SUS ME­JO­RES ‘POSTS’ ¿Son pe­li­gro­sas las ga­fas de sol ba­ra­tas?

AR - - 100% AR -

1. El mal me­nor. Las len­tes de ma­la ca­li­dad pue­den pre­sen­tar im­per­fec­cio­nes, co­mo bur­bu­jas o ru­go­si­da­des, que pue­den dar lu­gar a abe­rra­cio­nes o dis­tor­sio­nes en la vi­sión. Cui­da­do en­ton­ces si las va­mos a uti­li­zar, por ejem­plo, pa­ra con­du­cir. 2. El mal ma­yor. Cuan­do el ojo es­tá en un am­bien­te os­cu­ro, la pu­pi­la se di­la­ta pa­ra de­jar pa­sar más can­ti­dad de luz y con­se­guir una me­jor vi­sión. Al usar ga­fas de sol ba­ra­tas de ma­la ca­li­dad, sin fil­tro UV, se di­la­ta la pu­pi­la y le es­ta­mos po­nien­do una au­to­pis­ta sin fre­nos a la ra­dia­ción da­ñi­na pa­ra que pe­ne­tre al in­te­rior. Con­clu­sión: usar ga­fas ‘de los chi­nos’ es peor que no usar­las, pues re­ci­bi­re­mos más ra­dia­ción en el ojo. En los ni­ños, el uso de ga­fas de sol es in­clu­so más im­por­tan­te. Su cris­ta­lino es aún in­ma­du­ro, más trans­pa­ren­te y de­ja pa­sar ma­yor can­ti­dad de ra­yos UV que el de los adul­tos. Exis­ten mar­cas co­mo Chic­co, con len­tes de ca­li­dad, cu­yas ga­fas cues­tan unos 15 eu­ros. Es cier­to que por usar unas ga­fas de sol ba­ra­tas del chino un día no nos va­mos a que­dar cie­gos irre­ver­si­ble­men­te. Pe­ro sí pue­den cau­sar que­ma­du­ras en la cór­nea, da­ños en la con­jun­ti­va, en el cris­ta­lino y en la retina.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.