La som­bra uni­ver­sal

AR - - SUMARIO - Tex­to: SO­NIA FOR­NIE­LES

El co­lor gra­na­te que­da ofi­cial­men­te de­cla­ra­do ‘tono fa­vo­re­ce­dor’.

¿No aca­bas de dar con el tono ade­cua­do pa­ra ma­qui­llar tus ojos? ¿Al fi­nal siem­pre aca­bas dán­do­te un to­que­ci­to de ma­rrón? Sa­be­mos qué co­lor te que­da­rá bien. Bueno, a ti... y a to­das.

Si­tué­mo­nos: se­ma­na de la mo­da de Nue­va York, backs­ta­ge del di­se­ña­dor Ale­xan­der Herch­co­vitch en el Lin­coln Cen­ter. Ma­qui­lla­do­res, pe­lu­que­ros y mo­de­los por do­quier y, so­bre los to­ca­do­res, pa­le­tas de som­bras, pin­ce­les man­cha­dos, ba­rras de labios, ba­ses de ma­qui­lla­je... De re­pen­te, el je­fe de ma­qui­lla­je, Phi­lip­pe Chansel, con­fie­sa ha­ber des­cu­bier­to la som­bra de ojos uni­ver­sal. Sí, esa que ga­ran­ti­za “que va a que­dar bien sea cual sea el tono de piel y de ojo de la mu­jer”, ex­pli­ca­ba ufano a los pe­rio­dis­tas que pu­lu­lan por allí.

No bus­ques más

¿Cuál es ese co­lor, ese co­mo­dín, esa som­bra má­gi­ca? “Bor­go­ña”, sen­ten­cia. Gra­na­te, bur­deos, vino tin­to... El co­lor tie­ne mu­chos nom­bres y di­fe­ren­tes in­ten­si­da­des, pe­ro es uno y aho­ra lo co­no­ce­mos to­das. A es­ta con­clu­sión no lle­gó por azar, ya que por sus ma­nos pa­san cien­tos de mo­de­los a las que ha ma­qui­lla­do de to­das las for­mas ima­gi­na­bles, y es­te co­lor les sen­ta­ba bien a to­das: “A ve­ces al ma­qui­llar un ojo hay que uti­li­zar di­fe­ren­tes to­nos pa­ra con­se­guir un buen re­sul­ta­do: adap­tar el ma­qui­lla­je se­gún la for­ma del pár­pa­do. Pe­ro no ocu­rre lo mis­mo con es­te co­lor. Tie­ne el su­fi­cien­te pig­men­to pa­ra que­dar bien en cual­quier ti­po de piel y ojo, y es una bue­na al­ter­na­ti­va a los clá­si­cos ma­rrón y ne­gro”, ex­pli­có Chansel en el backs­ta­ge.

Aho­ra bien, hay que te­ner en cuen­ta que es un co­lor fa­vo­re­ce­dor, no una va­ri­ta má­gi­ca, y el se­cre­to de su éxi­to es­tá en sa­ber apli­car­lo y en­con­trar la in­ten­si­dad ade­cua­da: “La for­ma más sen­ci­lla de usar­lo se­ría po­nién­do­lo en la ba­se de las pes­ta­ñas, pa­ra real­zar el co­lor de los ojos. Otra for­ma fá­cil es po­ner, de la mi­tad del ojo ha­cia fue­ra, el tono más os­cu­ro, y en la otra mi­tad el más cla­ro. Y di­fu­mi­nar­lo bien pa­ra que no ha­ya cor­te”, cuen­ta Est­her Mon­to­ro, de Ma­ke Up for Ever.

“Tras ma­qui­llar a de­ce­nas de mo­de­los com­pren­dí que el bor­go­ña les sen­ta­ba bien a to­das” PHI­LIP­PE CHANSEL

2 Se­gu­ra­men­te no se nos ha­bía ocu­rri­do. ¿Una som­bra de ojos gra­na­te? ¿Pa­ra ca­da día? Pues sí. Las mo­de­los de Herch­co­vitch (3) la lle­van con un tra­zo en la cuen­ca del ojo. La apues­ta de Ma­cdo­nald y Ro­dar­te (1,2 y 4) es más atre­vi­da y so­lo pa­ra la no­che.

1

4

3

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.