“Em­pe­zar un lu­nes, ga­ran­tía de éxi­to”

AR - - NUTRICIÓN -

Co­mo coach, Guillermo tra­ta de en­se­ñar, tan­to a par­ti­cu­la­res co­mo a pro­fe­sio­na­les, no so­lo las ba­ses de una vi­da sa­lu­da­ble, sino a en­con­trar las he­rra­mien­tas ne­ce­sa­rias, des­cu­brir las ra­zo­nes que mo­ti­ven al pa­cien­te y re­edu­car su ali­men­ta­ción pa­ra una bue­na con­duc­ta nu­tri­cio­nal. En es­te re­co­rri­do, las emo­cio­nes y los ele­men­tos ex­ter­nos ju­ga­rán un pa­pel fun­da­men­tal. Pa­ra no mo­rir en el in­ten­to nos ofre­ce al­gu­nas cla­ves.

Co­no­cer los fac­to­res ex­ter­nos que ha­rán el ca­mino más di­fí­cil.

“Un buen pro­fe­sio­nal que res­pal­de una die­ta es fun­da­men­tal. Él ayu­da­rá a ana­li­zar las in­fluen­cias ex­ter­nas del pa­cien­te [cul­tu­ra, cos­tum­bres, ami­gos...] y le da­rá a co­no­cer al­gu­nos ‘tru­cos’ de már­ke­ting que los su­per­mer­ca­dos po­nen en prác­ti­ca pa­ra en­ga­tu­sar a sus clien­tes, y así evi­ta­rá que cai­gan en ellos. Son as­pec­tos que de­be­mos co­no­cer pa­ra es­tar pre­pa­ra­dos, de­fen­der­nos y rea­li­zar la me­jor elec­ción pa­ra que la sa­lud no sal­ga afec­ta­da”, ase­gu­ra Guillermo.

Sa­ber que el efec­to pla­cen­te­ro no du­ra eter­na­men­te.

Es in­du­da­ble que cier­tos ali­men­tos pro­du­cen en no­so­tras una reac­ción po­si­ti­va: “El efec­to pla­cen­te­ro que te pro­du­ce, por ejem­plo, co­mer cho­co­la­te nun­ca du­ra­rá más de dos ho­ras, así que es me­jor que la per­so­na com­pren­da que la so­lu­ción real a sus pro­ble­mas no es­tá en co­mer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.