6 años!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.