¿Qué en­fer­me­da­des voy a pa­de­cer?

AR - - BELLEZA -

Un estudio nutrigenético no so­lo es útil pa­ra de­tec­tar qué ali­men­tos nos ayu­da­rán a man­te­ner la fi­gu­ra. Tam­bién po­dre­mos con­tro­lar al­gu­nas do­len­cias aso­cia­das a una nu­tri­ción inade­cua­da. Por suer te, el 80 % de es­tas pa­to­lo­gías pue­den pre­de­cir­se: dia­be­tes, au­men­to de la pre­sión ar te­rial, co­les­te­rol, hí­ga­do gra­so, pro­ble­mas gas­tro­in­tes­ti­na­les..., y otros co­mo los neu­ro­ló­gi­cos, os­teoar ti­cu­la­res, ap­nea del sue­ño o el cán­cer, la en­fer­me­dad don­de los test ge­né­ti­cos más han evo­lu­cio­na­do. Ade­más, los be­ne­fi­cios de in­ver tir en es­tos test son mu­chos: in­cre­men­tar la efi­ca­cia de los tra­ta­mien­tos, aba­ra­tar cos­tes gra­cias a su fun­ción pre­ven­ti­va y ha­cer­se con fár­ma­cos per­so­na­li­za­dos: “Acu­dir al su­per­mer­ca­do a por los ali­men­tos apro­pia­dos pa­ra ca­da ge­no­ti­po es ya po­si­ble”, aña­den des­de el Cen­tro Eu­roEs­pes, que ha desa­rro­lla­do ya la pri­me­ra tar­je­ta far­ma­co­ge­né­ti­ca di­gi­tal pa­ra in­di­vi­dua­li­zar el uso de fár­ma­cos: per­mi­te dar con el per­fil ge­né­ti­co y las me­di­ci­nas que ca­da per­so­na pue­de usar o de­be evi­tar, muy útil cuan­do el 75 % te­ne­mos al­gún de­fec­to ge­nó­mi­co que nos vuel­ve vul­ne­ra­bles a efec­tos in­de­sea­bles. Tam­bién cuen­tan con un pro­gra­ma es­pe­cial de pre­ven­ción de ries­go ce­re­bral pa­ra eje­cu­ti­vos de em­pre­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.