Ce­real teff

AR - - 100% AR -

De­trás de ese nom­bre tan exó­ti­co y mis­te­rio­so no hay más que un sim­ple ce­real que se cul­ti­va en Etio­pía y con el que fa­bri­can esa es­pe­cie de pan plano que ha­ce las ve­ces de cu­bier­tos. Co­mer teff es­tá de mo­da, pues se le atri­bu­yen una se­rie de pro­pie­da­des irre­sis­ti­bles que va­mos a ana­li­zar. 1. No con­tie­ne glu­ten: ver­da­de­ro. No con­tie­ne glu­ten, lo cual lo con­vier­te en una bue­na al­ter­na­ti­va pa­ra ce­lia­cos. 2. No es ca­ló­ri­co: fal­so. Su apor­te de ca­lo­rías es muy si­mi­lar al del arroz. 3. Es ri­co en cal­cio y hie­rro: ver­da­de­ro. 100 g de teff apor­tan tan­to cal­cio co­mo un yo­gur. En cuan­to al hie­rro, por ca­da 100 g, apor­ta 5,4 mg de hie­rro fren­te a los 4 g de las es­pi­na­cas. 4. Es ri­co en vitamina C: fal­so. La man­za­na o el plá­tano, por ejem­plo, tie­nen vein­te ve­ces más. 5. Con­tie­ne pro­teí­nas y ami­noá­ci­dos de ca­li­dad: ver­da­de­ro. Pe­ro la can­ti­dad de pro­teí­nas que con­tie­ne el teff es in­fe­rior a la de len­te­jas o gar­ban­zos. 6. Se pue­de in­tro­du­cir en nues­tra ali­men­ta­ción del mis­mo mo­do que el tri­go: fal­so. No son com­pa­ra­bles ni en su ca­pa­ci­dad pa­ni­fi­ca­do­ra, ni en su ver­sa­ti­li­dad, ni en su sa­bor. 7. Tie­ne un ín­di­ce glu­cé­mi­co ba­jo: ver­da­de­ro. Ade­cua­do pa­ra dia­bé­ti­cos o de­por­tis­tas. 8. Si se con­su­me en un país po­bre, se­rá ba­ra­to: fal­so. Su pro­duc­ción es mi­no­ri­ta­ria y sus pre­cios ele­va­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.