Píl­do­ras an­ti­con­cep­ti­vas, efec­tos se­cun­da­rios

AR - - 100% AR -

Aun­que ya ha­ce me­dio si­glo que se in­ven­tó la píl­do­ra, aún se in­ves­ti­ga so­bre píl­do­ras an­ti­con­cep­ti­vas y efec­tos se­cun­da­rios con la in­ten­ción de mi­ni­mi­zar sus ries­gos aso­cia­dos, co­mo el de trom­boem­bo­lis­mo ve­no­so (TEV). An­te es­to, la Agen­cia Es­pa­ño­la del Me­di­ca­men­to in­for­mó en su úl­ti­mo co­mu­ni­ca­do de que el be­ne­fi­cio de su uso pa­ra pre­ve­nir em­ba­ra­zos es ma­yor que el ries­go. El ries­go es ba­jo y va­ría en fun­ción del an­ti­con­cep­ti­vo. Las más usa­das son las que com­bi­nan es­tró­ge­nos con pro­ges­tá­ge­nos.

¿Y cuál es la no­ve­dad? Se es­tán co­mer­cia­li­zan­do nue­vas píl­do­ras que con­tie­nen es­tró­geno na­tu­ral, es­tra­diol, idén­ti­co al pro­du­ci­do por la mu­jer. Se han rea­li­za­do es­tu­dios que su­gie­ren una dis­mi­nu­ción del ries­go de trom­bo­sis. Su efec­to me­ta­bó­li­co es más neu­tro so­bre el hí­ga­do. Y su in­fluen­cia so­bre co­les­te­rol, tri­gli­cé­ri­dos, glu­co­sa e in­su­li­na es mí­ni­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.